ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 935 Esa fue mi primera vez

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9346

Actualizado: 2020-02-27 00:02


Sin perder un solo momento, Sheffield dejó su trabajo a un lado y volvió a llamar a Matthew.

Respondió el asistente de Matthew, "Hola, señor Tang. Soy el asistente del señor Matthew Huo. En estos momentos se encuentra en una reunión, pero me pidió que le dijera que le gustaría encontrarse con usted en el Waterfront Cafe esta noche. ¿Le viene bien, señor Tang?".

'¿De verdad?', Sheffield echó un vistazo a su reloj y se dio cuenta de que ya eran más de las nueve de la noche. "Está bien. ¿Cuándo terminará su reunión?".

"El señor Matthew Huo tiene que tomar un vuelo mañana por la mañana temprano. Esta es su última reunión del día. Hace media hora que empezó, así que supongo que no tardará en finalizar". Lo que el asistente quiso sugerir fue que Sheffield debería salir ahora y esperar a Matthew en el café.

Sheffield sonrió y respondió, "Entiendo".

Después de colgar el teléfono, Sheffield les dijo a sus ayudantes que se encargaran del resto del trabajo, y luego se cambió de ropa y salió para el café.

En el Waterfront Cafe

Un camarero se acercó y recibió a Sheffield con entusiasmo, "¡Buenas tardes, señor! ¿Tiene reserva?".

Sheffield pensó por un segundo y dijo, "¿Hay alguna reserva con el nombre de Matthew Huo?".

"En efecto. ¿Es usted el señor Tang? Tiene reservada una habitación privada en el segundo piso. Por favor, sígame".

Sheffield siguió al camarero hasta el segundo piso de la cafetería.

La estancia estaba decorada en un estilo moderno y tenía un baño independiente adjunto. Había varias estanterías alineadas contra las paredes, llenas de todo tipo de libros. Encima de una gran mesa de madera había una cafetera automática y una amplia selección de granos de café para elegir. También había un piano vintage justo al lado de la mesa, unos sofás de cuero y algunas plantas verdes en macetas.

Sheffield pidió una taza de café recién molido mientras tomaba asiento.

Cuando el camarero se fue, caminó hacia el piano y abrió la tapa que protegía el teclado. Sus finos dedos pasearon por el teclado, y tocaron unas cuantas notas al azar, haciendo que una hermosa melodía llenara el silencio en la habitación.

Después de perder rápidamente el interés, cerró con cuidado la tapa del teclado y abrió las cortinas de la ventana francesa. Lo primero que le llamó la atención fue el edificio del Grupo Theo.

De pie frente a la ventana y mirando las palabras 'Grupo Theo', Sheffield se sumió en una profunda cavilación.

Aunque el Grupo Theo no era tan influyente como el Grupo ZL, no dejaba de ser una de las empresas líderes en la Ciudad Y. Ambas eran empresas reconocidas internacionalmente y estaban clasificadas entre las 100 mejores del mundo.

Los rumores decían que la salud del jefe de Grupo Theo empeoraba cada año. Esta noticia había

D, mi hermana descubrió que estaba embarazada".

'Oh, entonces Evelyn no está embarazada ahora...'. Sheffield se recostó en su asiento, esforzándose por dar sentido a la situación. 'Espera un momento... ¿Evelyn se quedó embarazada cuando regresó de Ciudad D?'. Volviendo en sí, gritó, "¡Imposible! ¡Recuerdo claramente haber usado protección esa noche!".

Matthew recibió el comentario con desagrado. "¿Estás insinuando que mi hermana quedó embarazada de otro hombre?".

"¡No! No quise decir eso". 'Sé que Evelyn no es ese tipo de persona, pero ¿de qué otra forma quedaría embarazada? ¿Cómo pudo suceder? ¿Qué hice mal para que eso pasara?'.

Las preguntas se sucedieron en su mente.

Incapaz de encontrar una respuesta que tuviera sentido, Sheffield cayó en la incertidumbre. "Quizás fue porque... Esa fue mi primera vez. ¿Quizá utilicé los condones de manera incorrecta?". Pero luego sacudió la cabeza y murmuró para sí mismo, "Pero... La verdad es que no me pareció así. No puedo haber sido tan torpe...". Aunque Sheffield no había tenido relaciones sexuales con una mujer antes de conocer a Evelyn, sabía lo suficiente sobre sexo como cualquier otro hombre.

Si ni siquiera hubiera sabido cómo usar un condón correctamente, no hubiera teniendo relaciones sexuales, eso por descontado.

El desconcertado murmullo de Sheffield hizo que Matthew se impacientara. "Hasta donde puedo entender, ¿me estás diciendo que mi hermana quedó embarazada de otra persona?".

"¡No, para nada! Quizás fuera la calidad de los condones. Después de todo, eran un regalo de la casa de huéspedes. Podría haberse roto durante...". Sheffield recordó el intenso deseo que había sentido por Evelyn esa noche. No podía pensar en otra cosa que en estar con ella.

Matthew lo miró torciendo el gesto. "No estoy aquí para oír hablar de lo fuerte que puedas ser en la cama".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir