ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 939 Tu querido Sheffield

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8215

Actualizado: 2020-02-28 00:09


A pesar de que Sheffield estaba molesto, no había nada que pudiera hacer ahora. "Está bien. Maestro, me voy. Tengo asuntos muy urgentes que atender".

"¿Te vas? Ni siquiera te has lavado la cara", dijo Vernon.

Pasándose la mano por la cara, Sheffield se dio cuenta de que el viejo tenía razón. Tuvo que volver al baño para lavarse la cara apresuradamente, y no se fue hasta después del desayuno.

Se sentía culpable por pasar tan poco tiempo con Vernon, por lo que le prometió, "Sé que no tuvimos mucho tiempo esta vez. Te visitaré en cuanto regrese de Francia".

Vernon resopló y lo miró de reojo. "Bueno... También podrías dejar que te acompañe".

"No puedo. Voy con mi novia, y tres son multitud. Podemos ir a donde quieras cuando regrese".

"Suena bien. ¿Qué tal al Polo Sur?".

Sheffield se quedó boquiabierto. "Sé realista, maestro. No sabes nadar, e incluso si supieras, allí hace demasiado frío. Me preocuparía que alguien de tu edad vaya allí. No es un buen lugar para ti". 'Nos moriríamos de frío allí', pensó Sheffield.

Vernon lo miró fijamente. "Entonces, ¿vas a ir conmigo o no?".

Al mirar al viejo, Sheffield de repente se sintió mal por él. "Claro, maestro. Lo que quieras".

Hubo un destello en los ojos de Vernon. "Lo que yo quiera. ¡Qué filosofía tan placentera! ¡Bien, puedes irte ya!".

"Estupendo. ¡Adiós, maestro!". Sheffield se alejó corriendo.

Al verlo irse, el joven discípulo de Vernon preguntó confuso, "Maestro, ¿sabe lo que ha estado haciendo últimamente el Sr. Tang?".

"¡Jum! Él siempre es tan misterioso. Soy su maestro y ni siquiera yo sé mucho sobre él". Sheffield solo le había pedido ayuda una vez, cuando intentó revocar la sentencia de su madre, Ingrid. Normalmente se guardaba todas las cosas para sí mismo.

El discípulo asintió, a pesar de no entenderlo completamente. Pero no preguntó nada más y continuó secando las hierbas medicinales.

Cuando Sheffield llegó a la oficina de Evelyn, ella aún no había llegado.

Entonces él sacó un bolígrafo y un papel, y escribió algunas palabras para ella.

"Evelyn, mi amor, te debo una disculpa. Te compensaré por todo lo que te he hecho pasar. Dedicaré el resto de mi vida a compensarte. Volveré más tarde. Tu querido Sheffield".

Repasó lo que había escrito y, satisfecho con el mensaje, lo dobló y lo puso sobre el escritorio de Evelyn.

Luego miró su reloj. Ya eran más de las 8 y aún no había rastro de Evelyn.

Usó el teléfono que h

mar a Sheffield?".

¿Podría ella hacer eso? ¡Por supuesto que no!

"Mira, le dije a papá que me comprometería contigo, pero no tengo tiempo para esto. Tengo que irme. No voy a perder mi vuelo porque tú tengas algunas nociones raras de lo que debería o no debería hacer".

"Evelyn, ¡no te dejaré ir de viaje con otro hombre!". Calvert no estaba dispuesto a dejarla ir.

Evelyn estaba cada vez más furiosa. "No soy una mujer indefensa, ¿sabes? Si me obligaras, podría hacerte la vida... muy difícil". Había estado demasiado cansada para enfrentarse con todo eso. Pero lo cierto era que si ella quisiera, podría hacerle mucho daño a Calvert.

"Por supuesto. No esperaría menos de la hija de Carlos Huo. Podrías arruinarme financieramente, podrías hacérmelo pasar muy mal, hasta podrías destruirme. Adelante. Haz todo el daño que puedas. Pero solo escúchate a ti misma. ¿Qué tiene Sheffield que yo no tenga? Te amo más de lo que ese imbécil lo hará nunca". Calvert empezó a dejarse llevar. Se acercó a ella y ella no pudo retroceder. Viendo que Evelyn no se movía, Calvert la presionó con fuerza contra la puerta.

Sintiendo su peso contra ella, Evelyn perdió por completo la paciencia. Sacó su teléfono del bolso y se dispuso a llamar a Tayson, pero Calvert se lo arrebató.

Él inclinó la cabeza ligeramente y se acercó para besarla.

Al darse cuenta de lo que iba a hacer, Evelyn lo apartó de un empujón. Tomado por sorpresa, Calvert retrocedió unos pasos y la miró incapaz de creer. '¿Qué es lo que le pasa? ¿Qué control tiene ese Sheffield sobre ella? Nunca me da ni la más mínima oportunidad de demostrarle lo que siento'.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir