ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 944 Dame un abrazo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9020

Actualizado: 2020-03-01 00:02


Joshua estuvo de acuerdo con Sheffield en esto. Después de todo, lo había pillado teniendo relaciones sexuales con Evelyn dos veces, una en el club y la otra en el auto. "Solo quiero preguntarte en qué otros lugares no has probado a hacerlo con Evelyn", dijo.

"¡Hombre! ¡Aún nos quedan muchos sitios por probar!". Sheffield apagó la aspiradora y agarró la fregona. "Quiero probar con Evelyn en muchos otros lugares: en un parque, una ribera, una playa, una montaña, en la compañía, en un árbol... Y también quiero probarlo en tu cama".

"¿En mi cama?". Joshua encendió un cigarrillo. "Está bien, volvamos un paso atrás y veamos esto detenidamente. Para empezar, eres un pervertido. Necesitas ver a un psiquiatra. Pero bueno, ya que estamos, ¿te gustaría probar un trío?", agregó.

"¿Te gustaría probar a que te atropellara con mi coche?", dijo Sheffield fulminándolo con la mirada.

Joshua no dijo nada más. Después de todo, no fue él quien comenzó esta batalla verbal.

Media hora después

Mientras atacaba un suculento trozo de carne, Gifford miró a Sheffield, que llevaba una botella de licor en los brazos. Volviendo la cara, le dijo a Joshua un poco confuso, "Hoy está un poco raro, ¿no te parece?".

Joshua se recostó cómodamente sobre el sofá, sentado con una pierna sobre la otra y dijo, "Sí. Es que hay una foto de su chica con otro hombre en Internet. Y todo el mundo anda celebrándolos y dándoles sus bendiciones. Así que no me extraña que esté raro".

Gifford se quedó a cuadros. "¿Por qué?".

"Pues porque ahora todo el mundo piensa que el novio es el otro hombre. Y Sheffield es su amante secreto, al que nadie conoce".

Los ojos de Gifford se dispararon desconcertados. ¿Cómo es posible que un mujeriego tan popular y experimentado como Sheffield quedara reducido a un estado tan miserable? "Esa mujer no es fácil, de ninguna manera. El mero hecho de que lograra convencer a Sheffield de que fuera su amante secreto es un testimonio de lo resueltamente retorcida que puede llegar a ser". Joshua se echó a reír.

Sheffield entrecerró los ojos y le gritó, "¡No hables así de ella!".

"¡Guau! ¿Por qué la proteges tanto?". Gifford arrancó un trozo de pato asado y lo devoró felizmente.

Sheffield bostezó y tomó otro sorbo de vino. Mirando pensativamente el líquido dentro de la botella, no pudo evitar volver a pensar en Evelyn. 'Te extraño, Eve', pensó apesadumbrado.

Girando el vaso de vino tinto distraídamente, Joshua decidió contarle a Gifford lo que había sucedido. "Hoy, a nuestro legendario Sheffield le dejó plantado su chica. No solo ha perdido el dinero que le costaron los dos billetes de avión de primera clase, sino que además, tuvo que presenciar c

l universo en su vida anterior para que tuviera tanta suerte en esta vida. Al final resultó que la mujer de la que Sheffield estaba enamorada era Evelyn. Estar con una mujer tan hermosa requería toda la suerte del mundo.

"¿No está él aquí?", dijo Evelyn rompiendo el incómodo silencio.

"Sí, sí. Entra, Evelyn". Se apresuraron a dejarle paso para que entrara.

El olor a alcohol era aún más fuerte en el interior del apartamento. Había varias botellas vacías de licor y vino tinto esparcidas por el suelo. Al otro lado, Sheffield yacía en el sofá como si estuviera muerto. Ella frunció el ceño y preguntó, "¿Cuánto vino han bebido ustedes?".

Con una sonrisa avergonzada, Joshua señaló rápidamente hacia el sofá y dijo, "Él es el que más ha bebido. Gifford y yo bebimos un poco nada más".

Gifford miró a Joshua, pero no dijo nada. 'Recuerdo haberlo visto acabar con una botella entera él solo'.

Joshua corrió hacia Sheffield y le pateó su larga pierna. "¡Sheffield, mira quién ha venido! Levántate. Es Evelyn...".

De repente, Sheffield agarró la mano de Joshua y tiró de él.

Tomado por sorpresa, Joshua cayó sobre Sheffield.

Pero afortunadamente, antes de aterrizar encima del borracho, Joshua se apoyó en el sofá con las manos. De lo contrario, hubiera aplastado al médico.

Para su sorpresa, Sheffield volvió a extender sus brazos y acercó a Joshua a él, frotando la cabeza contra su pecho. "Evelyn, estás aquí. Dame un abrazo...", dijo pensando que Joshua era ella.

Mirando a todos desde los brazos de Sheffield, Joshua estaba sin palabras.

Al ver una escena tan extraña, Gifford, Joshua y Evelyn tampoco supieron qué decir.

Evelyn contuvo la risa y tosió. "Me alegra ver que todos ustedes están aquí haciéndole compañía. Quizás debería irme. Los veo más tarde".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir