ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 946 Mi futuro yerno

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7233

Actualizado: 2020-03-01 10:08


"Sabes que estoy loco por ti. ¿Por qué no me dijiste que estabas embarazada? ¿No confías en mi? ¿Creías que me escaparía? Yo no soy así. Evelyn, debes haber sentido tanto miedo. Miedo y dolor. Lamento no haber estado allí para ti. Ojalá hubiera podido quitarte el dolor y sentirlo yo en tu lugar. Por favor, perdóname...", Sheffield susurró suavemente en su oído. Evelyn no pudo contener más las lágrimas, y dejó que corrieran por sus mejillas.

¿Cómo era posible que hubiera quienes pensaran que Sheffield no era digno de ella? Era un tipo maravilloso, que la amaba con toda su alma y todo su corazón. Evelyn pensó que ella no era digna de él.

"Sé que probablemente resulto infantil a veces. Y tal vez Calvert se comporta con más madurez que yo y que eso te gusta. Pero prometo ser maduro. No me comportaré como un niño más, ¿de acuerdo?". Él sostuvo su mano con fuerza y agregó cariñosamente, "Evelyn, nunca me resignaré. Eres el único amor de mi vida".

Un reguero de lágrimas calientes se deslizó por sus mejillas y cayeron en las manos de Sheffield.

Una gota, luego dos y luego más...

Sheffield sintió que algo le pasaba a Evelyn. Él le levantó la cabeza para mirarla y descubrió que estaba llorando.

El rostro de su chica estaba cubierto de lágrimas y aquello le partió el corazón.

Sintió un ataque de pánico que le ayudó a recuperar algo de sobriedad. "¿Por qué lloras, Eve? ¿Qué hice? ¿Dije algo malo? Evelyn, no llores. Me callaré si quieres".

Él bajó la cabeza y besó suavemente las lágrimas en su rostro, con los labios acarició sus párpados, sus mejillas, sus labios. Evelyn se abrazó a su cuello y le devolvió el beso.

El apartamento quedó en silencio. Lo único que se oía era sus respiraciones.

Un momento después, él la acostó en el sofá, con su largo cabello cayendo en cascada hacia el suelo.

La miró con los ojos rojos por el vino. "¡Cariño, nunca te decepcionaré!", dijo él.

Evelyn besó sus labios. "Más te vale no hacerlo", bromeó ella juguetonamente.

La noche pasó con aquellos dos corazones apasionados latiendo al unísono y consolándose el uno al otro.

En la mansión de la familia Huo

Debbie miró a Carlo

o es culpa de ese tipo. Si no fuera tan misterioso...".

"Ya no quiero oír más excusas. Antes estabas enojado con él por poner en peligro la vida de Evelyn. Pero Matthew dijo que Sheffield ni siquiera sabía nada del embarazo. Fue sólo un accidente. Y ahora, estás diciendo que es demasiado misterioso. Creo que solo estás celoso de él, porque es más joven y atractivo. ¡Y por eso no te gusta!". Debbie finalmente se dio cuenta de por qué Carlos nunca le daría un descanso al joven médico.

El corazón de Carlos se hundió. Cuando era joven, había sido tan guapo que Debbie había estado loca por él. ¿Por qué iba a estar celoso de un muchacho joven? 'Solo voy entrado en una edad. ¿Ya no le atraigo tanto como antes?'. Carlos se desabrochó el pijama con calma. "¿Qué tal si tenemos otro hijo y dejamos que nuestros otros hijos lo cuiden?".

Debbie se sonrojó, empujó a su marido y gritó, "Vete. ¡Eres un viejo pervertido!".

Carlos la tomó en sus brazos y se sentó contra la cabecera. "No te preocupes por Sheffield. Descubriré lo que hace todo el día. Y entonces lo dejaré estar con Evelyn".

Debbie no estaba de humor para discutir con él. "Lo que tú digas. Pero no quiero que Calvert sea mi yerno".

"Eso lo sé".

Cuando Sheffield se despertó a la mañana siguiente, estaba solo en la cama. El aroma de Evelyn aún flotaba en el aire.

Entonces apartó la fina colcha, sacó su pijama del armario y abrió la puerta del dormitorio.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir