ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 965 Alguien como tú

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8519

Actualizado: 2020-03-08 00:02


Pero si trataban del matrimonio de su nieta mayor, Miranda quería saberlo todo. Así que Debbie le contó a Miranda todo lo que sabía.

"Carlos estaba enfadado con Sheffield porque la dejó embarazada. Y eso lo entiendo. Yo también estaba enfadada. Mi hija pertenece es tan valiosa... y él casi la mata. ¿Cómo no iba a enfadarme? Y si no fuera porque Matthew se lo dijo a Sheffield, nunca hubiéramos sabido que Sheffield no sabía nada de todo el asunto. Evelyn nunca le dijo una palabra al respecto. Allí estábamos, odiando a un hombre por algo que no sabía que había hecho. Carlos acordó dejar que Evelyn se casara con Calvert solo para engañar a los medios. Por culpa de los paparazzi, se vio obligado a aceptar el compromiso. Y el que estaba en esas fotos era Sheffield, pero Calvert no tuvo problema en decir que él era hombre de aquellas fotos, siempre y cuando Evelyn pudiera casarse con él. Y Carlos estuvo de acuerdo, porque odiaba a Sheffield".

Debbie sabía que Carlos siempre había sido un hombre de palabra.

"¡No puede ser verdad todo eso!", intervino Miranda.

"Lo es. Le hizo esa promesa a Calvert, solo para poder deshacerse de Sheffield. Pensó que una vez que Sheffield supiera que ella estaba comprometida, la dejaría en paz", añadió Debbie.

En un principio, a Carlos no le gustaba Sheffield. Sin embargo, después de conocerlo, cambió su opinión sobre él.

En realidad, Carlos tenía suficiente estatus y poder para hacer que todo esto se resolviera sin problemas. Pero si Carlos se retractara de la palabra dada, no daría una buena impresión de la familia Huo, porque eran figuras públicas. Y también lo era la familia Ji.

Además, cuando el paciente de Sheffield murió, Evelyn le pidió ayuda a Carlos y le prometió que, a cambio, se comprometería con Calvert. Incluso ahora, Evelyn seguía creyendo que la razón por la que Sheffield pudo arreglar aquello tan rápido fue gracias al respaldo de su padre.

Lo que ella no sabía era que antes de que Carlos pudiera hacer algo, Sheffield ya se las había arreglado él solo.

Pero padre e hija siempre cumplían sus promesas. Así que Evelyn tuvo que aceptar el compromiso con Calvert, y no había nada que pudiera hacer al respecto.

Miranda meditó unos instantes y respondió con firmeza, "Carlos no permitirá que esto suceda".

No dejaría que se hiciera esa injusticia. Lo único que necesitaba era tiempo para encontrar una salida a esto. Miranda esperaba que Sheffield no renunciara a Evelyn y la esperase.

Y Debbie sabía que Calvert era un buen partido, pero no servía ni

do con él en mucho tiempo". Debbie había hablado con Tayson sobre su hija pequeña. Fue él quien se lo contó.

De los tres hijos de la familia Huo, Matthew era el que menos preocupaba a los mayores. Se preguntaban con qué clase de chica se casaría Matthew.

"Ja. Bueno, pues me alegra". Carlos creía que la relación de Terilynn sería menos problemática que la de Evelyn.

Los jóvenes no sabían que los tres mayores estaban hablando de ellos. Terilynn estaba arriba, felizmente ignorante de lo que sucedía en el piso de abajo. Le envió un mensaje a Joshua. "¿Cuál es tu deseo para el año nuevo?".

Joshua respondió muy rápidamente, "Quiero una novia".

"¿Eso es todo?"

"Sí. Eso es todo".

Terilynn se rio. "Eso es fácil. Pero creo que el señor Fan debe tener una chica en mente para hacer realidad ese deseo. Si no, no lo creo".

"Quizás la tenga".

"¿Qué tipo de mujer te gusta?".

Joshua estaba de pie frente a la ventana de un hotel. Detrás de él, sus amigos estaban comiendo y bebiendo sentados a una mesa. Él respondió, "Alguien llena de vida, brillante, feliz, alguien que tiene un corazón cálido...".

Y luego añadió algunas palabras en silencio, desde su corazón, 'Alguien como tú'.

"¿Y qué aspecto tiene? ¿O es que eso no importa? Conozco a muchas chicas a las que les gustaría tener novio. ¿Quieres que te las presente?".

"Bueno, joven y muy sexy, por supuesto. Eso no hace falta decirlo. Pero... Prefiero a las chicas con hoyuelos".

'¿Hoyuelos?'. Terilynn no pudo evitar tocarse la cara. Luego dejó el teléfono y corrió hacia el tocador. Se sonrió a sí misma en el espejo y dos hoyuelos aparecieron en su rostro. 'Bueno, eso ya lo tengo', pensó para sí misma.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir