ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 972 Treinta y dos puñaladas

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8103

Actualizado: 2020-03-10 01:30


Sheffield se rio por lo bajo. Era comprensible que Matthew todavía no lo considerara como un amigo. Pero él no se iba a rendir tan fácilmente, de modo que le dijo, "Tú y yo seremos amigos tarde o temprano, así como tu hermana se convertirá en mi esposa antes de lo que piensas".

Esta vez Matthew hizo como si no lo hubiera oído.

Unos momentos después, Sheffield agregó con una sonrisa al observar algunas sombras feroces en la carretera, "Y ahora que estás en mi coche, prepárate, porque me parece que vienen a por nosotros". Fue una suerte que Evelyn no estuviera con ellos.

Con sus dedos todavía ocupados en la pantalla del teléfono, Matthew le dijo, "¿Por qué te siempre te estás metiendo en problemas?".

Sheffield suspiró. Tampoco era que él los quisiera. "¿Están tus guardaespaldas cerca?".

"No. ¿No sabes kung fu?". Lo que Matthew quería decir era, "Si tú estás aquí, ¿para qué necesito guardaespaldas?".

Sheffield no sabía si debía estar conmovido o asustado por el grado de confianza de Matthew en él. Le dijo, "Nos siguen cuatro coches. Suponiendo que hay cinco personas en cada uno de ellos, tenemos veinte personas detrás de nosotros en este momento. ¿Qué te parece diez para cada uno? ¿Te parece justo?".

"Esto no es asunto mío. Puedes encargarte de ellos tú solo", Matthew se negó en un tono frío.

Sheffield suspiró. "Yo es que de verdad no entiendo a estos hombres, ¡por el amor de Dios! En lugar de estar en la calle buscando matar a alguien, deberían estar en sus casas celebrando el año nuevo con su familia. Qué manera de desperdiciar días de vacaciones, estar aquí, tratando de matar a gente como nosotros".

"¡Atento!", le espetó Sheffield a su cuñado. Al mismo tiempo, los coches que les seguían aumentaron la velocidad, así que le advirtió a Matthew, "Agárrate bien". Pisó el acelerador y el automóvil aceleró como una flecha que sale del arco.

Sheffield pronto los dejó atrás. Cuando estaba a punto de entrar en un cruce en T, un automóvil corrió hacia ellos desde el lado derecho. Sheffield pisó inmediatamente el freno para reducir la velocidad.

Pensó que el auto los pasaría directamente, pero estaba equivocado. Estaban a punto de chocar, pero el otro no parecía tener intención de frenar.

A estas alturas, Sheffield pensó que este auto también tenía algo que ver con los que lo seguían.

Ya era tarde para hacer un giro repentino porque podrían volcar. Pero si no ha

abolladuras que habían hecho y sintió un gran dolor en el corazón. Momentos antes, se había visto obligado a chocar contra el auto que les perseguía. Si seguían así, su auto quedaría destrozado.

Mientras Sheffield suspiraba pensando en lo que le iba a costar la reparación, los hombres corrieron hacia él blandiendo sus armas. Sheffield agarró al primero por la muñeca y tiró de él. Al mismo tiempo, pateó a otro hombre. Mientras el primero seguía intentando entender lo que estaba sucediendo, Sheffield apagó contra él su cigarrillo encendido. "¡Arrgh!", gritó el hombre al sentir la piel quemándose. El grito sonó como el de un cerdo siendo sacrificado.

Sheffield se rascó las orejas. "¡Cállate! ¿Qué puto grito es ese?".

La pelea había comenzado oficialmente. Sheffield contra veinte verdugos. Afortunadamente, eran poca cosa. Podía encargarse fácilmente de varios de ellos al mismo tiempo.

Aprovechó la oportunidad y saltó al capó de su automóvil. Se sentó allí perezosamente, sacó su bisturí y apuntó al grupo. "¿Saben...? Soy médico, cirujano, y sé manejar esto. Los apuñalaré a todos, treinta y dos cortes, uno por uno. Y se lo advierto, puedo hacer que todo parezcan heridas leves".

Algunos de los hombres se sintieron intimidados y retrocedieron un paso.

"¿Ya oyeron las noticias sobre la persona que fue apuñalada treinta y dos veces? El tribunal decidió que solo eran heridas leves. Pues bien, el hombre que hizo eso era mi aprendiz", dijo Sheffield y sonrió al atónito grupo. "¿Están seguros de que quieren continuar esta pelea? Estaré encantado de mostrarles cómo lo hizo mi aprendiz".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir