ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 986 Síguele la corriente

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8209

Actualizado: 2020-03-15 00:02


Evelyn se volvió para mirar de dónde procedía aquella voz. No era otro que Joshua, y junto a él estaba Sheffield, con las manos metidas en los bolsillos.

Peterson los saludó con la mano y dijo, "¡Sheffield, Joshua! Vengan aquí. Quiero presentarles a la señorita Huo".

Los dos jóvenes se quedaron allí sin moverse. "¿Estás seguro de que él no sabe nada de lo tuyo con Evelyn?", le preguntó Joshua a su amigo en voz baja.

"Sí lo sabe", respondió Sheffield mirando a Evelyn.

'Él lo sabe todo sobre mí. Pero finge que no es así. He pasado mucho tiempo con Evelyn. Es imposible que no lo sepa', pensó Sheffield para sí mismo.

"Está bien. ¡Entonces nos limitaremos a seguirle la corriente!". '¡Eso es lo que me había imaginado!', pensó Joshua. 'El tío Peterson tenía mucha gente trabajando para él. Le encargó a algunos de ellos que espiaran a Sheffield. Y además, tampoco es que Evelyn y él estuvieran tratando de ocultar su relación. Sí, el tío Peterson lo sabe todo'.

Sheffield inclinó la cabeza y dijo, "¡Dame tu copa!".

"¿Qué?". Joshua estaba a punto de dirigirse a saludar a Peterson cuando Sheffield le pidió aquello de repente, por lo que le pilló por sorpresa.

"Tu copa de vino tinto. Dámela", repitió.

Joshua echó un vistazo al contenido de su copa. Ya había bebido un poco. "De ninguna manera, colega. Para a un camarero. ¿Qué pasa? No te habrás convertido en un bebedor en mi ausencia, ¿verdad?".

Sin ganas de intercambiar bromas con su amigo, Sheffield detuvo a un camarero que pasaba y agarró una copa de vino tinto de la bandeja. Luego comenzó a caminar hacia Peterson y Evelyn.

Joshua se colocó frente a Peterson, por lo que Sheffield no tuvo más remedio que quedarse frente a Evelyn. Joshua quería ver cómo reaccionaban los dos.

Sheffield no lo defraudó. Aprovechó la situación y se puso cerca de Evelyn. Pero Joshua pensó que su amigo todavía no estaba lo suficientemente cerca de ella, por lo que se le echó encima a Sheffield. Este, al sentir que se invadía su espacio, instintivamente se acercó al amor de su vida.

Los dos amigos intercambiaron miradas de complicidad y se hicieron una señal de aprobación en sus corazones.

Antes de que Peterson pudiera presentar a todos, una joven que vestía un cheongsam rosa se acercó y lo tomó del brazo de forma íntima. "¡Aquí están! ¡Les he estado buscando por todas partes!".

La mujer tenía unos treinta años y vestía con mucho estilo. Ella sonrió radiante cuand

ffield. Se quedó mirando el vino de su copa mientras lo removía y reflexionaba.

'¿Cuándo lo hice tropezar? Si se tropezó conmigo, yo debería haberlo sentido, ¿verdad?'.

Peterson miró a Evelyn y luego a su hijo, que ahora llevaba solo una camisa blanca, y por último miró al aturdido Joshua. Él conocía bien a su hijo y entendió al instante lo que Sheffield pretendía. 'Mi hijo es bastante posesivo con Evelyn', reflexionó.

Evelyn estaba enojada y frustrada. Necesitaba tiempo para calmarse. Entonces, entregándole su copa de vino a Félix, cortésmente se despidió de Peterson y su esposa. "Señor y señora Tang, me voy ya. Adiós".

"Lo siento, señorita Huo. Me encargaré personalmente de que mi hijo le pague un vestido nuevo en cuanto tenga la oportunidad", le dijo Peterson a Evelyn.

"¡Gracias señor Tang, pero no será necesario!". Se quitó la chaqueta del traje y se la entregó a Felix. "Devuélvele esto al señor Tang", dijo ella.

"Señor Tang, su chaqueta", Felix le devolvió la chaqueta a Sheffield al instante.

Sheffield tomó su chaqueta y sin importarle si Evelyn estaba enojada o no, dijo con indiferencia, "¡Muy bien, adiós!".

Evelyn se fue con Félix sin responder.

Se quedaron solo los cuatro. Peterson decidió darle una pequeña charla a su hijo, que miraba a su alrededor satisfecho. "Sheffield, fuiste demasiado obvio. Ahora eres una figura pública. No podemos arriesgar las cosas importantes por pequeñeces".

'¿Arriesgar las cosas importantes por pequeñeces?'. Mirando su copa vacía, Sheffield respondió con indiferencia, "Creo que tú y yo tenemos ideas muy diferentes de lo que es algo importante".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir