ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 987 Ser fiel es de capullos

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8979

Actualizado: 2020-03-15 01:50


"¿Y bien? ¿Es más importante una mujer que el Grupo Theo?", preguntó Peterson. Aquello no era lo que él quería oír.

Sheffield desplazó su mirada desde la copa que sostenía en la mano a su padre. "Entonces, ¿por qué motivo debería volver?", dijo aquello en un tono frío, como si no estuviera hablando con su padre biológico.

En realidad, Peterson había intentado que Sheffield se hiciera cargo de la compañía unos años atrás, pero Sheffield siempre dijo que no.

Después Peterson había renunciado a esa idea, al ver que Sheffield se introdujo en el campo de la investigación y el desarrollo de nuevos medicamentos. Ahora que tenía algo que le interesaba, ¿por qué debería dejar eso atrás?

Pero Sheffield había renunciado a todo eso. Se había ido al campo, para ofrecer el apoyo médico que tanta falta hacía allí. Fue entonces cuando Peterson comenzó a pensar que tal vez podría intentar de nuevo atraer al joven a la empresa.

Peterson esperaba que fuera difícil convencerlo. Después de todo, Sheffield lo había rechazado ya varias veces. Pero fue el joven médico quien tomó la iniciativa y lo contactó primero. Aceptó regresar y hacerse cargo de la empresa. Peterson estaba tan emocionado que él y su asistente incluso fueron a la Ciudad D a recoger a Sheffield.

No dejó ni la más mínima posibilidad de que alguien se opusiera, e hizo que Sheffield asumiera el puesto de inmediato.

Al mismo tiempo, Peterson no había dejado de darle vueltas al asunto, preguntándose qué habría hecho que Sheffield cambiara de opinión, y cuando por fin se dio cuenta de lo que podría ser, no salía de su asombro.

'¿Así que regresó por ella? ¿De verdad ejerce tal magnetismo esa mujer sobre Sheffield?', pensó para sí mismo con incredulidad.

Sabiendo que su padre lo había descubierto, Sheffield se dio la vuelta y se fue.

Joshua corrió tras él. Cuando estaban suficientemente lejos como para que no les oyeran, Joshua dijo enojado, "¿Qué creías que estabas haciendo de todos modos?".

"¿Cómo? No entiendo a qué te refieres". A Sheffield no le gustaban mucho las fiestas. Cuando Evelyn se fue, se aburrió y se frustró. Y entonces decidió irse. ¿Era de eso de lo que hablaba Joshua?

"¿Por qué le tiraste el vino a Evelyn y le manchaste el vestido? Y luego además me echaste la culpa a mí. ¡Menudo amigo!".

"Llevaba la espalda desnuda. La gente comenzaba a mirar". La forma en que esos hombres la miraban lo hacía sentir muy incómodo.

Cuando arruinó su vestido de noche la otra ocasión, le advirtió a Evelyn que no volviera a usar un vestido tan revelador. Y por lo que podía ver, ella no había aprendido la lección. Pero él le iba a enseñar.

Joshua lo miró atónito y le pr

cuidar a Gwyn y ya está. Pero si te mantienes al margen y confías en mí por una vez, yo...". 'Haré todo lo que pueda para recuperar a Sheffield', pensó Evelyn.

Carlos se sintió un poco avergonzado. Para ocultarlo, dejó escapar un murmullo frío y dijo, "Eso es todo lo que puedes hacer. ¿Te vas a rendir si te detengo? ¿Realmente lo amas?".

Evelyn suspiró y se agarró a su brazo. "Papá, por favor mantente al margen. Puedo encargarme de esto yo sola, ¿de acuerdo?".

"Está bien, pero no le digas nada de Gwyn aún. Deja que se sienta como me sentí yo".

Evelyn no salía de su asombro. "¡Papá! ¿Quieres que mamá se entere de esto?".

"¿De qué?", dijo Debbie, que acababa de lavar la ropa de Gwyn y estaba a punto de ir a ver a la bebé. Cuando abrió la puerta, oyó hablar a padre e hija.

Carlos le guiñó un ojo a Evelyn y le dijo a su esposa, "No es nada, cariño".

La reacción de Carlos divirtió a Evelyn. Pero eso no le sirvió de nada y ella le dijo a Debbie, "Papá no quería que le dijera a Sheffield nada de Gwyn. Quería que se sintiera cómo se sintió él cuando no supo nada sobre mí en los tres primeros años".

La cara de Carlos se agrió ante las palabras de Evelyn. "Evelyn Huo, pequeña traidora", la reprendió. 'Gwyn es la única que me hace caso', pensó él con amargura.

Debbie se acercó a Carlos y le dio un puñetazo en el hombro con todas sus fuerzas. "Escúchame bien, conseguiste lo que querías. Todo está bien ahora. Evelyn y Calvert se comprometieron, y nosotros conseguimos el dinero. Si te entrometes en sus vidas otra vez, yo... ¡Me iré y te dejaré!".

Lo que no estuvo bien inicialmente fue el embarazo ectópico de Evelyn, y el dinero al que Debbie se refería eran los beneficios de la investigación de Sheffield sobre diferentes terapias farmacológicas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir