ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 989 Ahora estoy soltero

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8672

Actualizado: 2020-03-16 00:02


"Bueno, ¿vas a ir a tu habitación o quieres dormir aquí?", preguntó Evelyn.

Sosteniendo a la niña en sus brazos, Terilynn dijo de una manera tiernamente encantadora, "Eve, quiero dormir con Gwyn esta noche". Terilynn no podía soportar estar separada de una sobrina tan adorable.

Evelyn miró a su hermana con resignación y le dijo, "Bien, pero primero ve a darte una ducha".

"¡A la orden, señora!". Terilynn se levantó de la cama y burlándose, le hizo el saludo militar a Evelyn antes de irse corriendo al baño.

Mientras Evelyn miraba pensativa la cara de su hija dormida, recordó algo. No mucho después de dar a luz a Gwyn, le había resultado difícil compartir la misma cama con su hija. A menudo se despertaba en medio de la noche, y se sentía claustrofóbica en su propia cama.

En una ocasión, Evelyn se dio vuelta y el piececito que descansaba sobre su cintura quedó colgando sobre la cama.

Evelyn abrió los ojos de golpe y vio a una niña durmiendo detrás de ella. Se sentó de golpe en la cama atemorizada y se quedó inmóvil, mirando a la niña con los ojos muy abiertos durante varios segundos. Permaneció así hasta que finalmente recuperó la conciencia de quién era la niña y se sintió aliviada. 'Oh, es Gwyn, mi hija'.

Con el paso del tiempo, Evelyn se acostumbró a dormir con la niña en la misma cama.

A veces Debbie llevaba a Gwyn a dormir a su habitación, o la llevaban a dormir sola en la habitación del bebé. Pero Evelyn ya no estaba acostumbrada a dormir sola.

Le resultaba un sentimiento realmente horrible al que no llegaba a acostumbrarse.

Mientras tanto, hacía ya casi un año que Sheffield había renunciado a su puesto en el Primer Hospital General de la Ciudad Y. Desde que regresó del pueblecito en el que había estado retirado, todo lo que hizo fue trabajar en el Grupo Theo para mantenerse ocupado.

Como hijo de Peterson Tang, su apuesta apariencia y su brillantez lo convirtieron en el centro de atención de la prensa. La mayoría de las mujeres solteras de la ciudad querían casarse con él.

Hacía solo unos días, todos los medios de comunicación publicaron un artículo sobre la relación íntima de Sheffield con la hija del Rey de los Casinos. En los artículos se decía que Sheffield había perdido deliberadamente una gran suma de dinero solo para hacer sonreír a la bella mujer.

Ya más recientemente, corrían rumores de que los miembros de la junta directiva del Grupo Theo habían estado a punto de pedir la destitución de Sheffield.

Hoy, los periódicos destaparon una noticia sobre Sheffield y su mejor amigo Joshua, el hijo menor del ex al

irse, así que ¿por qué no podía él, un hombre soltero, disfrutar de su vida también?

"¡Cómo te atreves!".

Sheffield no alcanzaba a comprender la ira de Carlos y no le resultaba en absoluto razonable. ¿Por qué iba a tratar Sheffield de negar la verdad? Además, él y Evelyn ni siquiera estaban juntos ahora.

Para sorpresa de todos, Carlos levantó el puño y se lanzó hacia Sheffield.

Sheffield, sin embargo, esquivó el ataque tan rápido como pudo.

La mayoría de las personas que estaban allí con Sheffield sabían quién era Carlos Huo y en el momento en que vieron lo enojado que estaba, inmediatamente corrieron de regreso a su sala.

Joshua, que estaba apoyado contra la puerta, fue el único que se quedó, pensando en cómo separar a aquellos dos hombres.

Carlos lanzó un segundo golpe, pero Sheffield logró esquivarlo nuevamente. Ardiendo de rabia, Carlos miró a Sheffield con los ojos inyectados en sangre y gritó, "¿Cómo te atreves a esquivarme?".

"¡No quiero que nadie me golpee! ¡Y tú no eres mi padre! ¡Pero prometo no esquivar ninguno más de tus golpes si accedes a convertirte en mi suegro!".

"¡Sigue soñando, inútil de mierda!". Carlos casi nunca decía palabrotas, pero hoy estaba demasiado furioso para preocuparse por sus modales.

"Claro que seguiré soñando", replicó Sheffield. '¡De una forma u otra, haré que Evelyn sea mi esposa y tú, mi suegro!', dijo para sus adentros.

Wesley y Damon miraban a Carlos boquiabiertos. Wesley le dijo a Damon, "Veo que han pasado muchas cosas en la ciudad en mi ausencia. ¿Te importaría ponerme al día?".

"¡Amigo mío, tengo tan poca idea como tú!". De hecho, ni el propio Damon sabía lo que había podido hacer este joven para enfurecer tanto a Carlos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir