ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 990 Te voy a partir la cara

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8293

Actualizado: 2020-03-16 00:22


El gerente del club nocturno oyó que alguien estaba causando problemas. Llegó junto con un grupo de hombres, dispuesto a echar a la calle a quienes fueran los causantes. Pero cuando vio que quien había comenzado la pelea era Carlos, y que el otro era Sheffield, sintió tanto miedo que dijo a sus hombres que se largaran. Después de todo, Carlos y Sheffield eran prácticamente los reyes de aquella ciudad.

El gerente no podía permitirse el lujo de ofender a personas como ellos.

Carlos seguía intentando golpear a Sheffield, pero el joven seguía esquivando los golpes y haciendo que Carlos estuviera aún más furioso. Joshua se daba cuenta de que algo malo estaba a punto de suceder. Como tenía que considerar su relación con Terilynn, simplemente no podía permitirse arriesgarse a ser objeto de la ira de Carlos. Así que respiró hondo, corrió hacia Sheffield y lo sujetó alrededor de su cintura para intentar que retrocediera. "¡Sheffield! ¡No vale la pena! Déjale que te dé un puñetazo. ¡No es para tanto!".

Sheffield trató de soltarse, pero no pudo. "¡No! No hice nada malo. ¿Por qué debería dejarle que me golpeara? Le dejé cuando Evelyn y yo estábamos juntos. Permití que sucediera porque él es su padre, pero ahora Evelyn y yo ya ni siquiera estamos juntos, así que ¿por qué debería permitirle que me pegue?".

Carlos jadeó y luego rugió, "¡Idiota! Te crees que ahora eres un pez gordo, ¿no? ¿Crees que solo porque eres el CEO del Grupo Theo no me atrevería a hacerte daño?".

"No, nada de eso. Siempre supe que nunca te gusté. Y también que no tienes respeto por el Grupo Theo". Sheffield quiso dar un paso adelante, pero con Joshua agarrándole por la cintura, no pudo. "¡Vamos, señor Huo! ¡Enséñame lo que vales! ¡No te tengo ningún miedo!".

"¿Cómo te atreves? ¡Tienes huevos para desafiarme así! ¡Te voy a partir la puta cara!". Carlos cargó hacia Sheffield sin importarle lo que pudieran decir de él.

Sin embargo, tanto Wesley como Damon le impidieron que siguiera. Wesley le tocó el hombro y le recordó, "Hermano, tienes una reputación que proteger". No en vano, Carlos era el presidente de una multinacional.

Lo que Wesley no sabía era que Sheffield también era el CEO de un grupo multinacional.

Wesley solo sabía de temas militares. Nunca le importaron los negocios, por lo que no sabía quién era Sheffield.

Joshua le recordó a Sheffield en voz baja, "Colega, cálmate, ya es suficiente. ¿De verdad quieres convertirte en el enemigo de Carlos? ¿Has t

n cerca de él, su abuelo. La niña ya sabía decir 'abuelo', pero todavía no sabía decir 'papá'. Eso hizo a Carlos más feliz que darle un puñetazo en la cara a Sheffield.

La sonrisa en la cara de Carlos le puso los pelos de punta a Sheffield.

Antes de que él y Joshua supieran de a qué venía aquella sonrisa, Carlos se fue junto con Damon y Wesley.

En el aparcamiento de la discoteca

Wesley estaba confuso. "Carlos, ¿qué es lo que te pasa? No te he visto actuar tan impulsivamente nunca. ¿Qué pasa contigo y con ese joven?".

Carlos no sabía cómo explicarle todo lo que había sucedido hacía dos años. "Ese tipo quiere llevarse a mi Evelyn", explicó malhumorado.

Wesley asintió con la cabeza. "¿Y? ¿Ellos dos están saliendo?".

Carlos fue sincero y dijo, "No. Evelyn quería estar con él, pero no se lo permití".

"Pues estás cometiendo una equivocación, amigo. Mientras ellos sean felices, deberías mantenerte al margen".

Damon estuvo de acuerdo con Wesley. "Wesley tiene razón. Si no está con Evelyn, no hizo nada malo viniendo al club. Es perfectamente normal que flirtee con quien quiera. Está soltero, puede hacer lo que le dé la gana".

Carlos se detuvo de repente. Damon y Wesley se volvieron y se quedaron mirándolo sin entender.

Un instante después, Carlos dijo, "Él es el padre de Gwyn".

'¿El padre de Gwyn?'. Damon y Wesley estaban conmocionados.

No había mucha gente que supiera de Gwyn, pero los amigos de Carlos sí.

Wesley se le acercó y le rodeó el hombro con el brazo. "¡Vamos! ¡Regresemos ahí dentro!".

"¿Para qué?", dijo Carlos sin moverse.

"¡Yo mismo te ayudaré a darle una paliza!", dijo Wesley.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir