ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 998 Simplemente hemos tenido una pelea

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9065

Actualizado: 2020-03-19 00:02


Sheffield captó de inmediato la indirecta de Gillian cuando dijo que el CEO asistiría a la cena; tanto si se refería a Carlos como a Evelyn, él estaba intrigado en cualquiera de los casos.

Sin embargo, a Gillian solo le interesaba utilizarlo para llevar a cabo su propio plan.

"¡Suena bien! ¿Sabes si Evelyn estará allí también?", preguntó sin rodeos, lejos de rechazarla.

"Supongo que sí. Por cierto, Sheffield, ¿ustedes dos ya terminaron?".

"No, bueno, es un poco complicado. Tuvimos una pelea hace algún tiempo y ella estuvo enojada conmigo desde entonces, solo nos estamos dando algo de espacio".

Gillian estaba un poco desconcertada, ruborizada de vergüenza al recordar haberse quejado a Sheffield sobre Evelyn tan solo dos días atrás. No tenía idea de que todavía estaban juntos.

"Entonces... ¿vendrás?".

"Por su puesto que iré, no quiero perderme la expresión de su rostro cuando me vea allí". Sheffield reveló descaradamente el motivo real sin ninguna inhibición.

Gillian se quedó completamente sin palabras; al final resultó ser él quien la iba a utilizar a ella para llevar a cabo sus objetivos personales, no al revés.

Sin embargo, dado que los que piden no podían elegir, Gillian estaba contenta de tenerlo a su lado. En realidad, todo lo que quería era hacer que Evelyn ardiera de envidia.

En el restaurante del jardín colgante, en el último piso del Edificio Silverstone

Como todo el restaurante estaba reservado para el evento privado del Grupo ZL, el lugar estaba lleno de empleados de Carlos.

La llegada de Sheffield acaparó mucha atención. Bajo la admiración y jadeo de las empleadas, caminó directamente hacia Gillian, lo que hizo que esta se sintiera orgullosa y eufórica.

Cuando alguien le preguntó a Gillian si tenía una relación con Sheffield, ella no lo negó de inmediato: "Sí, pero en el pasado; ahora solo somos amigos".

Durante todo el tiempo, Sheffield estuvo sentado a su lado, jugueteando con su celular con una sonrisa en el rostro. Apenas pronunció una palabra ni se interesó por lo que Gillian decía;

después de todo, él no estaba aquí por ella, sino por Evelyn.

"¡Guau! Señor Tang, es usted un verdadero caballero, ¡todavía es amigo de su ex novia después de la ruptura!".

"¡Señor Tang, se ve mucho más guapo en persona que en la pantalla!".

Sheffield recibía todo tipo de elogios.

Una vez que se confirmó que Gillian y él no estaban saliendo, muchas mujeres inventaron excusas para acercarse a Sheffield o halagarlo durante la comida.

Él, por supuesto, sabía cómo tratarlas, después de todo, estaba bien versado en el arte de tratar con mujeres.

Las empleadas chismorreaban entre ellas: "No es de extrañar que haya tantas

.

"¡Guau! ¡Dios mío! ¿En serio? ¡Un Lamborghini!".

"¡Increíble! ¡La señorita Huo es muy generosa!".

"¿Escuché correctamente? ¡Ese auto vale cientos de miles de dólares!".

Los que no estaban capacitados para participar en la selección se sentían llenos de celos, y uno de ellos los interrumpió: "No se rían demasiado pronto. ¿Acaso han pensado qué pasaría si obtienen un Lamborghini? ¿Pueden pagar la tarifa de mantenimiento de un automóvil tan lujoso?".

Evelyn sonrió al escuchar el comentario y le respondió: "No se preocupe, también le facilitaré una tarifa de mantenimiento de tres años como regalo adicional, tenga en cuenta que el gran premio solo se otorga al empleado más destacado. Y si el ganador ni siquiera puede permitirse pagar el mantenimiento del automóvil después de tres años, no creo que esa persona mereciera ganar el premio en primer lugar".

Las palabras de Evelyn tenían mucho sentido para todos, aunque el programador que obtuviera el gran premio no pudiera pagar las tarifas de mantenimiento en aquel momento, tres años de tiempo eran suficientes para que cualquier empleado sobresaliente hiciera una fortuna.

De esa forma Evelyn logró ganarse los corazones de todos los miembros del personal del departamento de IT con su gracia y sus muestras de generosidad.

Los empleados se maravillaron de su capacidad para animar a quienes trabajaban para la empresa, alentándolos a dar lo mejor de sí mismos, no menos.

A diferencia de otros líderes, Evelyn no necesitaba dar largos discursos para persuadirlos, con unas pocas palabras sinceras podía lograr el efecto. Por otro lado, ella no había tenido que empezar desde cero; había obtenido el trabajo de CEO regional solo por ser hija de Carlos Huo, así que no se creía mejor que estos profesionales en sus trabajos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir