ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1001 El último invitado

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7409

Actualizado: 2020-03-20 00:02


Maddock echó un vistazo a Duran Xie y, efectivamente, este tenía la vista clavada en Evelyn.

Su belleza hizo que incluso Maddock entrara en trance, y qué decir de Durán, que sobre todas las cosas amaba a una mujer vestida con un cheongsam.

Evelyn estrechó la mano de Maddock, que estaba más cerca de ella, y luego se volvió hacia Duran.

Lo primero que hizo Evelyn fue disculparse, "Señor Xie, siento mucho lo de ayer. Fue culpa mía. He venido para disculparme".

"No pasa nada, señorita Huo. Es un honor esperar a una belleza como usted. Por favor, siéntese", dijo Duran con simulada tranquilidad.

Luego condujeron a Evelyn al asiento de honor. Ella escuchó en silencio mientras Nadia le presentaba al resto de los asistentes. "Señorita Huo, este es nuestro proveedor, el señor Li. Y este es el señor Zhang...".

La reunión era un tanto anormal, teniendo en cuenta que el contrato aún no estaba firmado. Pero Maddock y Duran parecían lo suficientemente ansiosos como para que ella conociera a los proveedores.

Ella asintió a los demás a modo de saludo.

Después de tomar unos vasos de licor, Maddock dijo, "Señorita Huo, estamos esperando a otro invitado importante. Vendrá pronto. Sugiero que esperemos a que llegue para pedirle al camarero que traiga los platos. Espero que esté usted de acuerdo".

Evelyn no estaba muy complacida con la sugerencia. ¿Quién era tan importante como para hacerla esperar? Por lo que dijo en un tono distante, "Por favor, pídale a esta persona que lo sea rápido. Tengo otra cita en media hora".

"¡Oh! Le preguntaré dónde está inmediatamente", dijo el hombre apresuradamente. Evelyn lanzó una mirada al asiento vacío a su derecha. Era para el último invitado.

Unos cinco minutos después, se abrieron las puertas de la habitación privada y entraron Tobias y el camarero. Iban abriendo las puertas a ambos lados para el hombre que venía detrás de ellos.

En aquel instante, Evelyn vio entrar a Sheffield, vestido con un traje a cuadros rojo vino. "¡Ah, señor Tang! ¡Ya está aquí!", exclamó Duran. Todos se pusieron de pie para darle la bienvenida con el mismo entusiasmo con el que habían recibido a Evelyn.

"Hola, señor Xie. Estaba cenando con el señor Yan ar

esta era la primera vez que escuchaba a alguien asociar caviar y champán con el sexo.

Ella se aventuró a mirar a Sheffield solo para descubrir que él también la estaba mirando. Él sonreía sin pausa mientras admiraba toda su belleza.

Ella sacudió la cabeza ligeramente con una pequeña sonrisa y se levantó de su asiento. "Discúlpenme, necesito ir al lavabo".

Solo había dado dos pasos cuando oyó a Sheffield decir detrás de ella, "Discúlpenme, pero también tengo que ir al baño. Señorita Huo, por favor, déjame acompañarte".

'¿Eh?'. Evelyn se dio la vuelta y dijo tan tranquilamente como pudo, "Solo hay un baño aquí dentro. ¿Le gustaría ir primero, señor Tang?".

"No, vayamos al de afuera. Necesito hablar contigo". Y extendió la mano como un caballero, indicándole que saliera primero. No parecía que fuera a aceptar un 'no' como respuesta.

Y Evelyn tenía curiosidad por saber de qué quería hablar, así que se fue con él.

Solo un instante después de que Sheffield cerrara la puerta detrás de él, el grupo comenzó a cotillear. "¿El señor Tang anda detrás de Evelyn Huo?".

"Bueno, no me extraña que le guste. Ella es muy bella y rica. Dudo mucho que haya un hombre en el mundo que pueda resistirse a ella".

"Yo creo que ya se conocían. Cuando entró el señor Tang, sus ojos se posaron inmediatamente en la señorita Huo, además se tutean entre ellos".

"¡Es cierto! Si no se conocían, ¿por qué le iba a decir Sheffield que tenía que hablar con ella?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir