ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1003 Sheffield se está volviendo loco

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9529

Actualizado: 2020-03-20 02:02


Sheffield se echó la corbata al hombro despreocupadamente y sacó con calma una tarjeta negra de su billetera. Le entregó la tarjeta a Tobias y dijo, "No pasa nada. Pago yo".

Evelyn lo había pillado bien para que pagara la cuenta. Pero de todos modos, se lo debía, por echar a perder su cheongsam.

Después de arreglar las cosas en caja, Tobias le devolvió la tarjeta y le dijo, "Señor Tang, no deje que su padre vea la factura. Se enojaría".

La comida más cara que Peterson había pagado nunca costó más de $300.000, pero Sheffield solo había tardado unos días desde su nombramiento como CEO en batir ese récord.

Afortunadamente, decidió que lo pagaría de su propia cuenta. De lo contrario, era posible que tuviera que responder ante la junta directiva para dar cuenta de ese gasto.

"¡Vaya, así que el viejo es tacaño! Lleva toda su vida ganando dinero sin parar. Tiene mucho más de lo que jamás podría gastar, y todavía se pone de malas por una cantidad insignificante como esta. ¿Para qué quiere el dinero si no lo gasta? ¡Cuando se muera no podrá llevárselo con él!".

Tobias quedó estupefacto por la cruda sinceridad de Sheffield. Pero este nuevo CEO siempre decía lo que pensaba.

Ya en el aparcamiento, Sheffield se detuvo frente al auto un instante. "Vamos de regreso a la oficina", le dijo a Tobías. Allí mismo decidió que había tomado una mala decisión cuando accedió a hacerse cargo del Grupo Theo. Cada día pasaba por sus manos una cantidad interminable de documentos.

Evelyn volvió a la mansión con la chaqueta del traje de Sheffield. Ella no quería que nadie la viera entrar así, y mucho menos su madre. De modo que fue a su habitación inmediatamente después de entrar y se cambió de vestido antes de ir al cuarto de Debbie.

Gwyn acababa de dormirse en los brazos de su abuela. Al ver entrar a Evelyn, Debbie se llevó la mano a los labios y le dijo en silencio que se callara.

Evelyn susurró, "Se durmió temprano hoy".

Debbie sonrió. "Es una niña tan linda. Le dije que su abuelo y su mamá estaban muy ocupados hoy, y que yo la acostaría esta noche. Y creo que lo entendió. Después de bañarla y tomar un poco de leche, se quedó dormida".

Evelyn acarició con ternura la cabeza de su hija y dijo, "Primero me bañaré y luego la llevaré a mi habitación".

"Déjala dormir aquí. Tu padre está fuera por negocios. Déjala que duerma conmigo. Necesitas dormir bien".

"Bueno". Evelyn besó a Gwyn en la mejilla y regresó a su habitación.

Tres días más tarde, Evelyn regresó a las oficinas del Grupo Theo para volver a ver a Sheffield. Mientras iba de camino, le envió un mensaje para avisarle de que iba para allá. "Voy a tu oficina, a verte". Luego agregó, "Y llevo la cena".

Estaba segura de que la antigua cuenta de WeChat de Sheffield todavía estaba activa, porque él no había cambiado su número de teléfono. E

. Evelyn salió del auto con la chaqueta del traje de Sheffield en la mano.

"Hola Evelyn. Disculpa que te haya hecho esperar. Hay un tráfico espantoso", él la miró disculpándose.

"No pasa nada, no te preocupes. Acabo de llegar también. ¡Vamos!". Evelyn se volvió hacia Felix y le dijo, "Trae el recipiente con la comida".

"Sí, señorita Huo".

De camino hacia la entrada, Joshua dijo con cautela, "Sheffield ha estado muy ocupado desde que asumió el cargo de CEO. De hecho, ha estado trabajando duro durante tanto tiempo, que creo que se ha vuelto loco. ¿Tú qué piensas?".

'¿Que Sheffield está loco?'. Evelyn sacudió la cabeza. "No, no me ha parecido".

"Bueno, no me hagas mucho caso, ¿qué sé yo, al fin y al cabo?".

Muchos empleados del Grupo Theo sabían que Joshua era el mejor amigo de Sheffield. De modo que podía entrar y salir a su antojo. Ningún guardia de seguridad la detuvo cuando Evelyn entró al edificio con él.

Justo cuando estaban a punto de entrar al ascensor, Joshua miró su teléfono de repente y dijo, "¡Oh, mierda! Lo siento Evelyn. Me tengo que ir ahora mismo. Dile a Sheffield que nos vemos en otro momento".

Sin darle la ocasión de hablar, salió corriendo.

Evelyn no entendía qué estaba pasando. Entonces ella y Felix entraron al ascensor y subieron.

Cuando llegaron al piso superior, Tobias la saludó. "Señorita Huo, me alegro de volver a verla".

"Hola, Tobias. Vine a ver a Sheffield".

Al ver que las puertas de la oficina estaban cerradas, Tobias dijo, "Por favor, espere un momento. Le diré al señor Tang que está aquí".

"Está bien", dijo ella.

Al igual que la última vez que vino, Evelyn se quedó allí, esperando mientras el asistente personal de Sheffield hacía la llamada.

Esta vez no tuvo que esperar mucho. En el mismo instante en que Tobias le dijo que Sheffield estaba listo para verla, se abrieron las puertas de su oficina.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir