ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1015 No está abierto al público

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8231

Actualizado: 2020-03-24 02:51


Gillian fingió enojo y reprendió al guardia de seguridad: "Cuida tus modales, ¿por qué no puedo ayudar a la señorita Huo con eso? ¿Acaso consideras este asunto una molestia? Señorita Huo, lo sentimos mucho. Les pediré a mi cuñado y a Sheffield que les enseñen a estos guardias de seguridad las debidas lecciones de educación".

Evelyn no se movió de su lugar: "No pasa nada, señorita Chi, gracias; eres muy amable al ofrecerte a hacerme el favor".

"De nada, señorita Huo, puedo ir y venir de la oficina de Sheffield a mi voluntad. Por cierto, ¿qué es lo que trae? ¿Algún tipo de merienda o aperitivo para él?", preguntó Gillian mirando las cajas de comida para llevar con el logotipo del restaurante del quinto piso del edificio Alioth.

"Sí", dijo Evelyn con aplomo.

La sonrisa de Gillian se hizo más intensa. "Oh, está bien". Tomó las cajas de comida para llevar, junto con la bolsa de regalo que le extendió el guardia de seguridad. "Se los daré, iba a su oficina ahora mismo".

"Gracias", dijo Evelyn, y se fue hacia su auto, pero no entró en él hasta que Gillian desapareció dentro de la empresa.

"Señorita Huo, ¿por qué no subió a ver al señor Tang?", preguntó Felix, confundido por su decisión. Los había visto abrazándose antes aquel mismo día. '¿Todavía no se reconciliaron?'.

Evelyn sonrió, resignada. "Lo hice enojar otra vez". Si la detuvieran en la puerta del Grupo Theo o en la de la oficina de Sheffield de nuevo, sería vergonzoso, por lo que pensó que era mejor no subir.

Felix vio la mirada impotente en su rostro, pero había una sonrisa feliz intentando asomar por las comisuras de sus labios. Por si acaso, se abstuvo de hacer más preguntas y se sentó en el asiento del conductor.

En la oficina del CEO del Grupo Theo

Cuando Gillian llegó a la oficina del asistente, no encontró allí a Tobias, sino que era otro asistente quien estaba de servicio. Este se levantó en cuanto la vio y la saludó: "Hola, señorita Chi".

"Hola, vengo a ver a Sheffield".

"Por favor aguarde un momento, señorita Chi, se lo comunicaré al señor Tang ahora mismo".

"De acuerdo". Había venido a buscar al asistente de Sterling antes, y había decidido no ir a la oficina de Sheffield en aquel momento; porque sabía que él no la dejaría entrar sin una buena razón.

Cuando Sheffield escuchó a su asistente decirle que Gillian estaba delante de su oficina, él se negó sin dudar: "Dile que estoy ocupado".

El asistente transmitió el mensaje

rle la comida, debería comprarla en otro lado", escribió Evelyn.

"¿Por qué? ¿Es que hay demasiada gente por la noche?", preguntó Gillian apresuradamente.

"Porque no está abierto al público". Después de enviar el mensaje, Evelyn volvió a guardar el teléfono en su bolsillo.

Gillian apretó los dientes con rabia mirando el último texto. '¡Está presumiendo! ¡Lo hizo a propósito! ¡Humf! ¿Qué me importa? Puedo comprarle comida de cualquier otro buen restaurante, ¿se cree que es el mejor restaurante de la ciudad?', pensó ofendida.

La puerta de la habitación de Carlos estaba abierta y, cuando se acercó a la habitación, Evelyn pudo oír la voz de su madre dentro: "¡Gwyn, mírame! ¡Me voy a convertir en un enorme dinosaurio y comerme a tu abuelo! ¿Qué te parece? ¿No es una gran idea?".

Con la mirada inexpresiva, la niña miraba a su abuela jugando con un juguete de dinosaurio colocado sobre su cabeza. Cuando vio a Evelyn de pie en la puerta, la niña se quedó atónita por unos segundos y luego fue lentamente hacia su madre, sosteniendo otro pequeño dinosaurio bajo su brazo.

"¡Mi bebé! Hola, papá, hola, mamá", Evelyn dejó su bolso sobre el escritorio y tomó en brazos a su pequeña.

"Regresaste, ¿tienes hambre? ¿Debo pedirle al cocinero que te prepare algo?", preguntó Carlos con preocupación.

Debbie dejó el juguete a un lado y sonrió a su hija.

"No tengo hambre, papá. ¿Se portó bien Gwyn? Mamá, ¿quién le compró este dinosaurio?", Evelyn no recordaba haberle comprado ese muñeco.

"Terilynn dijo que se lo compró Joshua", explicó Debbie.

"¿Joshua?", preguntó Evelyn frunciendo el ceño. "¿Estuvo con Gwyn?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir