ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1016 Gwyn se comporta de forma extraña

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7648

Actualizado: 2020-03-25 00:02


"Sí. El otro día estaba ocupada, así que le pedí a Terilynn que cuidara a Gwyn. Ella y Joshua se la llevaron a divertirse. Joshua le compró esos dinosaurios. Terilynn le dijo que Gwyn era hija de una prima suya". Debbie se sintió mal porque Terilynn tuvo que mentir sobre quién era Gwyn.

"Oh". Evelyn se sintió algo más aliviada.

En ese mismo momento, Gwyn miró al dinosaurio que tenía en la mano y balbuceó, "Tío...".

Los tres adultos se quedaron atónitos y se miraron el uno al otro en completo silencio. Pero no tenían idea de a quién llamaba Gwyn.

Evelyn se sorprendió de oír a su hija hablar. "Gwyn, ¿has dicho 'tío'? ¡Dilo otra vez, bebé!". Normalmente, Gwyn apenas hablaba. Las pocas palabras que decía eran 'mamá, abuelo, abuela' y algunas otras palabras sencillas.

Evelyn no sabía cuánto tiempo había pasado desde que Gwyn había hablado por última vez y ahora estaba diciendo una nueva palabra. Los tres se alegraron al escuchar su voz.

Gwyn miró a Evelyn un momento y luego, alentada, volvió a decir, "Tío".

Aunque no sabía a quién se refería su hija, a Evelyn le gustó oírla. "¡Muy bien, mi niña! Mami te enseñará nuevas palabras. ¡La próxima será 'tía'!".

Gwyn no respondió esta vez.

Esa noche, en cuanto llegó Terilynn, Debbie la arrastró a su habitación y le preguntó, "¿Le enseñaste a Gwyn a decir 'tío' el otro día, cuando la sacaste por ahí?".

"¿Qué? ¿Por qué preguntas eso?". Terilynn estaba confusa.

"¡Porque esta noche Gwyn dijo esa palabra de repente! ¡Dos veces! Y quería saber si se la habías enseñado tú", dijo Debbie.

Terilynn estaba sorprendida y feliz de oír eso. "¿Dijo 'tío'?".

"Sí".

'Vaya. Conocer a su padre realmente la ha ayudado. Ahora Gwyn está dispuesta a hablar', pensó Terilynn. "La llevaré conmigo la próxima vez que quede con Joshua".

No podía decirle a nadie que estaba llevando a Gwyn a que viese a su padre.

Debbie frunció el ceño y se quedó pensativa. Luego se volvió hacia Carlos, que estaba leyendo algo en su iPad, y le preguntó, "Carlos, ¿es posible que Gwyn apenas hable porque nunca la sacamos por ahí?".

Carlos no dijo nada. Después de pensar un momento, dijo, "Si salir con otras personas es bueno para ella, entonces la sacaremos de casa con más frecuencia". Por supuesto, él organizaría to

cómo responder a eso, y no había manera de saber qué pensaba su padre.

"Espero que no llegue tan lejos esta vez".

Ese mismo día, Evelyn volvió a encontrarse con Sheffield en un restaurante de cinco estrellas. No estaban en la misma cabina privada, sino que coincidieron en el vestíbulo.

Estaba segura de que él también la había visto, pero no intercambiaron saludos porque estaban un poco lejos el uno del otro.

En medio de la cena, Evelyn se excusó y cuando salió al pasillo, se encontró con un conocido. "Hola, señor Qi", lo saludó con voz fría.

Roscoe Qi estaba de pie allí con al menos otros diez jóvenes. Parecía que acababan de pasar un rato juntos.

Cuando la vio, la reacción de Roscoe Qi fue asquerosa y el tipo comentó en un tono hostil, "Ah, pero si es la señorita Huo. Qué sorpresa verte aquí".

Sus amigos también la vieron y la desnudaron con la mirada.

"¡Virgen santa! ¿Quién es esta belleza? Roscoe, ¡preséntanos!".

"Roscoe, ¿quién es esta piba? ¡Está bien buena!".

"Roscoe, que ya tienes novia", exclamaron en voz alta.

Evelyn no les hizo caso. Ni siquiera se volvió para mirar a Roscoe Qi, y esperó a que salieran del restaurante.

Pero algunos de ellos no tenían intención de dejarla en paz.

Roscoe no quería presentarle a Evelyn a sus amigos, pero como había tanta gente incitándolo, se dejó llevar, "Esta es Evelyn Huo, la hija mayor del CEO del Grupo ZL". El chico pronunció su nombre con amargura. Su hermano era uno más de la lista de ex novios fallecidos de Evelyn.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir