MoboReader> Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1024 Mi futuro suegro

Respira Conmigo By Bai Cha Palabras: 9484

Updated: 2020-03-27 01:12


Aquello hizo callar a Sexton. Lo que decía Carlos era razonable.

Sheffield y Evelyn pertenecían a familias del mismo rango social y eso era algo a tener en cuenta. Él era un hombre competente e inteligente, y ella una mujer atractiva y brillante. Sin duda hacían una buena pareja.

Carlos salió del edificio y se metió en su coche. Debbie preguntó impaciente, "¿Cómo te fue?".

"¿Has terminado tus compras?", le respondió Carlos.

"Sí. Iba a subir a buscarte, pero no quise interrumpir". Ella y Carlos habían salido de casa juntos. Mientras Carlos se reunía con Sexton, ella había ido de compras para entretenerse.

Entretanto, Debbie seguía esperando una respuesta y miraba ansiosa a Carlos, que finalmente respondió, "¿Cómo crees que me fue? Me pediste que me encargara de ello y lo hice. ¿Cómo iba a presentarme delante de ti si no hubiera ido bien?", dijo resoplando.

Debbie había estado extremadamente inquieta desde que supo habían demandado a Sheffield, especialmente después de saber que lo que hizo fue solo para defender a Evelyn.

Carlos no podía soportar ver todo el día la cara de preocupación de Debbie, quien se sintió aliviada al saber que Carlos ayudaría a Sheffield a solucionar el problema.

Debbie tenía ahora una mirada distinta, le brillaban los ojos. "¿Entonces Sexton accedió a retirar la demanda?", le preguntó a Carlos.

"Sí".

Debbie estaba emocionada, tomó a su marido de la mano e instó, "¡Llama a Evelyn! Dale la buena noticia".

"¡De ninguna manera!", se negó Carlos con arrogancia.

"Muy bien. Entonces se lo diré yo misma". Debbie simplemente se alegraba de que este asunto se hubiera resuelto.

Un poco después, Carlos dijo pensativo, "Sexton es un tipo rencoroso. Es cierto que prometió retirar la demanda, pero no estoy seguro de que tenga intención de dejar a Sheffield en paz. Quizá esté planeando otra manera de hacerle pagar a ese mocoso".

"¡Oh! ¿Entonces qué hacemos?".

"¿Hacemos? Nosotros no haremos nada. Esto es problema de Sheffield. ¿A mí qué me importa? No es a mí a quien odia Sexton".

Debbie puso los ojos en blanco y le espetó, "Está bien, dejémoslo así y ya iremos viendo qué pasa. Si Sheffield necesita tu ayuda, entonces hablaremos del tema".

"¡No! No hay nada más de qué hablar". Después de esto, Carlos no quería tener nada más que ver con Sheffield. Esta vez lo había ayudado solo para contentar a Debbie.

"Bien, ¡entonces lo ayudaré yo!".

Carlos estaba furioso. No conseguía entender por qué Sheffield era tan importante para su esposa. Primero, su hija se había enamorado de ese hombre y se había enfrentado a su propio padre para estar con él, y ahora, su esposa lo amenazaba con ayudar a Sheffield. Carlos no podía entender por qué Debbie lo protegía tanto. Dos de las mujeres más importantes de la vida de Carlos estaban del lado de Sheff

atelo tú ahora!".

Terilynn secundó las palabras de su madre con un movimiento de cabeza. "Mamá tiene razón, papá. Sheffield no te robó. Se lo ganó justamente. ¿Qué hay de malo en eso?".

Debbie y Terilynn no sabían nada de la historia de Anís Estrellado. Ambas pensaban que Carlos simplemente había invertido en la investigación de Sheffield. El hombre no podía admitir delante de ellas que Sheffield había sido más listo que él. "Él maquinó todo un plan para engañarme. No se lo perdonaré", amenazó mirando a la puerta cerrada.

Evelyn, que no había dicho una palabra hasta ahora, le dijo a su padre, "Papá, él fue el que instaló el sistema de defensa informática de nuestra compañía. ¿Y si decide destruirlo cuando vayas a por él?".

Evelyn ya sabía que Sheffield era Anís Estrellado. También pensó que, dado que él era tan bueno en informática, sería capaz de destruir todo su sistema de defensa sin despeinarse.

Ella recordó los momentos en que Sheffield se había ofrecido a solucionar los problemas de su computadora, pero en aquel entonces ella creía que él solo estaba tratando de causarle dificultades. Ahora se daba cuenta de lo ignorante que había sido en ese momento y de lo poco que le había creído.

"¡Tú!", Carlos le gruñó a Evelyn. "¡Se llevó mil millones míos! ¡Y pagará por ello! ¡Eso te lo puedo garantizar!".

"Vamos, Carlos. Oí decir a Dixon que el Grupo ZL ha ganado miles de millones de dólares a través del proyecto de investigación de Sheffield. Por mucho que te haya quitado, ya lo ha pagado con creces. ¿Tanto te cuesta disfrutar la victoria?", dijo Debbie antes de que Evelyn tuviera tiempo de responder, lanzándole una mirada ardiente. Pero viendo lo molesto que estaba, ella no fue capaz de enojarse con él. En lugar de eso, le acarició la espalda para hacerlo sentir mejor y le dijo, "Anda, cálmate ya. Y no te pongas así. Podrías asustar a Gwyn".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top