ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1032 Ella no dirá que sí

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7198

Actualizado: 2020-03-30 01:17


Sin decir nada más, Evelyn salió de la cocina y fue al baño.

Se estaba lavando los dientes cuando Sheffield llegó a la puerta y se apoyó en ella. "¿Ya terminaste?".

"Dame un minuto", articuló Evelyn.

Se acercó a ella y, con los brazos, le rodeó la cintura por detrás; en el espejo, parecían estar en una posición erótica y ella se paró para darle un codazo. "¡Vete!".

Él ignoró su resistencia, dejando las manos recorrer todo su cuerpo.

Cuando terminó de cepillarse, él le quitó el cepillo de la mano; suponiendo que iba a ponerlo en su lugar, ella se negó: "Puedo hacerlo yo misma, gracias".

Pero él agarró la pasta de dientes del lavabo y puso un poco en el cepillo.

"¡Ya me cepillé!", dijo ella, molesta. Aunque era una fanática de la limpieza tanto como él, no se cepillaba los dientes dos veces seguidas.

"Tú sí, pero yo no".

"¿Y qué?".

"Y ahora me los voy a lavar yo, pero no me importa si te quedas detrás para molestarme". Bromeando con ella, se puso su cepillo en la boca.

"¡Eh! ¡Eso no es higiénico en absoluto!", ella trató de quitarle el cepillo de la boca, pero él era demasiado alto. 'Era un maniático de la higiene, ¿ya no le obsesiona la limpieza después de estos dos años?'.

Él se rio. "¿Tienes algún tipo de enfermedad bucal?", preguntó.

"No".

"Bien, yo tampoco", y continuó cepillándose.

Incapaz y sin ganas de intentar razonar con él, Evelyn volvió a la habitación.

Cuando él salió del baño, la encontró sentada en la cama; ella le dirigió una mirada rápida y luego volvió a lo que estaba haciendo en su celular. "¿Quién era la novia de la que estabas hablando el otro día durante la entrevista?", preguntó.

"Tú no", mintió Sheffield, y gritó para sus adentros: '¡Esto es una venganza por haberme engañado!'.

"Oh", la cara de Evelyn no mostró ninguna emoción. "¿Vas a pedirle matrimonio?".

"Sí". 'Quiero casarme con ella más que nada en el mundo'.

"Qué suerte tiene, aunque no te va a decir que sí, ¡así que sigue intentándolo!". Sabía que él la estaba intentando irritar a propósito, así que decidió que necesitaba una dura lección.

Sheffield se desilusionó al escuchar eso d

el repentino beso. 'Estaba a punto de subirse a su auto, ¿a qué viene esta repentina muestra de afecto?'.

Era temprano por la mañana, los miembros de la familia Tang abandonaban la casa uno por uno para ir a trabajar cuando Sheffield entró con la chaqueta del traje en la mano. Se veía guapo y encantador y sus ojos estaban llenos de satisfacción por causa de la noche anterior.

Kaylee lo vio entrar, curvó sus labios y dijo suavemente: "Hola, Sheffield, hoy te despertaste junto a una mujer, ¿no?".

Con los ojos fijos en su rostro, él se rio y le silbó: "Muy aguda, cuñada. Sí, la mujer con la que estuve anoche era cien veces más guapa que tú, y si no fuera por la abrupta llamada de Peterson Tang, no me verías por aquí ahora mismo".

Kaylee no mostró ninguna señal de ofensa, simplemente se cruzó de brazos y pasó sus atractivos ojos sobre el cuerpo de Sheffield de arriba abajo. "La belleza no debe juzgarse solo por la apariencia, y solo conocerás la verdadera belleza de una mujer después de haber estado realmente con ella... Y conmigo no lo hiciste. ¿Cómo puedes estar tan seguro de que no soy más bella que tu amiga?".

Kaylee encontraba a Sheffield más atractivo y mucho más sexy que su esposo, Sterling Tang, y era más guapo que antes; ella simplemente no podía resistirse a su encanto.

"¿De verdad?, ¿estás sugiriendo que lo intentemos algún día?", Sheffield se le acercó para ver mejor su descarado rostro.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir