ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1040 La cólera de la princesa Evelyn

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10932

Actualizado: 2020-04-02 00:02


Al llegar al final de la pasarela, Sheffield se giró elegantemente mientras hacía ondular una estilosa gabardina verde que le cubría hasta la rodilla.

Su movimiento estuvo tan lleno de gracia que incluso Evelyn se sonrojó mientras lo miraba. Se moría de ganas de poder gritar y jalearlo como el resto de las chicas.

Afortunadamente, Sheffield solo tenía ojos para Evelyn. En aquel mar de personas, él la localizó de inmediato y no pudo evitar guiñarle un ojo.

Su gesto no solo hechizó a Evelyn sino también a otras mujeres que lo vieron. Simplemente no podían quitarle los ojos de encima.

Cuando Sheffield se dirigió al backstage, Evelyn lo siguió de inmediato. Seducida por su encanto, a ella ni siquiera le importó el hecho de que él se estuviera cambiando de ropa. Era como si por arte de magia ella se hubiera transformado en otra mujer, muy diferente de la persona tímida y reservada que era habitualmente. Mientras todos la miraban llenos de curiosidad, ella lo siguió al vestuario tranquilamente.

Hasta que no vio el pecho desnudo de Sheffield, Evelyn no se dio cuenta de que se había dejado llevar por la excitación y había entrado sin pensar. "¡Has estado estupendo!", dijo ella después de toser torpemente para ocultar su vergüenza.

"Mientras tú estés satisfecha", dijo Sheffield mientras se acercaba a ella con seguridad. Se detuvo frente a ella y sin vacilar un instante, la besó en los labios.

Evelyn fingió toser de nuevo, esta vez, para tratar de disimular sus mejillas ardientes. Luego dijo con voz nerviosa, "Estuviste genial allí afuera. ¡Ahora date prisa y cámbiate de ropa!". De hecho, Sheffield aún tenía que desfilar con otros siete conjuntos de ropa más.

Consciente de que no tenían mucho tiempo, Sheffield se controló y se alejó de ella. Después de que Evelyn salió del vestuario, él se puso rápidamente el siguiente modelo con el que tenía que desfilar.

Para cuando Sheffield salió a la pasarela con el tercer conjunto, el evento casi se había convertido en su desfile de modas personal.

Cada vez que subía al escenario, la atmósfera se transformaba en la de un concierto de algún cantante famoso. Se oían gritos y vítores agudos por todo el recinto. Todo el mundo levantaba sus teléfonos en el aire para grabar cada uno de sus movimientos.

Pronto se publicaron en Internet vídeos y fotografías de él desfilando, y se circulaban toda clase de temas sobre él en todas las plataformas de redes sociales.

En cada página, la gente expresaba su admiración hacia Sheffield por desfilar sin reservas para apoyar la carrera de su novia y hacerla feliz.

Entre las imágenes de Sheffield en la pasarela, había una en la que Evelyn estaba al pie del escenario. Ella lo miraba con adoración mientras aplaudía con todo su corazón.

Muy pronto, todas las conversaciones en línea se centraron en el hecho de que fue el Grupo ZL quien organizó el evento, y de que Evelyn se encargó de toda la preparación. Así que parecía natural que Sheffield desfilara para ayudar a su chica.

El amor que había entre los dos era una de las historias favoritas de los internautas. Todos se sentían felices por la pareja. Un internauta cuyo nombre de usuario era Lovely Duckling comentó, "Después de romper con Calvert Ji, Evelyn Huo ha encontra

Pero como por instinto, Evelyn le agarró la mano y le dijo en silencio que no lo hiciera. Pero eso no significaba que estuviera dispuesta a no responder. Se enfrentó a Gillian ella misma. "Gillian, ¿ya se te ha olvidado cuál es tu sitio? Te lo voy a explicar de forma muy sencilla, para que no te confundas más, ¿de acuerdo? Como tu jefa, te doy dos opciones. La primera es que desaparezcas de mi vista para siempre y de ahora en adelante no te vuelva a ver; y la segunda es que dejes tu carta de renuncia sobre mi escritorio a primera hora de la mañana".

Gillian la había provocado una y otra vez, y Evelyn finalmente había decidido deshacerse de esta mujer pendenciera de una vez por todas.

Gillian no se esperaba que Evelyn le diera un ultimátum. La fuerte y directa declaración de Evelyn cayó como un jarro de agua fría sobre Gillian. "Evelyn Huo, no estamos en la compañía en este momento. No tienes derecho a obligarme a hacer nada", le espetó Gillian.

"Tienes razón en una cosa. No estamos en las instalaciones de la compañía en este momento. Pero eso no cambia nada. Sigo siendo tu jefa. Puedo hacer que vuelvas al trabajo y conviertas tus horas libres en horas de oficina. Así que si quieres que nos pongamos puntillosas, por mí perfecto. ¿Quieres que repita lo que acabo de decir mientras estamos en la oficina? Porque no tengo ningún problema en hacerlo".

La cara de Gillian casi se deforma. Pero aún así, ella se defendió. "¿Qué pasa con mi opción? ¿Qué pasa si no elijo ninguna de tus dos opciones? ¿Qué vas a hacer entonces?".

"Muy sencillo. Si no lo haces, te despediré. Aquí y ahora. Así que como puede ver, es mejor si eliges", dijo Evelyn con mucha calma mientras recalcaba cada una de sus palabras.

Al darse cuenta de que Sheffield no tenía intención de defender a Gillian, Lea apartó a su enfurecida hermana para que se detuviera y dio un paso adelante. Luego le dijo a Evelyn con una extraña sonrisa, "No creo que esté bien que haga esto, señorita Huo. Peterson ha sido un líder durante toda su vida y nunca lo he visto tratar a sus empleados de esta manera. No sería bueno para su reputación que se supiera que usted le huzo esto a Gillian".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir