ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1041 Defendiendo a su amor

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7313

Actualizado: 2020-04-02 00:42


"Te creo cuando dices que el señor Tang nunca ha tratado a sus empleados de esta manera. Pero eso es porque nadie se ha atrevido nunca a provocarlo como Gillian lo ha hecho conmigo". Evelyn miró fríamente a las dos hermanas, emitiendo un aura amenazadora.

Lea se quedó callada por unos instantes. Evelyn tenía razón. Teniendo en cuenta el rango de Evelyn y el hecho de era Gillian quien había empezado todo, Lea hizo un esfuerzo por calmar la situación. "Tiene razón, señorita Huo. Es culpa de Gillian. Me aseguraré personalmente de que no vuelva a hacer algo así".

Sheffield le dijo a Gillian con desprecio, "Será mejor para ti que ninguno de nosotros vuelva a verte la cara. No te quiero cerca de mí, ni de mi novia". Siempre que Gillian estaba de por medio, Evelyn acababa estallando. Sheffield no quería que ella fuera infeliz, y la mejor solución era que Gillian desapareciera de sus vidas.

Las palabras de Sheffield lastimaron a Gillian. Lo que dijo Evelyn no le había importado gran cosa, pero la advertencia de Sheffield sí le había herido. Por lo que preguntó, "¿Cómo pudiste hacerme esto, Sheffield?".

Él tomó la mano de Evelyn y preguntó confuso, "¿Por qué no puedo hacerte esto? ¿Qué me importa lo que te pase?".

Abochornada, Gillian se mordió el labio inferior y argumentó, "Yo... Soy la cuñada de tu padre, ¡soy tu tía política! ¡Deberías tenerme respeto!". Pero ella no quería ser su tía. Ella quería ser su esposa.

Sheffield se echó a reír y Evelyn se burló de su patético intento. Él respondió sarcásticamente, "Ni siquiera acepto a tu hermana como mi madrastra. ¿Crees que me importas una mierda?".

Las dos hermanas estaban escandalizadas por su forma de hablarles, y Lea se quedó petrificada. Agarrando de la mano a Gillian, dijo, "Sheffield, no está bien que digas esas cosas. Ahora somos tu familia. Gillian y yo solo vinimos a saludar. No teníamos intención de que sucediera nada de todo esto. Señorita Huo, no despida a Gillian. Ella ama este trabajo y también trabaja duro. No creo que el Grupo ZL quiera perder a una buena empleada. ¿No cree que tengo razón?".

Evelyn no estaba tan convencida de sus razonamientos. "Apreciamos a las personas con

illian. Como su hermana mayor, me disculpo en su nombre. Lo siento".

Evelyn no se molestó en responder. Tomó la mano de Sheffield y se fueron de allí.

Cuando por fin entraron en el auto, ella suspiró. Sheffield sonrió, la besó suavemente en los labios, y le dijo, "No te enojes ahora, ¿de acuerdo?".

Evelyn le devolvió la sonrisa y dijo, "Estoy tan furiosa con ella".

Sheffield le tomó la mano. "Fue culpa mía", dijo.

Su tono suave ayudó a disipar su mal humor. "Bueno, ya que admites tu culpa, hazme el favor de alejarte de otras mujeres de ahora en adelante".

"Sí, cariño. ¡Como tú digas!". Sheffield la abrazó y la besó de nuevo.

Esta vez, Evelyn le devolvió el beso. "Este beso es tu recompensa por lo bien que te has portado esta tarde y por hacerme un gran favor".

Sheffield sonrió, "Un beso no es suficiente. Eve...".

Él se acercó, pero ella lo apartó. "De acuerdo. ¡Pero ahora no, y definitivamente, aquí no! Vámonos. Tengo una cena importante. Recógeme cuando termine, e iremos a tu casa, ¿de acuerdo?".

"Suena bien", dijo y la besó de nuevo antes de dejarla ir.

Esa noche, antes de que Sheffield pudiera recoger a Evelyn de la cena, lo llamaron por una emergencia en una sucursal de la compañía. No le quedaba más remedio que ocuparse de eso.

De camino allí, la llamó. Ella estaba en medio de la cena. "Peterson Tang no puede ir, así que tengo que ocuparme yo, esta es la forma más fácil de resolver el problema".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir