ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1047 El gran gesto

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8222

Actualizado: 2020-04-04 01:52


"¿Por qué no nos saltamos el desayuno? ¡Se me ocurren mejores cosas que hacer que desayunar!", sugirió Sheffield, agarrando a Evelyn y levantándola.

Ella soltó un grito de sorpresa y bajó la cabeza para mirar al hombre que la sostenía: "No, el desayuno está listo, me había equivocado, ¡bájame!".

"¡Oh! ¿Equivocada respecto a qué?", preguntó con una sonrisa.

"Um... Yo..., no lo sé", se dio por vencida la mujer.

La respuesta torpe de Evelyn le dio un dolor de cabeza a Sheffield. "Escucha, ¡te lo diré!".

Ella asintió, esperando escuchar lo que le diría.

"Me importa un bledo lo que le pasara a Gillian, no me importa lo que hace o a dónde va, ¡Por mí, como si vive en las calles!". Cuando esa mujer decidió meterse así con Evelyn, arrojó el último resto de su amistad con Sheffield por el desagüe.

"¡Pero tú fuiste el que sacó el tema!", le recriminó Evelyn.

"Sí, lo hice, pero era una pregunta simple. Esa perra de Lea se quejó de mí a Peterson, y él me envió un mensaje y me preguntó sobre el tema, por eso te lo pregunté, ¿lo entiendes?".

"Sí, ¿ahora ya puedes bajarme?". Ella todavía no se había lavado la cara.

Sheffield la bajó suavemente para que pudiera llegar al suelo. "Bueno, te perdono, por ahora; pero si me das otro disgusto la próxima vez, te prometo que te...", su voz desapareció tras su mirada de seriedad fingida.

"Sheffield", dijo Evelyn en tono expectante.

El tono de la mujer le dio un poco de miedo a Sheffield, quien sonrió y la besó en la mejilla: "¿Sí, cariño?".

"¿Por qué no terminas la frase? ¿Prometes que me harás qué".

"Prometo que... que... que te pediría mis más sinceras disculpas". Eso no era en absoluto lo que tenía pensado decir.

"Si crees que te malinterpreté, ¿por qué disculparte conmigo?".

"No, no, es porque en realidad estoy siendo mezquino; no debería meterme contigo, sería todo culpa mía si me malinterpretaras alguna vez".

Evelyn guardó silencio, sin saber qué decir sobre su tierno discurso.

Después del desayuno, quedaron para salir y divertirse por la tarde y llevaron a Gwyn con ellos. Luego ambos se marcharon por caminos diferentes.

En el Grupo Theo

Cuando Joshua llegó al despacho de Sheffield, este estaba hablando por teléfono. "Ya me escuchaste, quiero 9.999 rosas azules y rosas rojas entregadas por vía aérea en dos días. Cuanto antes mejor, es urgente".

Al escucharlo hacer un pedido tan grande, Joshua murmuró: "¡Joder!", en voz baja. Si Sh

dó que el aroma de Evelyn todavía debía permanecer en su apartamento y echaba de menos aquello; así que decidió regresar a casa, aunque ya era pasada la medianoche.

Salió del ascensor y caminó hacia su puerta, pero, antes de abrirla, observó algo sospechoso en la cerradura.

Entonces vislumbró la cámara en la esquina superior derecha del corredor, no podía ver la pequeña luz LED que generalmente estaba encendida, ¿la cámara no estaba funcionando?

Sin embargo, estaba seguro de que todavía estaba bien cuando salió del departamento esa mañana. Decidió abrir la puerta de todos modos, pero no se apresuró a entrar. Se quedó allí de pie y aguzó el oído buscando ruidos sospechosos, pero no se oía nada.

Aun así, estaba seguro de que no se trataba de un robo, un ladrón ordinario no podría entrar en su apartamento tan fácilmente.

Entró en la sala de estar, alerta, encendió la luz y miró a su alrededor. No había nadie más allí.

Fijó su mirada en la puerta medio cerrada de la habitación, pero estaba demasiado lejos para poder ver si había alguien dentro.

Como de costumbre, se quitó la chaqueta y caminó hacia el perchero, aprovechando la oportunidad para mirar hacia la habitación por el rabillo del ojo.

La cama y la mesa estaban en el lugar habitual, nada fuera de lo normal.

Se dio la vuelta y caminó hacia la nevera, y cuando estaba a punto de abrirla, de repente encontró algo sospechoso en el mango.

Aunque era transparente, el extraño olor lo alertó, sacó su teléfono y llamó a Joshua. "Josh, ¿qué haces? Acabo de llegar a casa y siento un poco de hambre. ¿Qué tal si salimos a comer algo por allí?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir