ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 3 El profesor testarudo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10366

Actualizado: 2019-06-05 00:04


"¡Debbie! ¡Debbie!", una ligera voz seguía llamando a Debbie mientras se estaba quedando dormida. Negándose a despertarse, sintió que tiraban de su manga constantemente pero, cuanto más lo ignoraba, más fuerte era la voz y el tirón. Esto hizo que se rindiera y finalmente se despertó.

Aunque estaba claro que todavía estaba medio dormida, giró la cabeza hacia Kristina. "Kristina... es mejor que tengas una buena razón para despertarme...".

Lo que vio como respuesta de Kristina fue su dedo que señalaba hacia un lugar. Los ojos de Debbie miraron a donde ella señalaba y vio a Marc absolutamente exasperado en el escenario.

El solo hecho de presenciar la cara larga de Marc era similar a ser salpicado con agua helada en la opinión de ella. '¡Oh mierda!', luchando por recuperarse, Debbie sacudió la cabeza violentamente y luego se incorporó.

Marc, el profesor que estaba de pie frente a ella, era considerado como uno de los profesores más testarudos de la universidad. Debbie sacó el libro de texto de su bolsa, lo abrió en la página correspondiente y envió una mirada gélida a quien se atreviera a reír.

Casi de inmediato, sus compañeros de clase volvieron su atención al frente, fingiendo que no se habían dado cuenta de lo que estaba sucediendo. Una vez que la situación se resolvió, el profesor Marc reanudó la clase.

'Oh Dios, se ve tan enojado...', Debbie hundió sus manos a través de su cabello con pesar. 'Definitivamente voy a reprobar sus exámenes...'.

Nadie intentó burlarse de ella. Todos en la sala, así como toda la universidad, sabían que Debbie poseía un antecedente muy enigmático.

Incluso peor, era una estudiante escandalosa ya que constantemente se enfrentaba con otros, se emborrachaba y se escapaba de clases. En resumen, había hecho cosas que la universidad consideraba inaceptables.

Dentro de la Universidad de Ciudad Y, en el reglamento se estipulaba que a los estudiantes no se les permitía teñirse el cabello de ningún color, pintarse las uñas ni llevar joyas extravagantes al campus.

Sin embargo, a Debbie no le importaba, ya que tenía un largo cabello teñido de lila y brillantes uñas rojas. Los profesores de la universidad estaban demasiado aterrorizados para regañarla por ello.

Era sorprendente que no la hubieran expulsado de la universidad. La razón de ello era que provenía de una familia con poder.

"Debbie Nian", dijo Marc con frialdad, "por favor, explícame qué son las finanzas". El profesor conocía bien los antecedentes de Debbie. Emmett Zhong, el asistente de Carlos, tenía contactos con Marc en la universidad. No obstante, incluso el propio Carlos era un ex alumno de Marc. Como maestro responsable, Marc sabía que tenía que intervenir ya que no permitiría que sus estudiantes, en particular Debbie, se sometieran a los vicios.

Fingiendo mirar el libro, Debbie pateó el asiento frente a ella. El que estaba sentado enfrente no era otro que el delegado de la clase y un estudiante que solo obtenía calificaciones excelentes, Dixon Shu.

Con esta señal, Dixon Shu sabía lo que Debbie quería decir y rápidamente pasó las páginas del libro a donde estaba escrita la respuesta y lo deslizó hacia su lado izquierdo para que ella pudiera verla.

Una sonrisa de satisfacción quedó grabada en el rostro de Debbie cuando sus ojos pudieron visualizar la definición. Muchos la estaban mirando, su buena apariencia era públicamente reconocida.

Poseía los rasgos que todas las chicas anhelaban, una piel clara y perfecta, un par de ojos grandes e inocentes, una nariz con un hermoso perfil y unos labios suaves y rojos.

Aunque la cara de Debbie estaba limpia y sin maquillaje, su perfil seguía siendo etéreo. Sin mencionar que su par de piernas largas y delgadas eran una delicia que todos los chicos admiraban ver.

Si solo su rendimiento académico fuera mejor, encajaría perfectamente con el título de "Miss Universidad".

'Está bien, veamos a ver...', Debbie se levantó y parpadeó mientras comenzaba a leer el libro de Dixon Shu. "Finanzas es un término amplio que describe dos actividades relacionadas: el estudio de cómo se distribuye de forma eficiente el dinero y...".

Como profesor experimentado, Marc se dio cuenta del truco de Debbie, y esto lo indignó. "¡Suficiente!", la voz de Marc retumbó en toda la sala y asustó a toda la clase.

Los estudiantes podían ver cómo su profesor mantenía su ira bajo control con indignación.

Todos estaban asustados y no se movieron de sus asientos, todos excepto Debbie, que le sonrió a Marc y le preguntó: "Profesor Dou, ¿mi respuesta es incorrecta?".

Debido a esto, Marc comenzó a ponerse rojo de ira y Debbie no pudo evitar arrepentirse de lo que hizo y comenzó a pedir perdón. "Profesor Dou, por favor no se enoje conmigo. ¡Aprenderé la respuesta de memoria antes de que termine la clase!", prometió Debbie. Incluso ella tenía personas a las que temía y este profesor era uno de ellos, porque sabía que Carlos era uno de los antiguos alumnos de él.

Luego, Marc se calmó y el color rojo comenzó a desaparecer de su rostro al escuchar las palabras de Debbie. En su opinión, ella era una chica inteligente. Si solo enfocara su mente en e

l estudio, podría ser una estudiante de excelencia con altas calificaciones. Pero, como profesor, no podía tolerar más sus acciones insolentes. '¿No te gusta estudiar? ¡Bien! ¿Reprobaste muchos exámenes? ¡Bien!', entonces Marc le dirigió una mirada a Debbie. '¡Pero no permitiré que salgas con la tuya en mi clase!', se juró a sí mismo.

"Si te atreves a quedarte dormida en mi clase de nuevo, Jeremías Han, Kristina Lin y Karen Zheng, ¡los tres irán a pararse debajo de la bandera!", Marc anunció. "¿Lo entendiste?". Los tres que nombraron se quejaron con incredulidad ante la declaración de su profesor.

'¿Por qué somos nosotros los que sufrimos cuando Debbie es la que comete errores?', todos pensaron por igual.

La razón por la que Marc tomó esta decisión fue porque sabía que Debbie era leal a sus amigos. Lastimar a otros para su beneficio propio iba más allá de lo que Debbie podía tolerar. Esta era una de las ventajas que Marc vio en su actitud.

Lanzando una mirada imperiosa hacia su profesor Marc, Debbie maldijo en lo más profundo de su mente: '¿Pero por qué? ¡Eres un pedazo de...!'.

Debbie levantó la cabeza y respondió con confianza: "Entendido, Profesor Dou. No me verá quedarme dormida en su clase nunca más". Debbie se sentó de nuevo en su lugar, recogió su pluma y comenzó a escribir en el cuaderno que tenía. Una mirada de satisfacción estaba presente en el rostro de Marc cuando pensó que ella estaba tomando notas, mientras que en realidad, solo estaba garabateando.

Cuando sonó el timbre, Marc pronunció sus últimas palabras antes de recoger sus cosas y, finalmente, abandonó la sala.

Las clases terminaron oficialmente.

En el momento en que Marc se fue, varios chicos y chicas se reunieron alrededor de Debbie y comenzaron a expresar sus quejas con respecto a su profesor.

"Oye, jefa. ¿Qué pasa con el profesor Dou?", preguntó Jeremías. La expresión de frustración estaba escrita en toda su cara. '¿Por qué diablos eligió castigarnos a nosotros en lugar de Debbie? Es un hombre extraño', pensó.

Con una estatura de 2 metros 10, Jeremías era uno de los estudiantes más altos de toda la universidad. Además, era uno de los amigos más cercanos de Debbie y un hombre generoso.

"Debbie, por favor, no vuelvas a dormirte en la clase del profesor Dou...", se quejó Kristina mientras sostenía el brazo de Debbie con fuerza y actuaba de una manera encantadora. "Te lo ruego...", Kristina, la otra amiga de Debbie, tenía el pelo largo y rizado y un cuerpo pequeño, pero aún rebosaba de encanto.

"Debbie, como la Miss Habitación 3301, no puedo permitirme quedar mal en público de esa manera, ¿de acuerdo?", dijo Karen, quien se proclamaba a sí misma como la chica más hermosa del dormitorio.

En ese momento, el espíritu de Debbie estaba decaído debido a todo el asunto del divorcio y al beso entre ella y Carlos. El ruido que la rodeaba comenzó a irritarla, así que tomó el libro, lo golpeó contra el escritorio y el sonido nítido del golpe en la mesa resonó en toda la sala, dejando a todos en estado de shock.

Todos en la habitación sabían que si miraban hacia atrás, se congelarían al sentir la mirada fría de Debbie a su alrededor, por lo que todos se quedaron callados.

Al sentir la tensión cada vez más pesada en el aire, Karen habló con la esperanza de aliviar la ambiente. "Oigan, acabo de recordar que, ¡hoy hay una gran promoción en la Plaza Internacional Shining! ¿Quieren venir?".

De pie y mientras se abría paso hacia Karen, Debbie mostró una deslumbrante sonrisa y dijo: "¡Yo quiero!". 'Probablemente solo viene por el lápiz labial que siempre quiso tener...' Karen puso los ojos en blanco de forma juguetona.

Ya que eran amigas cercanas, Karen y Debbie se conocían como la palma de su mano.

Debbie solía pelearse y se emborrachaba mucho; era un rasgo sorprendente que estuviera tan interesada en los lápices labiales. Nunca se preocupó por la ropa que llevaba, ya que se vestía de forma casual. Sin embargo, su interés por coleccionar un caleidoscopio de lápices labiales era imparable.

En la Plaza Internacional Shining

El grupo se reunió y finalmente llegaron a la plaza. El interior de dicha plaza rebosaba de tanta belleza, era una de las lugares más bonitas de visitar.

Consistía en un grupo de siete edificios, nombrados en honor a las estrellas que formaban la constelación de la Osa Mayor.

Los nombres de los edificios eran Dubhe, Merak, Phecda, Megrez, Alioth, Mizar y Akaid.

En la cima de cada edificio, había varias luces y cuando caía la noche, las luces se encendían de tal manera que, si tenías una vista aérea, podías ver cómo formaban la constelación de la Osa Mayor. Ciertamente, era un espectáculo impresionante.

El diseño de la iluminación interna se asemejaba a los cielos cubiertos de diamantes, dándote la sensación de que estabas caminando a través de un mar de estrellas. No era de extrañar que las personas se enamoraran de una plaza de este tipo, envuelta en una atmósfera única con la Osa Mayor. Por eso, era un lugar de citas famoso en el que se encontraba a personas de todas las edades que venían con sus parejas para observar de cerca las estrellas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir