ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 31 Quién acosó a mi novia

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9889

Actualizado: 2019-06-25 03:14


Cuando la cajera dudó en tomar la tarjeta, Debbie perdió la paciencia y dijo: "¿No me escuchaste? ¡Dije, toma mi tarjeta y dame el tique!". La verdad era que se sentía mal por tener que enojarse con la cajera, sabía por qué la mujer detrás del mostrador no quería hacer su trabajo; debía haberse dado cuenta de a quién había llamado Olivia.

"Señorita, disculpe, pero ¿podría esperar un minuto? Esa señora... parece haber llamado al subdirector general de nuestro centro comercial", explicó la cajera mientras miraba de un lado a otro entre Debbie y Olivia. No tenía idea de lo que estaba pasando, solo sabía que no quería ofender a ninguna de las clientas.

'¿Eh? ¿El subdirector general del Plaza Internacional Shining? ¿Y por qué tanta importancia? Mi esposo es el dueño', contestó ella para sí.

Caminó hacia Olivia con cara de enojo y dijo en tono sarcástico: "¿Cuántas veces has estado en la oficina de la decana? ¿Me tomaste por estúpida? Sé que fuiste tú quien me delató. Si pudiera, te sacaría esa máscara, pero simplemente estoy demasiado ocupada como para molestarme en este momento. Ambas sabemos que eso no significa que te tenga miedo. Afortunadamente para ti, no he estado de humor como para tener una discusión contigo, a pesar de que me seguiste apuñalando por la espalda. Ganaste la última vez, pero si crees que seguir con esa actitud me vas a derrotar, será mejor que te prepares. Te lo advierto, Olivia Mu. Si te atreves a provocarme una vez más, me aseguraré de que seas tú la que sale perdiendo".

Olivia palideció al escuchar las amenazas de Debbie. Sabía que la exaltada chica que tenía en frente no le tenía miedo en absoluto; si tenía que derribarla, lo hará. Se estremeció al pensar que estaba discutiendo con alguien que no le tenía miedo a nadie.

"¿Qué clase de tonterías estás escupiendo ahora? ¡Yo no le dije nada a la decana!", negó Olivia, con la esperanza de escapar de la ira de Debbie. Esa era su estrategia: rechazaría cualquier acusación en su contra porque tenía la certeza de que Debbie no tenía ninguna prueba concreta de que había sido ella la que se lo había contado.

Sin embargo, su mirada nerviosa ya la había delatado y la voz le temblaba cada vez que intentaba justificarse. Debbie se anticipó a la reacción de Olivia, así que le sonrió con desdén, y maldijo en silencio a la perra. "Por tus padres, no te voy a dar una paliza hoy, pero, por última vez, te diré que este broche es mío, así que es mejor que elijas otro o de lo contrario, saldrás de aquí cojeando", le advirtió Debbie. Tenía los brazos cruzados, en una actitud y con un gesto de alguien que no tenía miedo.

Kristina y Karen se rieron detrás de Debbie porque sabían que su amiga estaba mintiendo. Debbie podía estar un poco irritada, pero tenía un corazón tierno.

Realmente no golpearía a Olivia porque la chica que la enfrentaba era la hija de su tía; de hecho, eran primas de sangre, por lo que en realidad era bastante tolerante co

io cuenta que Olivia estaba llorando y entonces se dirigió a Debbie para rogarle: "Señorita...".

Antes de que pudiera siquiera terminar la idea, Debbie interrumpió y exclamó: "¡Empaca eso para mí o te demandaré a ti y a esta tienda!". Le dio a la cajera una mirada mortal que hizo que la mujer finalmente extendiera la mano para tomar su tarjeta.

Victor Liu se había puesto rojo de ira por la falta de respeto de la joven. "¡No se lo vendas a ella! ¡Soy el subdirector general del centro comercial y tú haces lo que te digo!".

Si bien lo que dijo era cierto, nunca hubiera llegado a esa posición en la cima sin la financiación de su padre. Plaza Internacional Shining pertenecía al Grupo ZL y era un negocio que generaba beneficios. Por lo tanto, su padre había gastado mucho dinero para convertirlo en el subdirector general del centro comercial.

Debbie miró con desprecio al hombre y se burló de él, "¿El subdirector general? ¿Y qué? ¿Crees que me asusta?", y pensó por dentro, '¡Mi esposo es el CEO del Grupo ZL! ¿Alguna vez he presumido de esta manera?', Victor Liu estaba completamente enfurecido y se dirigió a la cajera, exigente, : "¡Empaque el artículo para mi novia! Ella lo va a comprar. Haga su trabajo. Deje que pague el tique".

'¿Qué carajo? ¿Olivia es realmente su novia y ni siquiera paga por ella?', pensó Karen, mientras cruzaba los brazos y ponía los ojos en blanco.

"Sí, Sr. Liu", obedeció la cajera. Luego dejó la tarjeta de Debbie y se dirigió a Olivia.

Olivia de inmediato sacó su billetera para pagar el broche, pero antes de que terminara de hacerlo, Debbie ya estaba tan enojada que no había vuelta atrás, de manera que tomó la cartera de su prima y la tiró fuera de la tienda.

Olivia miró a su prima sin poder creer lo que veía. "Perra, ¿qué acabas de hacer? ¿Por qué hiciste eso?", exclamó la muchacha enfurecida.

La billetera, que estaba llena, atrajo tanta atención que una multitud comenzó a formarse a su alrededor.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir