ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 43 Yo soy tu marido

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9670

Actualizado: 2019-07-01 04:25


A Tristán le divertía la pregunta de Karen, pero hizo todo lo posible por mantener una expresión de seriedad. 'En primer lugar, el Sr. Huo es un caballero que no obligará a las mujeres a hacer nada que no quieran, en segunda, Debbie es su esposa, no sería inapropiado si terminaran haciendo algo', pensó él. "No te preocupes, lo que está haciendo el Sr. Huo es por el bien de la Señorita Nian", aseguró Tristán.

La verdad era que él no sabía lo que su jefe le haría a Debbie, pero sí sabía que sería lo mejor mantenerse alejado de sus asuntos.

Sin embargo, Karen aún se sentía preocupada por su amiga, ya que recordó lo que Kristina le había dicho antes: Carlos tenía la intención de enterrar viva a Debbie la última vez. "¿Qué tal si entro y me quedo con mi amiga? Juro que simplemente me sentaré allí y escucharé al Sr. Huo, no haré ningún ruido", suplicó ella.

'Si te dejo entrar, el Sr. Huo se enojará conmigo, no quiero que me castigue, debería advertirme del ejemplo de Emmett', pensó Tristán. Después se aclaró la garganta y dijo: "Señorita Zheng, te aseguro que el Sr. Huo no le hará nada a la señorita Nian, ¿podrías por favor dejar de preocuparte por tu amiga?".

Karen no tuvo más remedio que irse porque se dio cuenta de que Tristán no la dejaría pasar por ningún medio, mientras caminaba hacia el aula, no podía dejar de preocuparse por Debbie.

En la oficina de Carlos

Carlos colocó una carpeta en el escritorio frente a su esposa y dijo: "Durante el resto de este semestre, tendrás que tomar estas clases: yoga, baile, piano, conducta... también debes participar en los exámenes de postgrado, así que seré tu profesor de inglés, matemáticas avanzadas y economía financiera".

"¡Para, para!", interrumpió Debbie, mientras sus ojos se agrandaban al ver las innumerables clases que debía tomar.

Luego se inclinó hacia delante para acercarse a él y le dijo: "Viejo, ¿quién te dio el derecho de organizar tantas clases para mí?". '¿Alguna vez me has pedido mi opinión? ¿Alguna vez te he dado mi consentimiento?', maldijo ella en su interior.

'¿Viejo? ¿Realmente soy realmente tan viejo para ella?', pensó Carlos. Luego frunció el ceño y respondió en voz baja: "Yo soy tu marido".

Su voz era tan cautivadora y atractiva que Debbie se quedó atrapada en un trance, le tomó un tiempo antes de volver a sus cinco sentidos. Fingiendo estar tranquila, ella se aclaró la garganta y replicó: "Sí, eso no lo niego, eres mi esposo, pero lo que me has hecho sólo me hace preguntarme si me estás tratando como si fuera tu hija".

La cara de Carlos se endureció cuando escuchó lo que su esposa había dicho, aunque sus palabras eran duras, había algo de verdad en ellas.

De repente, él extendió la mano para abrazarla y la obligó a sentarse en su regazo, a pesar de su lucha, Carlos sostuvo la cintura de su mujer con fuerza con su brazo izquierdo y le agarró la barbilla co

teléfono como si estuviera mirando a su amiga en persona.

"Debbie, el Sr. Huo debe sentir algo por ti, ¿qué estás esperando? ¡Ve a él y hazlo tu hombre!", gritó Karen.

'¿Qué carajo? ¿Acaso estás bromeando?', Debbie se sorprendió por la sugerencia de su amiga. Luego respondió bruscamente: "Karen Zheng, ¿eres mi amiga o no? ¿Desde cuándo te convertiste en mi padrote? ¿Cómo te atreves a pedirme que... me acerque a él y...?". Debbie era demasiado tímida para pronunciar las palabras "lo haga mi hombre", ¿por qué Karen cedió tan fácilmente a la cara bonita de Carlos? Ella no podía creer lo que su amiga le acababa de decir.

"¡Vamos! Si no fuera tu amiga, habría ido a Carlos yo misma, él es el Sr. Huo, ¿sabes lo que eso significa? Si te conviertes en su mujer, ¿sabes cuántas mujeres estarán celosas de ti? Jefa, ¡tu vida realmente sería exitosa!", espetó Karen, depués de esto, Debbie se quedó sin habla.

Por otro lado, Carlos fue realmente eficiente y confiable, a la mañana siguiente, la profesora de baile llegó a East City Villa a las 8 de la mañana.

Como la primera clase de Debbie en la universidad comenzaba a las 10:30 de la mañana, ella todavía estaba profundamente dormida cuando llegó la maestra. Julie fue a la habitación de Debbie y la despertó suavemente, cuando la muchacha entrecerró los ojos soñolientos, Julie le dijo que la profesora de baile la estaba esperando en el salón de danza.

Después de prepararse, Debbie fue a donde la maestra la esperaba, en el momento en que vio a la maestra de baile, sus ojos se iluminaron y se entusiasmó con tomar clases.

La profesora era de la misma edad que ella, tenía una cara bonita y lo más importante, una figura perfecta. Debbie podía ver, por la forma en que se vestía, que era una chica suave y gentil, ella estaba casi babeando por su profesora, por lo tanto supuso que la mayoría de los hombres se enamorarían de la maestra a primera vista.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir