ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 72 ¿Te atreves a mencionar a Carlos Huo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9584

Actualizado: 2019-07-16 00:02


Carlos tomó un sorbo de su café y miró con indiferencia a la chica que tenía delante, se arrepintió de no haberse acostado con ella la noche anterior. Una amplia sonrisa apareció en las comisuras de su boca al ver que su esposa se enojaba cada vez más, "Estás decepcionada porque no te hice el amor, ¿cierto?".

La forma arrogante de su pregunta hizo que Debbie se ahogara con su bebida, después de una pausa, ella gritó con las mejillas enrojecidas: "¡Ahórrate tus tonterías! ¡Nunca había visto a un tonto tan insensible como tú!".

Con toda la sinceridad posible, Carlos volvió a poner la taza sobre la mesa, se inclinó hacia Debbie y dijo en voz baja y sensual: "Lamento no haberte satisfecho la noche anterior, no volverá a suceder, te dejaré ser la capitana de tu barco esta noche, puedes hacerme todo lo que quieras".

'¡No tuve que haberle discutido! Ella sólo quería estar encima, lo cual no es un gran problema, debí haber aceptado', pensó para sí mismo.

Después, Carlos se incorporó y añadió: "Bueno, te dejaré explorar cuando rodemos sobre la cama esta noche, quiero que llenes esa casa con gritos de placer hasta la mañana".

La cara de Debbie se sonrojó aún más ante sus innecesarios detalles lascivos. 'A este bastardo sinvergüenza ni siquiera le importa que su asistente todavía esté aquí', maldijo ella en su interior. Con la cabeza agachada, Debbie replicó en voz baja: "¡Deja de soñar! No voy a acostarme contigo, pasaré la noche en la residencia de la universidad".

No obstante, Carlos golpeó la mesa con los dedos y dijo: "Ya que somos una pareja, es hora de que te mudes a mi habitación, necesitas empezar a comportarte como mi esposa".

"¡Olvídalo! Me voy a mudar a mi residencia en el campus, Karen y mis compañeras de habitación me extrañan, mientras que aquí sólo estoy perdiendo el tiempo contigo", respondió ella.

Con una actitud seria, Carlos asintió y dijo: "Lo entiendo, gracias por recordármelo".

Justo cuando Debbie dejó escapar un suspiro de alivio y pensó que estaba de acuerdo con ella, su esposo continuó: "Gracias por recordarme que todavía estamos durmiendo en habitaciones separadas, sé que no debí haberte descuidado durante los tres años que llevamos casados, pero de ahora en adelante, todo eso cambiará, haré lo que tú prefieras, de verdad lo cumpliré, por amor". Hasta ahora, él ya le había dado mucho tiempo y creía que era hora de que empezaran a tomar su rol de esposos, cuanto más tiempo pasaban juntos, más entendía a su mujer. Si Carlos seguía esperando hasta que Debbie estuviera lista para darle hijos, él podría mirar con envidia en un futuro cómo Damon y Wesley enviarían a la escuela a los suyos.

A veces, Carlos era un verdadero dolor de cabeza, cansada de su necedad, Debbie se inclinó sobre la mesa y reprendió: "¡Deja de decir estupideces! Hablemos de otra cosa".

"Está bien, hay una fies

mientas a ti misma pensando que eres la única mujer que podría encontrar en todo el mundo. Debes considerarte afortunada y luchar para mantener a tu esposo a tu lado de cualquier manera, si lo pierdes, te darás cuenta muy tarde de lo que estoy tratando de decirte, querida".

"No te preocupes, ¡no lo haré!", espetó Debbie con indiferencia.

En realidad, lo que quería decir era que no se arrepentiría si otra mujer le quitara el amor de Carlos, pero pensándolo bien, odiaba pensar en tal posibilidad.

Eran casi las 8 de la noche cuando ella colgó el teléfono, ya era hora de sus lecciones, donde Carlos la estaba enseñando Matemáticas Avanzadas.

Pero en lugar de prepararse para la clase, Debbie rodó sobre su cama, pensando en lo que Karen había dicho, 'Si empiezo a acostarme con Carlos, ¿será posible que no me obligue a tener tantas clases?'.

Luego sacó su teléfono y publicó en sus Momentos WeChat, "Tengo un sueño y es dormir con CH, si me decepciona, le haré que se arrodille en un cactus. Si me decepciona, le haré que se arrodille sobre conchas de durian, ¡jajaja!".

Después, ella abrió la aplicación de Weibo y publicó: "C, ¿por qué no duermes conmigo?".

Kristina había agregado a Debbie como su "Amiga íntima" en Weibo y pronto pudo leer su publicación. al leer lo que su amiga había escrito, ella comentó: "¿Te atreves a mencionar a Carlos Huo? Se necesita valor para hacer eso".

Para ese momento, Debbie había apagado su teléfono y se había ido a la clase de su marido, así que no tenía idea de que sus publicaciones se habían vuelto muy populares.

Muchos de sus amigos que vieron el post en WeChat Moments, llevaron la conversación a grupos de chats, en uno de los grupos, Karen mencionó a Debbie y comentó: "Jefa, sentí vergüenza por ti, has estado casada con Carlos durante tres años, pero aún eres virgen, ¿tienes algún problema? ¿O es tu marido el que tiene problema?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir