ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 79 Los celos alteraron su mente

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10150

Actualizado: 2019-07-20 00:02


Cuando Tristán recibió la llamada de Emmett, acababa de regresar a la oficina, la pregunta de Emmett le hizo pensar en los lápices labiales que Carlos le había comprado a Debbie. En su opinión, un regalo significaba que su relación estaba bien, así que él respondió: "Están bien".

"De acuerdo, gracias", dijo Emmett. Después de terminar la llamada con Tristán, llamó a Debbie, ella no se dio cuenta de que no había hablado con él en mucho tiempo hasta que recibió su llamada.

"Hola Emmett", dijo ella, quien estaba a punto de ir a la compañía de su marido para devolverle los lápices labiales cuando sonó su teléfono.

"Snif, snif... ¿Cómo... cómo está usted Sra. Huo?", Emmett lloró por teléfono, lo que hizo que Debbie se estremeciera, ella pensó que algo horrible debía haber sucedido. "¿Qué ocurre?", preguntó la chica.

Instantes después, Emmett preguntó con cautela, "Sra. Huo, ¿está el Sr. Huo con usted?".

"No, ¿por qué?", preguntó Debbie.

Al oír que Carlos no estaba cerca, Emmett dejó de llorar y su voz volvió a la normalidad, "Sra. Huo, me mandaron a cargar ladrillos en un sitio de construcción por usted. He estado en este aburrido y terrible lugar durante un mes, no puede imaginar todo lo que he pasado, cuando se sirve una bebida y mira por la ventana de su cómoda villa, ¿alguna vez piensa en mí? ¿Le duele cuando lo hace?".

Debbie se sorprendió al escuchar eso. '¿Emmett? ¿Cargando ladrillos? ¿Por mi culpa?

¿Por qué no me lo dijo Carlos? Le pregunté por Emmett, pero...', dijo para sí misma.

"Lo siento, en verdad no lo sabía", se disculpó ella.

"Ahora ya lo sabe, quiero recuperar mi antiguo trabajo, usted es la esposa del Sr. Huo, ¿me puede ayudar? Si consigue que regrese, haré cualquier cosa por usted, lo que sea que me pida", suplicó Emmett.

"¿Harás lo que sea por mí? ¿Qué hay de mi marido?", preguntó Debbie. "Bueno, haré cualquier cosa por los dos", respondió el hombre.

Debbie prometió que hablaría bien de él, pero no podía prometer que Carlos lo perdonaría, tragándose el nudo en la garganta, Emmett dijo que estaba bien. Después de terminar la llamada telefónica, ella miró los estuches de lápices labiales, preguntándose qué hacer con ellos, había estado pensando en devolverle el regalo a su esposo. Debbie tenía la intención de hacerlo con un objetivo, para que quedara claro que no podía comprarla de esa forma, que estaba muy enojada. Aunque la llamada de Emmett la hizo dudar, Debbie tuvo que pensar más antes de ir a la compañía de Carlos y hablar con él.

Cuando ella llegó al Grupo ZL más tarde, su esposo acababa de regresar a su oficina después de una reunión con un cliente, al igual que la última vez, Rita la recibió en la recepción, la diferencia fue que esta vez, esta última se acercó a ella tan pronto como la vio. "Encantada de verla Señorita Nian, está aquí para ver al Sr. Huo, ¿verdad?", sin darle a Debbie la oportunidad de decir una palabra, agregó con una sonrisa, "El Sr. Huo acaba de regresar a su oficina, la llevaré allí de inmediato".

El entu

peor. Como si no se hubiera dado cuenta de lo que estaba pasando, Megan exclamó: "¡Guau! ¡Estos colores son fantásticos! No tengo ninguno de estos, tío Carlos, ¿le pediste a Debbie que me comprara esto?".

Debbie y Carlos estaban aturdidos.

'Dije 'vine a devolver los lápices labiales' no 'vine a traerlos'. ¿Quién se cree que es? ¿Acaso tiene problemas mentales? ¿Por qué cree que los labiales son para ella?', maldijo Debbie mentalmente.

Ella miró a su marido y se burló: "Sí, tu tío Carlos los compró para ti, son ediciones limitadas, ¡disfrútalos!".

Eso hizo a Megan aún más feliz, volvió a poner las barras de labios en las bolsas y saltó al lado de Carlos como un conejo. "¡Gracias tío Carlos! ¡Realmente me encanta tu obsequio!", luego, frente a las narices de Debbie, se puso de puntillas y besó a Carlos en la mejilla, de la misma manera como había besado a Curtis en su cumpleaños.

Viendo esto, Zelda se retiró a su asiento, 'Estoy en lo correcto, parece que la señorita Lan es la futura Sra. Huo, el Sr. Carlos es diez años mayor, pero supongo que no importa la edad mientras se amen, pero, ¿quién es esta estúpida mujer en la puerta? El Sr. Huo y su novia están teniendo un momento para estar juntos y ella todavía sigue aquí, siendo la tercera en discordia, es tan molesta', pensó con resentimiento la secretaria. Por un segundo, ella quiso agarrar a Debbie y sacarla de la oficina.

Debbie miró a Megan completamente desconcertada y pensó, '¿Cómo pudo hacerlo?'. Ella había besado a Curtis justo en frente de su novia la otra noche y justo ahora había besado a Carlos frente a Debbie, de pronto, Debbie se dio cuenta de lo que Karina había querido decir con "cuidado con Megan".

Al mismo tiempo, la jovencita parecía haberse dado cuenta de que había cometido un error, "Lo siento Debbie, es la costumbre, pero ahora que eres mi tía, lo tendré en cuenta".

'¿Costumbre?', Debbie no pudo evitar hacerse varias preguntas, '¿Cuántas veces lo ha besado ella?

¿Acaso lo besa como yo lo hago?'.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir