ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 92 Carlos, me gustas

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7539

Actualizado: 2019-07-25 01:45


Debbie puso los ojos en blanco al oír esa voz, Olivia estaba en todas partes en el campus, siempre siguiéndola como una sombra molesta. "¿Y a ti qué te importa?", replicó Debbie. Se preguntaba por qué Carlos no le había dicho que vendría, pero entonces, una idea se le vino a la mente, luego miró a Olivia, quien estaba tan emocionada de ver al hombre que estaba a punto de llorar. 'No me extraña que Debbie siga mirando hacia esa dirección, es el Sr. Huo, no estoy soñando, ¡él está aquí! ¡Estoy viendo al Sr. Huo de nuevo!', pensó Olivia, con los ojos enrojecidos.

Los dos hombres, Carlos y Curtis, eran tan guapos que lograban una vista magnífica para cualquier mujer cuando estaban juntos, ambos atraían demasiadas miradas a donde quiera que iban.

Debbie le dio una palmada en el hombro a Olivia, la chica estaba bañada de felicidad ahora que veía al hombre de sus sueños. "¿Qué?", preguntó ella, tan emocionada que la sonrisa en su rostro no se desvaneció incluso cuando se giró para mirar a Debbie.

Estar de pie junto a Olivia no hizo que Debbie explotara de rabia esta vez, lo cual era extraño, en cambio, señaló a su esposo y dijo con calma: "Mira, es Carlos".

Olivia puso los ojos en blanco y respondió: "No estoy ciega".

Ignorando su hostilidad, Debbie levantó la voz y sugirió: "¿Quieres hacer una apuesta?".

"¿Por qué habría que hacer eso?", aunque en realidad, lo que Olivia quería decir era, "¿Has perdido la cabeza?", pero entonces recordó que tenía una imagen pública que mantener y cambió su respuesta.

"¿No te encanta que yo haga el ridículo? Te estoy dando una oportunidad, ¿recuerdas la última vez que me humillaste y terminé avergonzándome en el evento de lanzamiento de Carlos Huo? Ahora que él está aquí, ¿realmente vas a perder esa oportunidad de humillarme de nuevo?", Debbie la engatusó con sus palabras.

Olivia se acercó a ella con una inocente y dulce sonrisa en su rostro, pero lo que dijo no tenía una pizca de inocencia. "Por supuesto que no, no voy a perder ninguna oportunidad de arruinarte la vida, es muy divertido", susurró Olivia en el oído de Debbie.

Esta última dio un paso atrás para poner algo de distancia entre ellas, Olivia no estaba sola, algunas de sus amigas la acompañaban. Debbie las mi

de pronto, una dulce voz lo interrumpió, "Hola Sr. Huo, Sr Lu", la familiaridad de esa voz hizo que la sonrisa de Carlos se hiciera enorme.

Curtis saludó a la chica, "Debbie, ven aquí", como educador, Curtis era cortés en cada uno de sus movimientos.

Debbie corrió hacia ellos y se quedó donde pudiera ver a Olivia.

Carlos miró la hora y preguntó: "Faltan dos minutos para la clase, ¿no deberías estar en camino?".

Su esposa no respondió su pregunta, ella pudo notar la molestia en su tono, pero lo ignoró, en cambio, miró a Curtis con vergüenza y le preguntó: "Sr. Lu, ¿podrías darnos un minuto?".

"¿Quieres hablar con tu marido en privado?", preguntó él.

Debbie asintió con una risita, "Sí, algo así, pero sólo lo necesito por un minuto o si prefieres podrías simplemente darte la vuelta".

Curtis la miró con ternura y dijo con resignación: "Tu minuto comienza ahora", luego le dio la espalda a la pareja.

Mirando a su inexpresivo marido, Debbie sonrió maliciosamente, lo que confundió a su hombre, después de un par de segundos, ella se acurrucó en sus brazos y gritó: "Carlos Huo, me gustas mucho, ¡realmente me gustas!".

Ella había gritado tan fuerte que Olivia no tuvo que leer sus labios para saber lo que estaba diciendo, ya que su voz podía escucharse a decenas de metros de distancia, las otras chicas la miraron boquiabiertas. Incluso Jeremías y Dixon, quienes habían llegado tarde a la escena, estaban asombrados, '¿Desde cuándo se volvió tan valiente?', pensaron.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir