ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 97 No necesitas una esposa

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8695

Actualizado: 2019-07-27 00:02


"¡Debbie Nian!", Carlos gritó su nombre con autoridad y eso evitó que ella siguiera hablando, después bajó la cabeza y sus labios se curvearon en una línea desalentadora.

Megan tomó un bollo relleno al vapor y dijo: "Tía Debbie, prueba esto, este es mi bollo favorito relleno de verduras, el tío Carlos le pidió al chef que viniera aquí y me los cocinara".

'¿Es en serio? ¿No vas a dejar de exhibir su amor por ti? ¡Estoy harta de esto!', Debbie maldijo en su mente.

Haciendo todo lo posible para reprimir su ira, ella respondió con desinterés: "Así estoy bien, gracias, no me gustan los bollos, ¿por qué no se lo das a tu tío Carlos?".

Aparte de que en verdad estaba enojada, era honesta cuando decía que no le gustaban los bollos, aunque realmente no los odiaba, no compraría un bollo por decisión propia, por si fuera poco, ya había perdido el apetito.

La mano de Megan se detuvo en el aire mientras fingía estar herida por las palabras de Debbie, "Yo... lo siento... no sabía que tú...", su voz se fue apagando dramáticamente.

Debbie puso los ojos en blanco y se quedó en silencio, sin embargo, Carlos tomó el plato delante de su esposa y colocó el bollo de Megan en él, luego volvió a colocar el plato en su lugar y dijo en voz baja: "Megan te pidió que lo tomaras por amabilidad, ¡come!".

Incapaz de contener su coraje por más tiempo, Debbie golpeó con sus palillos sobre la mesa, "Carlos Huo, harás cualquier cosa para complacer a Megan Lan, ¿verdad? Si así van a ser las cosas, entonces no me necesitas como tu esposa, ¿por qué no te casas con...?".

"¡Cállate!", estalló Carlos, con el rostro serio y sombrío. El silencio invadió el comedor, después, él se levantó de su asiento y exigió con desdén: "¡Sígueme!".

"¡No lo haré!", Debbie miró con rabia a la chica cuyos ojos estaban rojos ahora y caminó descaradamente hacia las puertas de la villa.

"¡Detente!", vino la fría voz del hombre a sus espaldas.

Debbie se sintió profundamente ofendida, había trabajado muy duro para ganar dinero para comprarle un regalo a Carlos, pero ahora sentía que no se lo merecía. Ella se dio la vuelta, lo miró a los ojos y dijo con calma: "Después de pasar tanto tiempo juntos, me di cuenta de que no hacemos buena pareja, no combinamos, realmente no estamos hechos el uno para el otro, Carlos Huo, hemos terminado".

Él era un hombre orgulloso con una personalidad fuerte y Debbie también tenía mal genio. Carlos siempre era amable y gentil con Megan, nunca la decepcionó en ninguna circunstancia, sin embargo, había perdido la paciencia un par de veces con Debbie. La había amen

o te decepcionará".

Cuando Debbie permaneció en silencio, él agregó: "¿Realmente crees que somos lo suficientemente estúpidos como para creer que Megan es una niña que no alberga maldad alguna? Sabemos que ella no es tan inocente como parece, pero elegimos ignorarlo, después de todo, Carlos y Wesley tienen la responsabilidad de mantenerla feliz por el resto de su vida. Aunque por supuesto, no puede construir su felicidad con tu desdicha, si te sientes mal, siéntete libre de decirlo en voz alta. Y lo más importante, hagas lo que hagas, recuerda que Carlos y yo estaremos allí para apoyarte".

Los ojos de Debbie se hicieron enormes ante lo que había escuchado, no esperaba escuchar palabras tan fuertes de Curtis, se sentía más que conmovida.

Ella asintió con la cabeza y dijo: "Finalmente sé cómo pudiste llegar a ser el director de la universidad a una edad tan joven. Sr. Lu, realmente sabes decir las cosas, eres muy elocuente, me has dejado completamente convencida".

Curtis puso los ojos en blanco, "No te burles de mí, sé que no eres una chica que se convenza fácilmente".

Con una sonrisa avergonzada, Debbie se levantó, "Sr. Lu, tengo mucha curiosidad por saber por qué siempre eres tan amable conmigo, ¿por qué lo haces?", ella sintió que Curtis la trataba como a su propia familia.

En lugar de responder a su pregunta, él dijo en voz baja: "Vuelve a casa y haz las paces con Carlos, él ha hecho mucho por ti. Gracias a tu esposo, ahora eres mucho más femenina que cuando estabas con Hayden Gu, tu único problema es que tienes mal genio, serías perfecta una vez que aprendas a controlar tu ira".

Debbie le frunció el ceño, 'Evitó mi pregunta e incluso mencionó a Hayden, ¿cómo lo conoce?', pensó ella.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir