ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1309 Carlos decide intervenir

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9580

Actualizado: 2020-06-30 01:23


Carlos se puso de pie con algo de aprehensión, sobresaltado de ver así de alterada a su nuera. La preocupación se reflejó en su tono cuando le preguntó "Rika, ¿qué pasa? ¡No llores, por favor! Cuéntamelo todo, ¿Matthew te ha hecho algo?".

Y casi en el acto, sin darle a nadie la oportunidad de hablar, se volvió para mirar a su hijo y espetar, "¿Que no sabes que Rika está embarazada de gemelos? ¿Qué le has hecho? Este tipo de estrés es malo para ella y los bebés, ¿qué te pasa, estás loco?".

Matthew simplemente lo miró con frialdad y pensó, 'Ella es la que ha hecho las cosas mal, no al revés, y solo la apoyas porque es mejor para lloriquear. Efectivamente, como dice el dicho, es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados'.

Como Carlos le había dado la espalda, Erica sonrió con aires de grandeza antes de hacerle una mueca a Matthew, cuyos ojos casi se salieron de sus órbitas. Entonces, cuando Carlos se volvió para mirar a Erica y expresarle su preocupación, ella reanudó su amarga expresión.

La frustración de Matthew creció más al ser testigo de cómo su esposa lo estaba manipulando, y ya que no podía decir nada frente a sus padres, solo se limitó a levantarle el pulgar.

Debbie, quien tampoco había visto lo que Erica había hecho, apartó la mano de su hijo y le reprochó, "¿Qué estás haciendo? Rika, dime, ¿qué te hizo Matthew? Le daré su merecido". '¿Cómo se atreve Matthew a tratar así a mi nuera?', pensó encolerizada.

"Sí, dinos por favor", le insistió Carlos dándole palmaditas en el hombro.

Entonces, Erica miró a Matthew como si le tuviera miedo, y al verla reaccionar así, Carlos deseó incluso darle una buena tunda a Matthew. "Rika, no le tengas miedo, aquí estamos, estás segura".

Matthew puso los ojos en blanco, no podía creer lo fácil que esa mujer estaba engañado a sus padres. '¡Debería llevarla a la cama y enseñarle una buena lección!', pensó con rencor.

Poco después, Erica tomó del brazo a Debbie y comenzó a contarle a sus suegros todo lo que había sucedido, de todas las cosas que habían pensado que diría sobre Matthew, no esperaban que les contara eso, entonces, con un profundo suspiro, ella lloriqueó, "¡Papá, mamá, Matthew está protegiendo a su amante!".

"¿Qué?", exclamó Debbie, quedando tan aturdida que casi se cae al sofá. '¿Mi hijo tiene una amante?'.

Carlos frunció el ceño, mientras procesaba lo que Erica le acababa de confesar. '¿Pero es que Matthew se quiere morir?', se preguntó amenazadoramente, fulminando con la mirada a su hijo. "Rika, prosigue", le pidió con los dientes apretados. Si lo que ella decía resultara cierto, ¡vaya que desollaría a Matthew vivo!

Erica casi podía sentir la ira que irradiaba Carlos, así que se dio cuenta de que quizás esa no había sido tan buena idea. Después de todo, si Carlos se enfurecía demasiado, sería muy peligroso p

así que no dudaron en apoyarla.

Luego de consolar a Erica, la familia Huo se sentó a cenar, y finalmente, Carlos salió a pesar de que ya era tarde.

Poco después, en el comedor de una casa grande, dos hombres bebían té. Uno de ellos, vestido con una túnica tradicional china, servía una taza de té recién preparado para Carlos. "Sr. Huo, ¿estás molesto con tu hijo?", le preguntó el hombre, dando en el clavo.

Carlos, que también era un hombre directo, le respondió tomando un sorbo de su té, "Sí, cree que ha crecido lo suficiente como para desafiarme y ser rebelde".

"Jajá, tu hijo es igual que tú, y si hago lo que me dices, se sentirá ofendido, entonces seguramente encontrará la manera de desquitarse. Sr. Huo, por favor trata de hablar con tu hijo. ¡No hagas más difíciles las cosas!", le pidió el hombre con una sonrisa amarga.

Como era la persona más poderosa en el sistema judicial de la Ciudad Y, Matthew le había pedido que retuviera el caso contra Phoebe, por lo que ahora se encontraba en un dilema con la inesperada visita de Carlos.

"No hablaré con él, ¡por eso te estoy pidiendo ayuda!", exclamó Carlos. Temía que si lo obligaban a entrar en la misma habitación que Matthew, perdería los estribos y acabaría azotándolo.

Entonces, el hombre dejó su taza de té y dijo, "Sr. Huo, eres su padre, conoces a tu hijo mejor que nadie. ¡No puedo darme el lujo de ofender a ninguno de ustedes! ¡Ay, me has metido en un dilema!".

Sin embargo, Carlos no se sintió ofendido de que el hombre se hubiera negado a ayudarlo, por el contrario, con una leve sonrisa, aseguró, "Tranquilo, no te mortifiques, el problema surgió ya que mi hijo y mi nuera tienen un desacuerdo, y sabes el tipo de persona que es Matthew. No cederá, ni dará su brazo a torcer con su esposa, por eso quiero enseñarle una lección. Tiene que aprender que un hombre necesita ceder ante su esposa", finalmente explicó.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir