ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 127 Cristal falso

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7170

Actualizado: 2019-08-05 00:02


Entre esas caras conocidas, las chicas la miraban con envidia. Si las miradas pudieran matar, Debbie ya estaría muerta.

"Debbie", llamaron Karina y Curtis al unísono.

Emmet notó que algunos hombres querían acercarse a Debbie, pero se detuvieron cuando vieron a Curtis y Karina.

Debbie estaba comiendo un bocadillo, y cuando los escuchó, dejó el bocadillo y los saludó. "Hola Karina, señor Lu".

Curtis dio un paso atrás para mirar a Debbie y la elogió: "Te ves genial, no hay dudas de que Carlos ha sido bueno contigo".

Karina soltó a Curtis y tomó la mano de Debbie, "Por supuesto, solo tienes que mirarla para saber que está enamorada", dijo, tan amable como la primera vez que Debbie la había visto. Si Debbie no hubiera visto a Karina en la pista de baile el otro día, no habría creído que pudiera bailar de manera tan seductora. Debbie sonrió con resignación.

Curtis pellizcó la mejilla de su novia juguetonamente antes de volverse para mirar a Debbie directo a la cara, "¿Viniste en representación de Carlos?", preguntó.

"Sí, él está en un viaje de negocios", respondió Debbie.

Curtis asintió, "No está mal". Se sintió aliviado al ver que Debbie y Carlos eran felices juntos.

Después de un rato, llamaron a Curtis y su novia, así que dejaron a Debbie, lo mismo que Emmett. Aunque solo era un secretario, muchas personas lo seguían por ser Carlos su jefe.

Una vez que se quedó sola, Debbie comió más aperitivos y luego se dirigió al baño.

Cuando salió del baño, había otra mujer parada en el pasillo, llevaba un costoso vestido de noche color champán y sostenía un bolso de moda. La mujer debía haber estado esperándola a propósito. De inmediato, dijo: "¿Debbie Nian?".

Su voz era inexpresiva, ni demasiado fuerte ni demasiado baja.

Era Portia. '¿Por qué está aquí?', se preguntó Debbie. 'Si Portia está aquí, ¿estará también Hayden?'.

Debbie asintió y saludó, "Hola".

"¿Eres tú, realmente?". Recién ahí Portia creyó que la mujer radiante en la fiesta era Debbie.

Debbie sonrió débilmente y se excusó, "Sí, soy yo, si no tienes nada más de qué hablar, me tengo que ir".

Ahora que estaba casada, n

rdeas? ¿Realmente esperas que crea que un secretario te puede dar eso como paga? ¿Me tomas por tonta? ¿O tu marido es corrupto?".

Debbie se quedó sin palabras, nunca había dicho que Emmett fuera su marido. ¿Corrupto? Emmett nunca haría eso, siempre había sido honesto. Se sintió mal por haberlo metido en esto.

'Gracias a Dios que me casé con Carlos, de lo contrario, Portia y Olivia se reirían de mí por el resto de mi vida', pensó. "Como sea, estoy ocupada, chau". Debbie no quería perder más tiempo con Portia.

"¡Espera!", gritó Portia. Se dio cuenta de que Debbie había cambiado mucho. Nunca se había asustado ante el poder, pero era aún más orgullosa que antes, y no le importaba nadie más.

El comportamiento arrogante de Debbie le hizo comenzar a sospechar a Portia que su esposo no era Emmet, sino Carlos.

Debbie volvió la cabeza y dijo: "Siempre te he tolerado, te he seguido la corriente y hasta te he halagado. Era todo por tu hermano, pero ya no más. De ahora en adelante, no les seguiré la corriente, ni a ti ni a tu hermano".

"¿Qué quieres decir? ¿Vas a considerar a mi familia como enemigos?".

Debbie se rió con desprecio, "Piensa lo que sea". Ya no le importaba nada de la familia Gu, ni lo que pensaran de ella.

Con la cabeza en alto, Debbie se alejó, y Portia se quedó intrigada tratando de adivinar. Actuó con calma, pero sus largas uñas se clavaron en su bolso, dejando marcas profundas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir