ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 128 Ruptura en tres minutos

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9369

Actualizado: 2019-08-05 00:12


No había pasado tanto tiempo desde que Portia vio a Debbie por última vez, pero esta no era la misma chica que ella conocía. Debbie solía ser humilde, modesta y con baja autoestima, no obstante, ahora desfilaba con la cara en alto, hinchada de orgullo como si fuera una reina.

'¡Maldita sea Debbie! Tu esposo es sólo un asistente, no seas tan engreída, ¡ni que fuera Carlos Huo! ¡Ya veremos quien sobresale más!', pensó Portia con resentimiento.

Cuando Debbie iba de regreso a la fiesta, otras dos mujeres la detuvieron en seco, la miraron de arriba a abajo y luego una de ellas dijo bruscamente: "Alguien quiere verte". 'Me pregunto de quién están hablando', dijo Debbie en su interior.

"¿Quién quiere verme?", preguntó ella. Ninguna de las dos mujeres le parecía remotamente conocida, Debbie sabría quiénes eran si las hubiera visto antes, así que se sintió aún más curiosa por saber quién quería hablar con ella y por qué.

La mujer con vestido negro dijo de repente: "No preguntes, sólo síguenos".

'¡Esto es una locura!', Debbie estaba irritada, se suponía que era una ocasión sencilla y quizás divertida. Ella fue a la fiesta en nombre de Carlos, pero terminó encontrando todo tipo de cosas extrañas y mujeres hostiles, en su mente solo hubo una idea en ese momento: 'No hagas esto de nuevo'. Y ahora, ¿por qué tenía que lidiar con este ridículo individuo misterioso? Por lo tanto, no les hizo caso, estaba pensando que tal vez ahora sería un buen momento para salir de aquí, ya había hecho acto de presencia, entregó su regalo y ahora sólo quería que la dejaran en paz.

"Lo siento, estoy ocupada", Debbie pasó delante de ellas sin mirarlas de nuevo. ¿Quiénes eran? ¿Por qué estaban siguiendo las órdenes de alguien más? Y lo que era más importante, ¿por qué intentaban involucrarla?

La mujer de negro le gritó a sus espaldas: "¡Oye, tú! ¡La señorita Mi quiere verte! ¡Es mejor que traigas tu trasero aquí en este momento a menos que quieras que te echen de la ciudad Y! Para que lo sepas, la señorita Mi es la novia del Sr. Huo, si yo fuera tú, lo pensaría dos veces antes de rechazarla". '¡De verdad! ¡Ya lo veremos!', dijo Debbie para sí misma.

Ambas mujeres miraron a Debbie con regocijo, anticipando que se daría la vuelta y las seguiría tímidamente para ver a Olga, después de todo, estas dos estaban a su entera disposición, así que ¿por qué ella no haría lo mismo? Creían que Debbie no era mejor que ellas.

No obstante, para su decepción, ella sólo se detuvo por un segundo y luego siguió alejándose.

La fiesta estaba llena de cosas que hacer, los aperitivos que Carlos le ordenó estaban deliciosos. Debbie estaba llena, pero cuando regresó a la celebración, no pudo evitar caminar hacia los postres una vez más, se sintió forzada por el dulce sabor de las golosinas y

a DeeDee, preguntándose de dónde venía el resentimiento, luego le dio con resignación una palmadita a Jeremías en el hombro y dijo: "Te veré mañana, podemos hablar después de clase, ve, diviértete", Debbie prefirió guardarse su opinión acerca de la novia de su amigo.

Jeremías no le respondió, en lugar de eso, empujó impacientemente a la mujer en sus brazos y la reprendió: "¿No te dije que esperaras? ¡Además! ¿Estás ciega? ¡No puedo pagar nada de la ropa que lleva puesta!".

Debbie se empezó a reír. Él siempre detestó perder su dignidad, ella no esperaba que Jeremías hablase así de sí mismo delante de su novia. 'Debe estar realmente enojado', reflexionó Debbie.

"Lo siento", se disculpó Debbie, dándose cuenta de lo inapropiado que era reírse en ese momento. Después le dio un codazo a Jeremías y le recordó en voz baja: "Tu novia está enojada, ve y hazla feliz", al oír esto, él se levantó y se fue corriendo tras ella.

Finalmente, el ambiente era tranquilo de nuevo. Debbie devoró el resto de los postres en su plato y comenzó a jugar con su teléfono, después de leer las actualizaciones en sus Momentos de WeChat, comenzó a enviarle un mensaje a Carlos, "Quiero...". Ella tenía la intención de escribir: "Quiero irme a casa, esto es muy aburrida, Emmett ha estado ocupado con el trabajo toda la noche", pero antes de que pudiera terminar de redactar el mensaje, una voz familiar la volvió a llamar.

"¿Eh? ¿Tan pronto has vuelto? Pensé que habías salido con tu novia", preguntó Debbie con curiosidad.

Jeremías se sentó a su lado y respondió: "Rompimos". Sonaba bastante molesto.

"Ammm... ¿qué sucedió?", ella puso su celular a un lado.

Pero si acababan de irse, no podría haber sido más de tres minutos, ¿rompieron en sólo tres minutos? La cosa era que únicamente habían estado juntos un par de días, todo se trataba de un romance fugaz.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir