ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 132 Una cachetada por un beso

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8214

Actualizado: 2019-08-06 00:12


Sin darle a nadie la oportunidad de replicar, Curtis se levantó las gafas y repitió suavemente, "Así que era eso, Debbie, ya puedes irte, la verdad salió a la luz. Nos encargaremos".

Sus palabras hicieron que la multitud lo mirara, aturdida.

Por otro lado, Debbie lo miró y susurró vacilante: "Señor Lu...", estaba consciente de que todo había comenzado por su culpa. Por lo tanto, se sentía responsable.

Justo entonces, sonó el teléfono de Damon. Miró la pantalla y murmuró: "¿Por qué me llama Carlos ahora?".

Al escuchar ese nombre, todos prestaron atención.

Entonces, como era de esperar, Damon respondió la llamada. "¡Hola, Carlos!".

Nadie sabía lo que decía por el otro extremo, pero vieron a Damon agitar la mano mientras decía: "No hay necesidad de enviar a Wesley por una insignificancia. Se arreglará de inmediato. Además están las hijas de la familia Mi, Qin y Yan... Espera. ¿Qué? ¿Ya viene Wesley? Está bien entonces".

Damon miró a Curtis después de colgar el teléfono y dijo: "Carlos le pidió a Wesley que mandara un equipo especial. Ya vienen".

El solo nombre de Carlos ya era bastante aterrador. Más aún, sabiendo que Wesley se apresuraba con algún equipo especial... ¡Dios mío! Nadie más se atrevería a defender a su hija.

El aire dentro de la habitación estaba inundado de miedo. Sebastian descartó las preguntas que se hacía en la cabeza y dijo: "Debbie, Olivia se equivocó. Me disculpo por eso. Ahora me la llevaré a casa".

El calor llenó el corazón de Debbie mientras sacudía la cabeza. "Tío, siento tantos problemas".

"Debbie, ven a casa a cenar algún día", intervino Lucinda mientras tocaba sus manos con ternura. Ahora le quedaba claro que el marido de Debbie no era Hayden. Pero estaba segura de que estaba conectada con Carlos de alguna manera.

Por miedo, muchos padres pensaron que era prudente salir de ese lugar antes de que la situación empeorara. Siguieron el ejemplo de Sebastian y se disculparon con Debbie en nombre de sus hijas.

Sin embargo, Bianca fue la excepción.

Miró a su hijo y le dijo con cara lúgubre: "Vamos a casa, Hayden".

Luego miró a Debbie con resentimiento y pensó: 'Esta chica era muy desagradable hace dos años. ¡No puedo creer que no haya cambiado nada! Muchos padres están ahora en problemas con Damon y Curtis por su culpa, Wesley y Carlos Huo caerán sobre nosotros como una tonelada de ladrillos si nos quedamos aquí más tiempo'.

"Mamá, tengo que atender algo.

a cabeza de Hayden se giró a causa de la fuerte bofetada. Por la forma en que le dolían los dedos, se imaginaba lo fuerte que había impactado su mejilla. Disgustada, Debbie se frotó los labios con el dorso de la mano. '¡Cómo se atreve a besarme!

¿Cómo voy a ver a Carlos a la cara?', pensó enojada.

Respiró hondo y dijo con firmeza: "Estoy casada. ¡Te odiaré el resto de mi vida si vuelves a hacer esto!".

Luego se dio la vuelta y se fue.

"Debbie, ¡no me rendiré!", Hayden gritó detrás de ella.

Su miserable voz hizo eco por todo el estacionamiento, pero a Debbie ya no le importaba. Sólo se detuvo por un segundo y siguió caminando.

Emmett manejó el auto de regreso. Debbie apoyó su adolorida cabeza contra la ventana del auto todo el tiempo. La vista exterior era como una fusión de colores a su paso. Estaba demasiado desalentada para disfrutarlo.

Extrañaba mucho a Carlos.

Sintiendo que algo estaba mal, Emmett se mantuvo en silencio mientras pensaba que ella necesitaba unos minutos a solas. Llamó a Carlos en cuanto llegaron a la villa. "Señor Huo, la señora ya está en casa", informó.

"Bien", respondió Carlos brevemente.

Debbie sintió náuseas al pensar en el beso. Se lavó los dientes repetidamente en el baño.

No pudo parar. La encía ya estaba sangrando, pero siguió.

Sólo cuando sonó su teléfono, dejó el cepillo de dientes e hizo gárgaras rápidamente. Tuvo sentimientos encontrados cuando vio el identificador de llamadas en la pantalla del teléfono. "¡Hola!", dijo con una voz dulce cuando contestó el teléfono.

"¡Hola! ¿Qué estás haciendo?", preguntó la tierna voz desde el otro extremo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir