ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 140 Entiérrame

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7668

Actualizado: 2019-08-08 00:12


Debbie levantó la pierna izquierda para caminar, pero se le aflojó la pierna derecha, estaba a punto de caer al suelo cuando Carlos la estabilizó y la atrajo hacia sus brazos.

"Estás tan borracha como una cuba, ¿cómo planeas llegar a la villa?", se burló.

Avergonzada, Debbie se tapó la cara con ambas manos. "Cariño, vamos". Intentó actuar de una manera encantadoramente infantil, pero sintió que iba a vomitar de nuevo.

Sin embargo, Carlos esta vez no le creyó. Miró sus labios rojos y quedó inmerso en sus propios pensamientos.

"Cariño, ¿por qué no me entierras? De esa manera, el año próximo brotarán muchas Debbies. Sé que no te gusta esta Debbie malhumorada, si tienes suerte, podrías cosechar una Debbie obediente y a ella la amarías".

'¿Muchas Debbies? Apenas puedo lidiar con una'. La cabeza de Carlos palpitaba ante esta idea, se frotó el arco de las cejas y dijo en tono frío: "Después de este semestre, te enviaré a estudiar al extranjero".

Estaba convencido de que su carácter ingobernable tenía mucho que ver con el entorno en el que vivía, pensaba que sus amigos, Jeremías y Karen, eran una mala influencia para ella.

'¿Estudiar en el extranjero? ¡No!'. Al instante, Debbie echaba chispas. "¿Me vas a enviar al extranjero? Ah, supongo que quieres enviarme lo más lejos posible, para que puedas salir con mujeres como Olga y Megan...".

Los labios de Carlos se redujeron a una línea delgada, pero siguió en silencio.

Debbie levantó la voz, "¿Por qué no respondes? ¡Di algo! Te sientes culpable porque tengo razón, ¿verdad?".

"Y tú no quieres irte porque quieres volver a estar con Hayden Gu, ¿no es así?". Su voz era tan fría como el hielo.

Debbie quedó aturdida por sus palabras. '¿Hayden? ¿Qué tiene esto que ver con él?'. "¡Me estás juzgando según el criterio de tu propia mente infame! ¡No tengo nada que ver con él!", contestó.

'¿Yo? ¿infame?'. Demasiado impaciente para seguir discutiendo con ella, Carlos la agarró de la muñeca y la arrastró al interior de la villa.

Debbie se tambaleó por su movimiento repentino, luchó con fuerza para liberarse de su agarre, pero fue en vano. "¡Suéltame, bastardo! ¡Déjame ir! ¡Sí, bebí! ¿Y qué? Bebí de tus mejores colecciones, y la próxima vez beberé todo tu vino de edición limitada. Y entonces, no te

ó?", preguntó Debbie con el ceño fruncido.

Jeremías sacudió la cabeza con frustración y explicó: "Ese bastardo, Damon, me dio una patada cuando llegué a casa, juro que pagará por esto. ¿Por qué no asististe a la clase del profesor He esta mañana? ¿Fue porque tu esposo te castigó anoche?".

"¡Él no me castigó! Yo... yo tenía algo más que hacer esta mañana. ¿Por qué te dio una patada Damon?". Debbie cambió de tema mientras su cara se ponía roja ante la palabra "castigo".

Pero Jeremías no se percató del rubor, ante la mención de Damon, dijo con los dientes apretados: "Pensó que tenía que darme una lección para que no me meta más en peleas. ¡Maldito sea! ¡Cree de verdad que es mi hermano! A mí eso no me importa nada, ¡la próxima vez me desquitaré!".

Debbie puso los ojos en blanco y replicó: "¿Por qué lo odias? Lo hizo por tu propio bien". Debbie pensó que Damon era un buen hermano con Jeremías.

Pero el chico replicó, "¿En serio? Y yo creo que Carlos Huo hace todo por tu propio bien, pero tú también lo odias".

"¡No lo odio para nada!", se defendió Debbie, y frunció el ceño. 'Lo amo', se dijo a sí misma. Aunque todavía estaba enojada con Carlos, no significaba que no lo amara.

"Recuerdo claramente que lo llamaste escoria ayer, cuando estábamos bebiendo, estabas diciendo que salió con Olga, con Megan...". Jeremías aparentemente había escuchado a Debbie gruñir en el club la noche anterior.

Dándole una palmada en la boca, Debbie gritó: "¡Deja de decir tonterías! ¡Obviamente escuchaste mal!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir