ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 1312 Un horrible incidente

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10190

Actualizado: 2020-07-01 02:02


En el centro de exhibiciones de la Ciudad Y, un grupo de personas más prestigiosas de la zona acababa de salir de la entrada principal, luego de concluir una reunión general.

Matthew estaba rodeado de una multitud de gente, mientras ellos continuaban repasando los puntos principales de la reunión. "Sr. Huo, ¿qué opina sobre el asunto?".

Matthew, sin embargo, miró a su alrededor sin tomarle mayor importancia y respondió con un evidente tono de indiferencia, "Depende de la opinión del público, la mejor manera es hacer un sondeo popular".

Y justo en ese momento, otro grupo de personas se acercó a ellos desde el otro lado, liderado por una mujer sofisticadamente vestida con un conjunto gris a cuadros y su largo cabello morado cayendo elegantemente sobre sus hombros. Cuando sus ojos se encontraron con Matthew, se acercó a él para saludarlo, "¡Sr. Huo, qué coincidencia!". La mujer era hermosa, además de elegante con mucho garbo.

Matthew, por su parte, la miró sin mayor interés y respondió con un silencioso movimiento de cabeza, sin embargo, otra persona que los conocía, saludó a la mujer en un tono muy halagador, "Señorita Su, ¿qué la trae por aquí?".

Con una amigable sonrisa, Camille miró por encima de su hombro, hacia el edificio detrás de ellos y dijo, "Vine aquí a participar en un evento, allí, en el tercer piso".

En ese momento, entendieron que se trataba del desfile de modas en el tercer piso del centro de exposiciones que se llevaría a cabo ese día.

La sonrisa en el rostro de la mujer cautivó de inmediato a todos los hombres presentes en el recinto, mientras luchaban por apartar los ojos de ella, por supuesto, todos menos un hombre, Matthew, que estaba a punto de pasar junto a Camille, dispuesto a marcharse.

¡Pam! De pronto, un estridente sonido llamó la atención de todos.

Aquello sucedió tan rápido que todo el mundo se quedó perplejo y boquiabierto, como si alguien o algo malo estuviera a punto de pasar en cualquier momento. "¡Ah, eso fue un disparo! Le han disparado a alguien...".

Desafortunadamente, en el instante en que alguien gritó que había un arma, todos entraron en pánico y comenzaron a dispersarse en todas las direcciones, alguien había abierto fuego contra la gente, hiriendo gravemente a varios que estaban entre la multitud.

Con sus sentidos sumamente agudizados por la adrenalina, Matthew contuvo el aliento y permaneció tranquilo, esforzándose para aprovechar cada gramo de su concentración. En pocos segundos, encontró el lugar perfecto para protegerse de las balas, mientras entrecerraba los ojos para observar mejor la fuente de aquellas ráfagas de disparos. Pronto, vio a dos o tres hombres armados apuntando hacia él desde una vagoneta justo en el lado opuesto de la otra esquina.

Pero justo a tiempo, un grupo de guardaespaldas vestidos de negro irrumpió entre la multitud, corriendo hacia Matthew para protegerlo.

Por su parte, Matthew se giró abruptamente, esquivando con éxito una bala que casi le roza el hombro izquierdo, pasando a pocos centímetros de

quilizarla, "Sí, Erica, ¡necesitas calmarte! ¡Piensa en el bebé!".

Pero la mente de Erica simplemente se quedó en blanco, y en poco tiempo fue incapaz de escuchar lo que le decían sus compañeros de clase. Era como si el mundo se le hubiera congelado frente a ella, mientras tocaba su teléfono con manos sudadas, entonces rápidamente encontró el número de su marido y presionó el botón para llamarlo.

Lo llamó dos veces, pero no hubo respuesta alguna, estaba tan asustada que las lágrimas llegaron, sin palabras ni advertencias.

Con esto, sus compañeros de clase se quedaron sumamente sobresaltados, así que entre todos intentaron consolarla. "Erica, cálmate", comenzó uno de ellos.

"El Sr. Huo va a estar bien. Necesitas ser fuerte, no puedes permitir que esto afecte a tu embarazo", añadió alguien más.

"Así es, el Sr. Huo es un hombre muy fuerte, todos aquí sabemos eso. Por favor, no llores, quizás solamente perdió su teléfono".

Y esa última oración finalmente tranquilizó un poco a Erica, pensando que aquello quizás podría ser cierto. Por lo que acababa de ver, todo había sido tan caótico, que la idea de que Matthew perdiera su teléfono en esa situación no le pareció descabellada.

Y con eso en mente, se secó las lágrimas y marcó rápidamente el número de Debbie, afortunadamente para ella, la llamada no tardó en enlazarse. "Mamá, algo le pasó a Matthew", le dijo.

De hecho, Debbie acababa de tener noticias sobre eso, y estaba a punto de llamar a Erica. "Lo sé, Matthew está bien. No te preocupes, su teléfono se cayó al suelo y se rompió, pero acaba de llamar desde el celular de uno de sus guardaespaldas. Carlos ya envió a alguien para que vaya por ti a la escuela, así que no te muevas de ahí. Y vete directo a casa, ¿de acuerdo?", le advirtió con seriedad.

Lo que Debbie no le había dicho era que cuando Matthew estaba en camino para llevar a Camille al hospital, su auto estaba siendo seguido por otros dos vehículos, así que estaba buscando la oportunidad para deshacerse de aquellos tipos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir