ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 151 Soy el marido de Debbie

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8074

Actualizado: 2019-08-11 00:02


Alrededor de las ocho de la noche, el ascensor bajó al vestíbulo del hotel y una pareja salió de la mano con elegancia. La mujer se había cerrado el abrigo hasta arriba, se había puesto la capucha y ajustado el cinturón. Nadie sería capaz de reconocerla

"Señor Huo, ¿va a salir? ¿Necesita un coche?", preguntó el gerente del vestíbulo con mucho respeto.

"No", respondió Carlos.

"De acuerdo, señor Huo, ¿necesita algún otro servicio?".

"No".

"Claro, señor Huo, adiós". El gerente siempre hacía un alboroto cuando Carlos estaba cerca.

Al salir, Carlos y Debbie tuvieron que soportar los saludos de varios empleados del hotel que pasaban por allí, cuando finalmente salieron, ella soltó un largo suspiro de alivio.

De alguna manera, Carlos no estaba contento con su reacción, la miró de reojo y le preguntó: "¿Te sientes avergonzada de estar conmigo?".

'¡Otra vez no! Ya se lo dije una docena de veces'. Debbie estaba exasperada por ese pensamiento estúpido, pero decidió no reaccionar. Lo tomó del brazo y dijo con una dulce sonrisa, "Cariño, ¿podrías esperar hasta que me gradúe primero? Todavía no estoy preparada mentalmente para estar en el foco de atención".

Luego añadió, traviesa: "Sabes quién eres, el gran Carlos Huo. Es bastante importante ser tu esposa y a veces también es estresante".

El corazón de Carlos se suavizó ante sus palabras, pero logró mantenerse serio. "Pórtate bien, no te agarres así de mi brazo", exigió con frivolidad.

"¡Es por tu culpa! Mis piernas me están matando, y tú sabes por qué", respondió ella, juguetona. Si no fuera por los rugidos de hambre de su estómago, todavía estaría siendo atormentada por este hombre perverso.

Carlos no pudo mantener la cara larga por más tiempo, y sus ojos se achicaron de afecto. "¿Qué quieres comer?", preguntó en voz baja.

"No lo sé, nunca he estado en esta ciudad antes. Echemos un vistazo y encontremos algo bueno para comer". De repente recordó que una prima suya era estudiante de primer año en una universidad de esta ciudad, pero no sabía la dirección exacta.

Mientras sacaba el teléfono de su bolsillo, le preguntó a Carlos de manera casual: "Oye, ¿conoces la Academia de Cine de la Ciudad T?".

"Sí", respondió él con cautela.

"¿Sabes dónde está?".

"A unos pocos kilómetros de aquí, ¿por qué?".

Debbie estaba encantada con la noticia, marcó un número y le dijo a Carlos: "Me gustaría que cono

él!".

Debbie se tapó los oídos y se quejó: "¿Podrías bajar la voz? Si sigues gritando así, Carlos y yo nos iremos".

Carlos, que prefería la tranquilidad al ruido, estaba bastante descontento, pero como hombre culto, no lo demostró. Temiendo que Carlos se enojara, Sasha sonrió con ironía, aclaró su garganta y se disculpó con él en voz baja, "Lo siento, en realidad, no soy así de ruidosa, me emocioné demasiado".

En su interior, todavía creía que cualquier chica que hubiera conocido a Carlos Huo en persona y supiera que él era el marido de su prima actuaría de esta manera. Después de todo, él era super guapo, super rico y super misterioso. Era el amante ideal de incontables chicas, que darían lo que fuera por un momento con él.

Carlos decidió dejarlo pasar con una sonrisa amable. "No importa, Toma asiento, por favor".

Sasha se sentó frente a Carlos, Debbie quería sentarse al lado de su prima, pero Carlos la tomó de la mano y le acercó una silla a su lado.

Al ver la intimidad de ambos, Sasha se tapó la boca con ambas manos y soltó una risita traviesa.

Debbie conocía la comida favorita de Sasha y ya se lo había dicho a Carlos, quien ya había ordenado los platos mientras Debbie esperaba afuera. De esta manera, no tuvieron que esperar mucho y les sirvieron la comida en seguida.

Debbie puso el rollo de caviar favorito de Sasha en su plato y le preguntó a la ligera: "Tu hermana también está en la ciudad, Acabamos de regresar de Villa de Sur juntas. ¿Ella te contactó?".

A pesar de que Olivia odiaba a Debbie, quería a su hermana, Sasha. Después de todo, la sangre tira.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir