ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 158 Está tan bueno

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10615

Actualizado: 2019-08-12 01:17


Antes de agarrar sus palillos, Debbie llamó a Carlos. Tal como había supuesto, él estaba demasiado ocupado para venir a cenar. Aunque sintió un golpe de soledad, entendió por qué. Él había dejado aparcado su horario para recogerla de Villa del Sur. Y ya cuando iban en el automóvil, había tenido que atender bastantes llamadas de negocios. Dedicaba todo su tiempo a coquetear con ella o lidiar con el trabajo.

Después de recordarle a Carlos la comida, Debbie colgó y se puso a cenar.

Tenía que admitir una cosa al menos: sin Carlos en la mesa, era libre de hacer lo que quisiera. Le gustaba jugar con su teléfono, pero Carlos rara vez la dejaba hacer otra cosa que comer y hablar con él. Y en esto último, se prodigaba muy poco. A veces, había poco de qué hablar, especialmente con un hombre de tan pocas palabras. Y a ella le encantaba perder el tiempo con su teléfono...

Debbie acababa de abrir su aplicación Weibo cuando el teléfono sonó de repente. Era Karen.

Después de tragar rápidamente una cucharada de deliciosa sopa, respondió en un tono feliz, "¡Hola, Karen!".

"¡Debbie! ¿Has visto cuál es el tema más popular en Weibo?". Karen estaba obviamente emocionada, y sus palabras salieron como una llamarada.

"Aún no. Me acabo de sentar a cenar y estaba a punto de entrar en Weibo cuando llamaste. ¿Ha pasado algo?".

"Sí. ¡Tu esposo volvió a aparecer en los titulares! Carlos parece haberse convertido en una fuente de noticias. No sé lo que le hiciste, pero ahora es casi como si estuviera deseando ser el centro de atención. Antes solía enviar avisos para que eliminaran las historias sobre él, pero ya no".

'¿Ha aparecido en los titulares?'. Debbie se puso tensa. "¿Qué hizo esta vez? ¿Le ha pasado algo?".

"Bueno, será mejor que leas las noticias tú misma. Tú también sales, así que probablemente lo sabrás mejor que yo". Karen apenas había terminado la frase cuando colgó el teléfono apresuradamente. A Debbie no le dio tiempo a decir ni una palabra.

Con un torrente de dudas inundando su mente, Debbie hizo clic en la lista de temas candentes en Weibo. El tema "Carlos Huo está casado" ocupaba el primer lugar. La noticia se había vuelto viral: mucha gente la había visto ya y el número de visitas seguía aumentando.

'¿Carlos Huo está casado? ¿Se ha hecho público nuestro matrimonio?', pensó Debbie.

El corazón le golpeaba la garganta. Se le había quitado el apetito, así que dejó los palillos y pegó los ojos al titular durante varios minutos.

Después de una larga pausa, respiró hondo y reunió el coraje necesario para hacer clic en el título. Había algunas fotos publicadas al final del artículo y en lugar de leer el artículo, primero les echó un vistazo rápido a aquellas imágenes.

La primera era una foto de Carlos asistiendo a una ceremonia de entrega de premios esta tarde. Sostenía un trofeo con una fina sonrisa en su rostro encantador.

La segunda foto era una fotografía en primer plano de la mano que sostenía el trofeo. Obviamente, su propósito era mostrar el anillo que llevaba en el dedo.

Y la tercera era un GIF animado que mostraba lo sucedido en el momento en que salió del lugar después de la ceremonia de e

ansiosamente nuevas pistas o chismes, estaban emocionados de ver una nueva publicación en la cuenta personal de Carlos en Weibo.

Era una foto

de una pareja besándose

dentro de un auto de lujo.

Un hombre, vestido con un blazer gris oscuro, apretaba a una mujer con un suéter blanco en una esquina del asiento trasero y la besaba apasionadamente. La forma que tenía el hombre de comportarse resultaba realmente varonil.

Las internautas sintieron su corazón estremecerse al ver la foto. '¡Oh, el señor Huo está tan bueno!

Sus piernas son largas y esbeltas y ese auto tan lujoso. ¡Qué escena tan romántica! ¡Ojalá yo fuera ella!', exclamaban todas en el interior de su mente.

Pero su curiosidad no quedaba satisfecha, porque el rostro de la mujer estaba cubierto por la espalda de Carlos. Solo podían ver sus dedos fuertemente entrelazados.

La verdad era que Emmett había tomado esta foto tan romántica. El auto estaba detenido en semáforo en aquel momento. Su intención inicial había sido enviar esta foto a Debbie para burlarse de ella. Pero hacía unos momentos, escuchó accidentalmente la llamada telefónica de Carlos con Debbie, y sabiendo que su jefe quería que la gente supiera que estaba casado, Emmett sintió que esta foto sería útil para resolver el asunto.

Entonces le envió la foto a Carlos. Emmett de repente se sintió arrepentido cuando Carlos le lanzó una mirada fría como agradecimiento.

Se dio cuenta de que se había entrometido en los asuntos privados de su CEO.

Como un hombre inteligente, Emmett se excusó al momento diciendo: "Señor Huo... Aún tengo trabajo que hacer. Discúlpeme". Luego, huyó tan rápido como pudo sin esperar la respuesta de Carlos.

Alrededor de las siete de la tarde, Debbie finalmente había terminado su cena, pero eso no había mejorado su nerviosismo. Respirando hondo, volvió a abrir la aplicación Weibo. Se sorprendió al ver cuál era la publicación más popular en las noticias.

Era la de Carlos, y ya había más de cinco millones de "Me gusta".

Miró la nueva foto con cuidado. Sí, sin duda ese era Carlos, ¡y la mujer de la foto era ella!

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir