ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 161 Tu marido es un imán

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8134

Actualizado: 2019-08-13 01:27


"¿Podemos ir de compras esta tarde? Quiero seguir durmiendo", le dijo Debbie a Karen.

"No, no podemos. Hasta Jeremías, que es el más vago de todos nosotros, ya se ha levantado. Dixon y Kristina ya están de camino a la Plaza Internacional Shining. Así que apúrate", le insistió Karen. "De acuerdo, de acuerdo. Ya me levanto. Espérame. Por cierto, normalmente te levantas más tarde que yo. ¿Cómo es que estás lista tan temprano hoy?", murmuró Debbie mientras se sentaba.

Karen se rió tímidamente. "A mi novio lo ascendieron en el trabajo y viene a la ciudad esta noche. Quiero comprarle un regalo para celebrar este logro".

Hablando del novio de Karen, Debbie sabía poco de él. El otro día, Karen se había peleado con Portia por su culpa. Debbie hubiera querido preguntar más sobre aquel hombre, pero después de aquello se sentía demasiado agitada como para entender nada.

"¿Cuándo conseguiste un novio? ¿Por qué te acusó de robarle el novio? ¿Qué pasa?". Debbie puso su teléfono en altavoz y comenzó a cepillarse los dientes.

Karen guardó silencio durante un instante antes de preguntar: "¿Podemos no hablar de eso?".

"Sabes, somos las mejores amigas y las mejores amigas no se guardan secretos. Les conté lo de Carlos hace mucho tiempo, pero ninguno de ustedes me creyó. Incluso pensaron que estaba loca. No tuve más remedio que dejar de hablar de ello. Así que tienes que contarme todo también. No podemos ser amigas si utilizamos raseros diferentes para cada una", declaró Debbie con firmeza.

Derrotada, Karen comenzó a explicar: "Me enamoré de alguien al mismo tiempo que Portia. Apesta. Ese día en el club, un amigo mío celebraba una fiesta de cumpleaños y para mi sorpresa, Portia también fue a la fiesta...".

Una amiga de Karen que estaba en la fiesta quería ver la foto de su nuevo novio y bromeando, a todos los que estaban en su mesa les gustó la idea. Así que Karen accedió a mostrarles la foto de su novio en el teléfono.

A una mujer orgullosa como Portia no le importaba quién fuera el novio de Karen, hasta que un amigo común de ambas exclamó que el novio de Karen y Portia se parecían.

Portia se quedó de piedra. Agarró el teléfono de Karen y miró la foto. Luego miró a Karen y le preguntó cuándo había comenzado a tontear con su novio a espaldas de ella.

Nacida en una familia rica también, Karen rara vez temía a alguien. Ella siempre había odiado a Portia por intimidar a Debbie. Así que en

radúe de la universidad". Había demasiadas mujeres a las que se le caía la baba por Carlos. En varias ocasiones, mientras estaba con él, había visto muchas de las curiosas notificaciones que le enviaba por SMS Emmett, quien como su PA, manejaba dos de los otros teléfonos de Carlos. Emmett tenía que bloquear constantemente las llamadas telefónicas y mensajes de texto de otras mujeres para poner a Carlos al tanto.

Karen se sintió aliviada cuando escuchó la respuesta de Debbie. "¿Ya terminaste de vestirte? Estás tardando como una eternidad. Yo ya llegué a la International Plaza Shining. ¿Ya saliste de casa, mi querida señora Huo?".

"Casi; déjame ponerme un poco de carmín. Hoy, quiero salir con un aspecto fantástico". Todo el mundo ama la belleza y Debbie no era una excepción. Tomándose su tiempo, se puso una base de maquillaje, una crema hidratante y lápiz de labios, antes de estar finalmente lista para irse.

Salió de casa y fue al garaje, donde estaban estacionados más de diez autos lujosos. Miró alrededor varias veces; estaba deslumbrada.

Carlos le había comprado un Porsche Cayman rojo, pero aún no había conducido ese auto ni una sola vez.

Una noche, ella había hecho un comentario en broma en la cama, pero Carlos lo había tomado en serio y se había adelantado para comprar otro auto.

En realidad, había leído esa broma en Internet y la había compartido casualmente con Carlos. "Aunque he ganado mucho dinero, también soy buena ahorrando. Pero hoy tuve la tentación de soltar dinero en un Maserati. Gracias a Dios que no lo compré. De este modo, me ahorré unos ocho millones estupendos".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir