ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 165 Sé mi novia

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8099

Actualizado: 2019-08-14 00:57


Era Bianca, la madre de Hayden.

Junto con ella estaban el padre de Hayden, Portia, una pareja de mediana edad y un joven, parecía una especie de reunión de compromiso.

Como Bianca la había llamado, Debbie no podía huir simplemente. "Hola, me alegro de verlos", dijo, saludando con amabilidad a los padres de Hayden. Realmente quería salir de aquí, ver a la familia de Hayden la hizo pensar en cómo él todavía la buscaba. Era como si no quisiera asumir que ella estaba realmente casada, creía que tenía derecho a ella simplemente porque la quería. Cada vez que él le enviaba mensajes de texto, su corazón se hundía como una piedra. A veces, mientras hablaba con él, sentía un sabor agrio en la boca.

"¿Por qué estás aquí?", preguntó Portia secamente, mirándola de arriba abajo, sonaba sorprendida.

No lo dijo, pero su tono le dijo a Debbie lo que realmente pensaba: 'Guau, mujer, ¿cómo puedes costear este lugar?'.

"¿Quién es ella?", preguntó el joven que vestía una chaqueta azul. Miró a Debbie de la misma manera que Portia, la única diferencia era que él parecía interesado. A Debbie no le gustó el brillo de sus ojos.

De alguna manera, el hombre le parecía familiar pero simplemente no podía ubicar su rostro. Se exprimió el cerebro tratando de descubrir dónde lo había visto antes, pero no lo pudo recordar. '¿En el colegio? No. ¿Quizás en una de las reuniones de Carlos? No. ¿Quién es este chico?'.

"No es nadie, vamos, Lewis", dijo Griffin Gu, el padre de Hayden.

Teniendo en cuenta la historia entre Debbie y la familia Gu, sabía que nada bueno saldría de este encuentro casual. No quería problemas y esperaba que pudieran irse lo antes posible, sin embargo Bianca aún no había terminado. "¿Estás aquí para ver a Hayden? No podrá ser, él no está aquí. Está en una cita con mi futura nuera". Su voz reflejaba su desprecio.

'¿Hayden tiene novia? Entonces, ¿por qué sigue enviándome mensajes de texto todos los días? ¡Qué idiota!', pensó Debbie. "No es lo que piensa, no vine aquí por su hijo, solo estoy cenando con algunas personas", explicó Debbie con una sonrisa.

Al escuchar que Debbie no estaba allí por Hayden, Bianca se sintió avergonzada, claramente, había caído en un pozo que ella misma había cavado. Para guardar las apariencias, se volvió hacia la mujer que estaba a su lado, al margen, y dijo con una sonrisa aduladora: "Señora Huo, esta es la ex novia de mi hijo. Él la dejó hace a

en. ¿Estás satisfecha de la comida?".

"Sí".

"Vámonos, entonces". Carlos la tomó de la mano y se levantó.

Debbie se quedó sin palabras. 'Dejar la mesa tan pronto como está satisfecho, ¡Carlos es tan arrogante!'.

Al ver a Carlos ponerse de pie, los demás lo imitaron, alguien tomó su abrigo y el de Debbie. Un par de invitados los ayudaron a ponerse los abrigos y alguien más les abrió la puerta.

Su entusiasmo enfermó a Debbie, pero no a Carlos. Su marido permaneció inexpresivo, como si estuviera acostumbrado a esto.

Después de salir del edificio, subieron al auto. "Te dejaré en la mansión, pero tengo que volver a la oficina por trabajo". Carlos se encogió de hombros y continuó: "Llegaré tarde a casa esta noche".

"¿No puedes hacerlo mañana?", preguntó Debbie. Ya eran las nueve de la noche, él trabajaba hasta tarde todos los días y eso la preocupaba.

"Mañana también tengo trabajo que hacer, si no termino esto hoy, mañana tendré más trabajo. Terminaré lo antes posible, ¿de acuerdo?", le explicó con una sonrisa y luego besó su frente.

Debbie asintió. "Está bien, no salgas demasiado tarde".

Después de salir del estacionamiento subterráneo, el auto llegó a una intersección, había un embotellamiento y el Emperor disminuyó la velocidad. Debbie miró por la ventana mientras Carlos hablaba por teléfono con Emmett.

De repente, notó algunas personas que se empujaban en la entrada del edificio Alioth, parecía una pelea. Había hombres y mujeres, sin embargo, una mujer con un abrigo negro le pareció conocida. Después de empujar a un hombre y darse vuelta, Debbie vio su rostro.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir