ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 186 Siempre estaré a tu lado

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9653

Actualizado: 2019-08-19 06:19


"Recuerda, guarda el secreto. Todo depende de la Jefa. De cualquier forma, sólo los ayudo a esconder su matrimonio. Yo no puedo hacer nada hasta que me den luz verde para revelarlo. Así que tengo que fingir que es mi esposa, hasta que me pida lo contrario", explicó Emmett.

Finalmente, Karen entendió la situación. "Entonces, quieres decir que todos piensan que eres el esposo de Debbie, a pesar de que nunca has dicho nada. Simplemente dejas que la gente piense lo que quiera, ¿verdad?".

"Exactamente". Emmett suspiró con impotencia. La esposa de su jefe quería ser discreta.

"Pero incluso así... ¿Por qué ocultárselo a Hayden Gu? ¿No es mejor que sepa? Si supiera que el señor Huo es el esposo de la Jefa, dejaría de molestarla". Emmett y Karen siguieron caminando, absortos en la charla centrada en Carlos y Debbie. Ella había preguntado, y él sintió que era justo que supiera lo que estaba pasando. De esa manera, cuidaría que no se le escapara nada más. Carlos no estaba muy contento con ella en este momento, y tal vez si supiera más sobre la situación, no le vendría mal.

Después de reflexionar un momento sobre la pregunta de Karen, Emmett dijo: "Quizás la Jefa pensó que no valía la pena explicarle nada al señor Gu".

Emmett estaba impresionado con la personalidad única de Debbie. Había muchas razones para eso. Pero lo que más le impresionaba era la actitud que había tomado con respecto al título de "señora Huo". Si alguna otra mujer estuviera en su posición, probablemente le habría hecho saber al mundo entero que Carlos era su esposo.

Pero ella era diferente. Lo había mantenido en secreto y en silencio por tres años, y lo que era más sorprendente, incluso había querido divorciarse de él.

Ella era auténtica, no falsa, no quería llamar la atención de Carlos. Afortunadamente, Carlos había descubierto quién era realmente y había hecho todo lo posible por ganársela. O de lo contrario, quizá ya se habrían divorciado.

Emmett y Karen siguieron así hasta que llegaron a la puerta del edificio de apartamentos donde ella vivía. Antes de despedirse, Emmett intentó llamar a Debbie por última vez. Para su sorpresa, la llamada entró.

Karen se quedó con la boca abierta cuando vio la forma en que la cara de Emmett cambió repentinamente. Con una expresión patética en el rostro, rogó con una falsa voz sollozante: "Señora Huo, ¡tiene que ayudarme!".

"¿Emmett?", Debbie sofocó el bostezo, tratando de despertarse. "¿Qué pasa?", preguntó confundida mientras se frotaba los ojos soñolientos. Acababa de despertarse y justo encendió el teléfono cuando Emmett llamó.

Al escuchar el ruido de la habitación, Carlos supuso que Debbie finalmente se había despertado. Dejó a un lado su trabajo y salió del estudio, sólo para descubrir que estaba hablando por teléfono. Luego, llamó a una sirvienta y le pidió que le preparara de comer a Debbie.

"Sólo la estab

o de silencio, Emmett miró hacia el cielo, suspirando con sentimiento. "Mientras la señora Huo esté dispuesta a desnudarse delante del señor Huo, ¡apuesto que a él no le importaría darle su vida!". Había sido testigo de su historia de amor desde el principio hasta este momento. Había visto claramente cómo Carlos había pasado de ser un CEO cruel e imperioso a ser un esposo amoroso que consentía totalmente a su esposa.

Sin embargo, Karen no estaba convencida. "¿No estás exagerando?".

Emmett la miró de reojo. "No claro que no. Te estoy diciendo la verdad. Eres demasiado joven para entender este tipo de cosas". Todavía recordaba la pasión con la que Carlos miraba a Debbie a su regreso de Villa de Sur. 'El señor Huo era como una bestia que acechaba a su presa todo el tiempo. Si no hubiera estado ahí conduciendo el auto y Debbie no hubiera sido tan tímida, probablemente habría tenido sexo con ella ahí mismo en el auto. Creo que debió costarle mucho trabajo controlarse en ese entonces', pensó Emmett.

Karen dejó escapar un gélido murmullo. "¿Qué dijiste? ¿Soy demasiado joven? ¡Ja! Pronto me graduaré. No me trates como a una niña, ¿de acuerdo?".

"Sí, sí. No eres una niña, pero yo te llevo muchos años. Para mí, sí lo eres. Por cierto, ¿podrías teñirte el pelo de negro otra vez? No te queda bien el rubio".

'¿Rubio? ¡Pero esto es castaño!'. Karen se enojó. "Creo que no tenemos nada en común. ¡Adiós!", dijo ella y se dio la vuelta para irse. De hecho, tenía la intención de teñirse el cabello de negro antes del nuevo semestre, porque a los estudiantes no se les permitía pintárselo.

Justo en ese momento, bajó una mujer de mediana edad vestida con su pijama. Al verla, preguntó con curiosidad: "Karen, ¿quién es este tipo?".

Emmett pensaba que podría ser una de sus vecinas. De buen humor, decidió jugarle una broma a Karen. "¡Hola! Encantado de conocerla", dijo juguetonamente. "Soy su novio".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir