ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 187 La perdiste

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10131

Actualizado: 2019-08-20 00:02


Karen se sorprendió por la broma traviesa de Emmett, en consecuencia, rápidamente le explicó a la mujer de mediana edad: "Está bromeando, él es sólo un amigo".

Emmett sonrió y la saludó con la mano, "Debería irme, adiós Karen".

"¡Oye, espera! ¡Jovencito, no te vayas!", la mujer habló de repente para detener a Emmett.

Confundido, él se dio la vuelta, la mujer se adelantó, observándolo de pies a cabeza, y preguntó: "¿Cuánto tiempo han estado saliendo? ¿Cuántos años tienes? Entra por favor, toma una bebida, puedes conocer a su padre también".

'¿Qué? ¿Conocer a su padre? ¿Entonces esta mujer es la madre de Karen? ¡Oh Dios mío!', dijo él en su interior. El arrepentimiento atiborró el corazón de Emmett, ¡no debió haber hecho una broma así! Le había dicho a esta mujer que era el novio de Karen. 'Ay, ¡te has metido en otro gran lío, Emmett!', reflexionó él.

Posteriormente Emmett se enderezó, volviendo a su calma habitual y seria, como en el trabajo y le dijo cortésmente a la mujer: "Oh, entonces usted es la madre de Karen, encantado de conocerla. Lo siento por mi broma, en realidad soy uno de sus amigos, pero no su novio, perdón por el malentendido".

A pesar de su negativa, a la madre de Karen no le importó en absoluto, en cambio, una sonrisa feliz apareció en su rostro mientras estudiaba la de Emmett. Estaba satisfecha con la forma en que se comportaba y hablaba, parecía bastante respetuoso y tal vez su hija podría salir con él. Emmett también parecía ser un hombre trabajador y, después de todo, su hija podría haber traído a uno mucho peor. "No importa, ¡incluso si sólo eres su amigo, puedes venir a nuestra casa y tomar una taza de té también!", cuando terminó sus palabras, la mujer lo agarró por el brazo y lo llevó al ascensor del edificio, sin darle ninguna oportunidad de negarse.

Sorprendida, Karen levantó la mano pero la bajó de inmediato cuando se dio cuenta de que era demasiado tarde para detenerlos.

Al ver cerrarse la puerta del ascensor, Emmett comenzó a preguntarse qué tan tonto era en realidad, 'Ahora estoy metido seriamente en esta situación, todo por no poder mantener la boca cerrada, ¿cómo podría un tonto como yo convertirse en el asistente personal de Carlos? Quizás tenga que agradecerle al Sr. Huo por no haberme despedido durante todos estos años'.

Pero, de hecho, Emmett era bastante franco y efectivo en la oficina, nunca cometió este tipo de errores estúpidos en el trabajo.

Sólo hacía de chico malo en privado, pero desafortunadamente para él, cada vez que se burlaba de otra persona, le resultaba contraproducente.

Por otro lado, en Nueva York, Debbie estaba recostada en los brazos de Carlos. "¿Qué demonios pasó? ¿Y cómo estuvo involucrada Karen?", preguntó ella.

Carlos la besó suavemente en las mejillas y dijo con voz apagada: "No pasó nada".

'¿Nada? Apuesto a que no', pensó Debbie.

"Bien, de todos modos, debería levantarme ahora, podría dormir hasta que oscurezca si no me levanto en este momento", dijo ella, como ya se había perdido e

ya párale, ¡ten piedad de una mujer soltera!".

Debbie se rió entre dientes, "Pues te aguantas, jaja, cuando un día consigas un novio tierno y lindo, no me importará escuchar todas tus historias".

"Suena bien, entonces debería salir y buscar un novio", exclamó Karen.

"¡Espero escuchar buenas noticias!", respondió Debbie.

Karen hizo una pausa y luego declaró: "Está bien, está bien, ¡tú ganas! No te burles más de mí, mejor dime, ¿cómo te va en Nueva York? ¿Todo bien?".

"No está tan mal, no soy bienvenida aquí, la mayoría de los miembros de la familia Huo no me quieren, especialmente la abuela y el padre de Carlos. No entiendo por qué, esta es mi primera visita y no recuerdo haberlos ofendido de ninguna manera", dijo Debbie un tanto abatida mientras rodaba de un lado a otro en la cama.

"¿Eh? ¿De verdad? Pero pensaba que le agradas a la madre de Carlos", preguntó Karen, confundida.

"Sí, pero eso no ayuda, ella sólo se queda callada, parece tenerle miedo a su esposo, es demasiado complicado para mí entenderlo", explicó Debbie.

"¿En serio? Lo siento querida... Oh, por cierto, déjame decirte una cosa: Emmett me compró un bolso ayer...", replicó Karen.

Debbie no estaba segura de haberla escuchado bien, desconcertada, ella preguntó: "¿Emmett te compró un bolso? ¿Por qué?". Debbie no podía entender todo lo que estaba sucediendo, '¡Dios! Solamente me duermo un rato y el mundo se pone patas arriba'.

Entonces, Karen le contó todo lo que había sucedido el día anterior, resumió todo diciendo: "No estabas allí para verlo, mis padres trataron a Emmett como a su yerno, están muy contentos con él, ¡estuve a punto de desmayarme de vergüenza!".

'¿Emmett y Karen? ¿Puede salir chispas entre ellos?', se preguntó Debbie a sí misma. Emocionada, ella se sentó y sugirió: "Creo que Emmett es mucho mejor que Lewis Huo, mi marido dijo que tenía un ingreso anual de al menos un millón de dólares, además, parece que no encuentra una novia adecuada, ¿por qué no lo intentas y sales con él?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir