ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 197 Déjala en paz

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 6783

Actualizado: 2019-08-22 04:42


"Megan es de la familia. ¿Por qué debería alejarse de Carlos?", comentó Valerie.

Antes de que Debbie pudiera responder, Carlos tomó sus manos y le dijo con voz tranquila: "Megan es solo una niña con mucho entusiasmo. Estás exagerando. Subamos".

'¿Una niña de 18 años? ¿Con mucho entusiasmo? Siente algo por ti. ¿Por qué no te das cuenta?', Debbie replicó en su mente.

Con los ojos rojos, Megan se disculpó de nuevo: "Tía Debbie, por favor no te enojes conmigo. Si te molesta, lo tomaré en cuenta y me mantendré alejada del tío Carlos".

Debbie estaba llena de ira. '¿Entonces todos piensan que soy la mala? ¡De acuerdo! Seré la oveja negra'.

Soltó las manos de Carlos y subió las escaleras. Él la siguió. Pero de repente ella se volteó y le gritó: "No me sigas. Déjame sola".

Antes de que Carlos pudiera decir algo, Megan dio un paso atrás como si Debbie la intimidara, y Valerie se levantó del sofá. "¡Debbie Nian!", gritó imperiosamente. "¡No le hables así a mi nieto! ¡Es tu esposo! ¡El marido siempre tiene la razón!".

'¿El marido siempre tiene la razón?'. Debbie puso los ojos en blanco. '¡Esta mujer es definitivamente de la época medieval!'.

Debbie quería contestar algo. Pero pensándolo mejor, Valerie era la abuela de Carlos, por lo que se guardó las palabras que le gustaría haber dicho.

Carlos se metió las manos a los bolsillos e intervino: "Abuela, te equivocas. Estamos en el siglo XXI, y ambos esposos tienen el poder cuando se trata de la familia. Por favor, no te metas, abuela. Megan, hazle compañía a la abuela".

Después de decir eso, tomó la mano de Debbie y subió las escaleras.

Aunque Debbie había perdido los estribos con él frente a su familia, Carlos había dejado claro su lugar y la había defendido. Valerie no podía creerlo. 'Carlos solía ser un hombre orgulloso. No esperaba que defendiera a una mujer tan grosera'.

Tomó el bastón con más fuerza. "¿Ambos tienen el poder?", replicó. "Sólo cuando pertenecen a familia de igual rango social. ¿De qué tipo de familia proviene

bitación. Abrió su computadora portátil y comenzó a trabajar, sin decirle una palabra a Debbie.

'¿Qué? Pensé que ya no estaba enojado.

Ahora resulta que me equivoqué y sigue molesto', pensó.

Se sentó a un lado de la cama, preguntándose qué podía hacer para contentarlo. De repente, le llegó una idea. Entró en el estudio en silencio y se sentó en el sofá.

De pronto, se tocó la espalda con la mano derecha y gritó: "¡Ay! ¡Qué dolor! ¡Mi espalda!".

Carlos dejó de escribir y se levantó. Se dirigió hacia ella y le preguntó nerviosamente: "¿Qué te pasa? ¿Te duele la espalda? Déjame llevarte al hospital".

"No... No... No es necesario. Me puedo aguantar".

"¡No! Debo llevarte al hospital". La tomó en sus brazos y estaba a punto de salir.

Entonces, Debbie se acurrucó en su cuello y dijo rápidamente: "¡No me lleves al hospital! Simplemente siento que me están saliendo alas".

Carlos se detuvo y la miró con incredulidad.

Su reacción divirtió a Debbie, quería carcajearse. Pero sabía que se enojaría de nuevo si lo hacía. Entonces dijo juguetonamente: "Cariño, me van a salir alas".

En lugar de acostarla en el sofá, Carlos la llevó a la cama y la arrojó sobre ella. Empezó a quitarle la ropa mientras decía: "Bueno, me gustaría comprobar cómo salen. ¿Qué tipo de ave eres? No importa, vamos a divertirnos descubriéndolo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir