ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 201 El escándalo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8145

Actualizado: 2019-08-23 06:10


Las explicaciones de Portia hicieron que Bianca se sintiera mejor acerca de su plan. Aún se mostraba cautelosa, pero lo que decía Portia parecía tener lógica. "Pero no es fácil acercarse al señor Huo", le dijo a su hija.

"Lo sé. De ahora en adelante trabajaré más duro para destacar. Tú y papá pueden hacer todo lo posible para conseguirme invitaciones a las fiestas, cenas y eventos de negocios a los que vaya a asistir Carlos", dijo Portia.

Siempre había estado tratando de ser una mujer sobresaliente. Antes era solo para exhibirse, pero ahora era para Carlos.

Comprendía que solo una mujer excepcional merecía estar junto a él.

En Nueva York.

A la mañana siguiente, un grupo de profesionales fue a casa de los Huo para investigar el caso de los artículos que habían desaparecido. Debbie solo quería salir de allí, así que se fue de casa con Carlos sin preguntar nada sobre los hombres.

Se sintió mucho mejor después de pasear y divertirse un poco.

Cuando el sol comenzó a ponerse, llegó la hora de volver. Quería encontrarse con Carlos para irse a casa juntos, pero luego se enteró de que no estaba en la oficina, así que tuvo que irse a casa sola.

Como ya era tarde, cenó fuera y cuando entró en la casa, no había ni un alma.

La lámpara de araña de la sala estaba apagada. Solo estaban encendidos algunos apliques que daban una luz tenue en el pasillo. El lugar tenía un aspecto inquietante. Debbie se quedó quieta. Casi podía oír fantasmas, pero no estaba segura de qué era. Las sombras en las paredes no ayudaban a disipar la sensación de misterio. Miró hacia la penumbra tratando de ver un poco más allá, pero sin mucho éxito. Se puso unas zapatillas en el vestíbulo y justo cuando entró en la sala de estar, la sobresaltaron unos ruidos. Esta vez no era su imaginación. Debbie miró hacia donde venía el sonido.

Una sombra descendía por la escalera, tratando de ser sigilosa. Debbie se escondió rápidamente detrás del zapatero y se quedó allí observando. Era un hombre, de eso estaba segura. Y el hombre parecía ser...

En la esquina de las escaleras, derribó una planta, pero fue lo suficientemente rápida como para atraparla.

Miró a su alrededor con cuidado y al ver que no había nadie, siguió adelante.

Debbie lo siguió con cautela. Para su sorpresa, el hombre caminó hacia el trastero que ella había limpiado.

Entró en la habitación y la cerró por dentro después de mirar a izquierda y derec

Debbie. Ocultó sus emociones y ofreció: "Subamos arriba".

"Sí, tío James". Lewis tomó un gran trago de refresco y lo siguió.

En cuanto se fueron de la sala de estar, una figura se escabulló del trastero, salió por la puerta trasera y caminó hacia las habitaciones de los criados.

Ya en su habitación, Debbie se preguntó si debería contarle a Carlos la vergonzosa aventura que había descubierto, ¿debería fingir que no pasó nada o decirle a Carlos la verdad?

Si mantenía la boca cerrada, se sentiría mal por ocultarle algo tan grave. Pero si ella decía algo, seguramente el asunto caería sobre la casa como una bomba.

Había empezado a darle vueltas a la cuestión nada más entrar. Siguió pensando en ello mientras estaba en la ducha. Y también cuando se estaba cepillando los dientes. Después de que la pregunta le torturase mentalmente durante más de media hora, sintió que estaba al borde de un colapso. "Oh, lo que sea". Finalmente se rindió y apartó aquel pensamiento. Acostada en la cama, comenzó a leer actualizaciones en Weibo. Eso era mucho más divertido.

Escribió el nombre de Carlos Huo en la barra de búsqueda y vio todas las noticias que había sobre él.

La mayoría de las publicaciones se centraban en su matrimonio.

Se hizo más de noche. Ya eran más de las 11 p. m. y, sin embargo, Carlos aún no había regresado. "Señor Huo, cariño, ¿cuándo volverás a casa?". No pudo evitar preguntarle en un mensaje de texto.

Pero no hubo respuesta. Ella esperó unos cinco minutos y luego le envió un otro mensaje de texto. "No trabajes hasta muy tarde. Estoy esperándote para que me acuestes, cariño".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir