ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 203 La declaración de amor de Megan

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7747

Actualizado: 2019-08-24 00:02


Al ver que tanta gente no lograba detener a Carlos, Megan pensó en intentarlo, se acercó e intentó disuadirlo, pero sólo le dio un tirón en la manga antes de que él la empujara. El empujón fue tan feroz que Megan tropezó hacia atrás contra la pared, sosteniendo su brazo herido, ella se quedó allí y no se atrevió a dar otro paso hacia el hombre enfurecido.

En este momento, la casa era un desastre total, todo estaba hecho un desorden. La planta en la maceta se volcó y la tierra se derramó sobre la alfombra, la pequeña mesa decorativa se cayó y las cosas sobre ella estaban regadas por todo el piso. Máculas de sangre mancharon la alfombra de oscuridad en lugares donde Carlos los habían golpeado, incluso los tapices estaban torcidos. Era lo peor que alguien había visto en el lugar, pero cualquiera que quisiera tratar de limpiar tenía que enfrentar la furia candente de Carlos.

Tabitha caminó hacia Debbie y tiró de su brazo, la joven todavía estaba fuera de sí, aún desconcertada, se tambaleó y logró estabilizarse presionando su mano contra la pared. "¡Esto es culpa tuya! Todo estaba bien antes de que te casaras con él, ¡pero mira lo que está pasando ahora! ¡Por tu culpa, Carlos está golpeando a su propio padre! ¿En qué tipo de monstruo lo has convertido?", le gritó su suegra.

Eso devolvió a Debbie a la realidad, le entregó el abrigo de su marido a Connie, corrió hacia él y agarró su mano levantada, ahora apretada en un puño, cubierta de sangre coagulada. "Carlos, Carlos, por favor detente, él es tu padre...", sollozó ella.

El perturbado hombre recuperó la cordura cuando escuchó los llantos de su esposa.

"Carlos escúchame, no hay nada de malo en que los mayores me regañen, por favor, no lo golpees de nuevo, ¿de acuerdo?", insistió Debbie.

Valerie estaba tan enojada que apenas podía ponerse de pie, a pesar de que Fran y Gloria la apoyaban a ambos lados, golpeó el suelo con su bastón y gritó: "¡Pecado! ¡Esto es completamente pecaminoso! ¡Carlos, él es tu padre! ¿Cómo pudiste hacer esto?".

Carlos miró a los demás con indiferencia e ignoró a todos, simplemente acercó a Debbie a su lado y le preguntó: "¿Todavía te duele?". Esa fue la segunda frase que había dicho en toda la noche.

Sacudiendo la cabeza, ella respondió: "No, vamos a nuestra habitación".

"¿A la habitación?

as corrían por su rostro y su voz era ronca por el dolor. Por un momento, incluso Debbie casi le creyó, le preocupaba que su marido se ablandara y aceptara llevar a la berrinchuda chica con ellos, ¡entonces no sólo tendría que llorar sino también sangrar por dentro!

Carlos llevó a Debbie al auto y dijo: "Espérame adentro, hace frío aquí afuera".

De hecho, el ambiente estaba helado, ella se subió al auto y se sentó junto a la ventana.

Sin embargo, tan pronto como Carlos cerró la puerta, Megan lo abrazó nuevamente y sollozó: "Tío Carlos, sé que crees que me interpondré si me quedo contigo y con tía Debbie, además, a ella no le agrado, ¿pero sabes algo? Debbie tampoco me agrada porque me robó el hombre, tío Carlos, tú me gustas desde el primer día que decidiste hacerte cargo de mí". Su declaración de amor tomó a Carlos por sorpresa, tenía el entrecejo fruncido en una mezcla de enojo y desconcierto.

"Te lo iba a decir cuando cumpliera 18 años, pero ese día me dijiste que estabas casado, tío Carlos, ¿te imaginas lo afligida que estaba? Me gustas mucho, pero te casaste con otra persona...", declaró Megan.

Carlos se quedó sin palabras, siempre era resuelto e indiferente cuando manejaba cosas con las mujeres que estaban obsesionadas con él, su esposa era la única excepción, pero ahora estaba Megan.

"Megan, escucha", dijo él con seriedad.

"Sí", asintió ella, con los ojos y la nariz enrojecidos por el llanto.

"Amo a tu tía Debbie y es la única a la que quiero a mi lado, sólo la amo a ella, ¿lo entiendes?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir