ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 204 Llámalo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8666

Actualizado: 2019-08-24 00:12


La despiadada negativa de Carlos fue un shock para Megan, que se sintió como si hubiera sido alcanzada por un rayo. Su rostro se puso pálido. "Tío Carlos, ¿no te gusto nada en absoluto?". Le temblaban los labios.

"Me gustas, pero eso no es amor. Para mí, eres de la familia".

Megan no podía soportarlo. Esto no era lo que ella esperaba. Dio unos pasos hacia atrás mientras sacudía la cabeza con incredulidad. "¡No, no! Tío Carlos, siempre eres tan bueno conmigo. ¡Me amas! ¡Sé que tú me amas!".

Carlos suspiró profundamente. "Megan, escúchame".

Trató de calmarla, pero al final, el asma de Megan resurgió y cayó al suelo respirando con dificultad.

Carlos cerró los ojos con resignación, la recogió del suelo y se encaminó hacia la casa. Sentada en el auto, Debbie vio a su esposo llevar a otra mujer en sus brazos hasta la mansión. Eso no era lo que ella quería. Y menos aún lo que necesitaba. Esperaba alejarse de todo esto, lejos de la familia de Carlos, lejos del repugnante Lewis, que había vertido la gota que colmó el vaso. Lejos de las críticas de Valerie y James, dos viejos que la despreciaban porque su familia no era rica, porque no podían sacar partido de que Carlos siguiera casado con ella. Incluso, llegaron a decirle que se divorciara de Carlos.

Un par de minutos después, Carlos la llamó al teléfono.

Ella deslizó el dedo por la pantalla del teléfono para atender la llamada, pero no habló.

"Cariño, haré que mi asistente te lleve a la villa a ti primero. Megan está enferma y no puedo irme ahora mismo. Estaré allí lo antes posible".

Debbie sonrió amargamente. Poco podía decir. Después de un instante, respondió suavemente, "Está bien. Pero has trabajado todo el día. Cuídate".

Carlos estaba exhausto. Las tiernas palabras de Debbie eran la cura para todo y sonriendo le dijo, "Está bien. Tú descansa cuando llegues. No te quedes despierta hasta tarde".

"De acuerdo. Adiós cariño".

"Adiós".

El auto se detuvo frente a una villa blanca. Debbie había esperado encontrar una casa vacía, pero cuando salió del auto, pudo ver a través de las ventanas que había luces encendidas dentro de la casa. Supo que Carlos debía haberle dicho a alguien que encendiera las luces para ella.

El asistente de Carlos la condujo adentro. Dos criadas la esperaban. "Buenas noches, señora Huo", la saludaron respetuosamente en la entrada principal.

Debbie asintió y con una sonrisa preguntó: "¿Está lista la habitación?".

"Sí, señora Huo El cuarto está arriba. Por favor sígame".

"Gracias".

Ya era más de medianoche. Debbie estaba cansada y no tenía

Pero no me fío nada de Megan. ¿Y si ella lo besa?".

'¿Besarlo?', Megan ya había besado a Carlos más de una vez. Esas escenas se sucedían en la cabeza de Debbie y cuanto más lo visualizaba, más ansiosa se ponía. ¿Qué pasaría si Megan se llevaba a Carlos a la cama? ¿Y si le gustaba más ella que Debbie? "Te llamo luego. Adiós".

Debbie colgó el teléfono inmediatamente y llamó a Carlos.

El teléfono se conectó pronto, pero respondió Megan.

"Tía Debbie, es muy tarde. ¿Qué pasa?".

Debbie se burló, encontrando su pregunta ridícula. '¿Es que necesito una razón para llamar a mi propio esposo?'. "¿Dónde está tu tío Carlos?".

"El tío Carlos estaba preocupado de que pudiera tener hambre, así que fue a la cocina a prepararme algo".

'Se está regodeando', observó Debbie. 'Ella cree que ha ganado'. "¿Qué te hace pensar que él quiere que contestes su teléfono? ¿Y por qué haces que se quede despierto hasta tan tarde? Sabes que tiene que trabajar, ¿verdad?", preguntó ella tratando de mantener la compostura.

"¿Qué tiene de malo? El tío Carlos y yo estamos enamorados. Tú solo eres la otra mujer que intenta interponerse entre nosotros. ¿Ahora me vas a decir lo que está bien y lo que está mal?", la provocó Megan.

Debbie se estaba volviendo loca y dijo burlándose, "¿Así que ustedes dos están enamorados? Entonces, ¿por qué no se casó contigo? ¿Por qué se casó conmigo?".

"¿Es que no lo sabes? Tío Carlos se casó contigo por su abuelo. Es amable contigo solo porque su abuelo se lo pidió. Él tiene que hacerlo. ¿Crees que te ama? ¡Jaja! Eso es divertidísimo. El tío Carlos quiere mucho a su abuelo. Todo lo que hizo por ti es solo para que su abuelo se sienta mejor y sea capaz de despertarse de la coma".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir