ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 207 Death Barbie Pink

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 10874

Actualizado: 2019-08-25 00:02


"Entiendo... Adiós, tía Miranda". Después de despedirse de Miranda, Debbie comenzó a pensar en sus palabras de despedida. '¿Carlos hizo bien? ¿Se lo merecían? ¿Quiso decir lo que dijo? ¿De verdad Miranda es la madre de Lewis?'. Al ver cómo se alejaba Miranda, Debbie no pudo escapar al aluvión de dudas que se entrometían en sus pensamientos.

Esa noche, Carlos recogió a Megan de la casa de la familia Huo y la llevó a la villa. Megan iba a pasar la noche con ellos. Como todos volarían de regreso a la Ciudad Y mañana, sería más conveniente tenerla allí.

Cuando Megan entró en la villa y vio a Debbie, corrió alegre y llena de energía hacia ella. Con una mirada inocente en su rostro, dijo: "Tía Debbie. ¿Adivina lo que te compré?".

Debbie sonrió sarcásticamente mientras clavaba sus ojos en aquella mirada inocente. Era exactamente la misma mirada que tenía Megan cuando la conoció por primera vez. Sin darse cuenta, le vinieron a la mente las palabras de Miranda: "Ten cuidado con Megan. Es una gran actriz". Eso era totalmente cierto. Con la intención de robarle a Carlos, Megan había logrado embaucar tanto a Carlos como a ella. En aquel entonces, cegó los ojos de Debbie con su falsa expresión inocente y la hizo creer que Megan era una chica pura y dulce. Resultó que no era más que una mujer hipócrita y artera.

Ajena a la actitud indiferente de Debbie, Megan levantó una bolsa de compras que llevaba impreso un logotipo de una marca internacional. Con una voz de lo más emocionada, reveló la respuesta. "¡Lápices de labios! ¡Lo último! Tío Carlos y yo elegimos los colores para ti. Venga. Ábrelo y échale un vistazo".

'Tío Carlos y yo...', Debbie repitió esta frase en su mente. 'Es curioso que hayas mencionado a Carlos. Siempre lo sigues como un cachorro perdido', pensó enojada.

Llevó su mirada de Megan hacia el hombre que caminaba hacia ellas. '¿Y no se suponía que Carlos estaba ocupado terminando su trabajo aquí antes de irse de Nueva York? ¿De dónde sacó el tiempo para ir de compras con Megan?', se preguntó.

Sin emoción alguna, Debbie tomó la bolsa de compras de Megan y dijo inexpresivamente: "Gracias". Luego, mientras Carlos y Megan la observaban, ella abrió un exquisito y lujoso embalaje.

La caja contenía tres tonos distintos de lápices de labios. Cuando desenroscó la tapa del primero y vio el color, se sintió abrumada por la necesidad de dar un puñetazo a la pareja que lo había comprado.

No podía creer lo que veían sus ojos. ¡El primer color era Death Barbie Pink!

Debbie torció los labios y fue incapaz de pronunciar una palabra.. Todos los internautas conocían ese tono, y había numerosos chistes sobre él. Se suponía que era un tono similar a los labios de una muñeca Barbie. Pero ese tono era completamente inadecuado para la mayoría de las mujeres. Hacía que sus caras parecieran más oscuras y sucias. Lo habían probado algunas actrices, pero sin ningún éxito; lo único que lograron era que se burlaran de ellas sin piedad en internet. Y así, llegó a ser conocido como 'Death Barbie Pink'. El segundo lápiz de labios era azul.

¡Esto se estaba poniendo peor! Ya no le quedaban fuerzas ni para tocar el tercer lápiz labial. En cambio, miró a Carlos, que estaba obviamente confundido por su expre

ó Debbie con voz amenazante mientras ponía una mano sobre su brazo, preparándose para pellizcarlo fuertemente si decía que no.

Carlos entendió la insinuación y no tuvo más remedio que asentir y decirle a la chica que se ocultaba detrás de él: "Megan, a tu tía Debbie no le gustan, así que puedes quedarte con ellos. Y tiene razón: Deja de malgastar el dinero. Llamaré a un estilista y pediré que te traigan un vestido que combine con el lápiz labial. Estarás impresionante con ambos".

"Tío Carlos...", Megan gritó, sintiéndose agraviada.

Al ver el dolor en la cara de Megan, Debbie finalmente, se sintió más feliz. Ella sostuvo el brazo de Carlos y dijo felizmente: "Cariño, ¡vamos a dormir!".

Carlos asintió y la siguió escaleras arriba.

Megan hervía de ira mientras los veía alejarse. Sin inmutarse por la derrota, gritó: "Tío Carlos, parece que tía Debbie no me quiere aquí. ¡Mejor me voy y vuelvo mañana!".

Debbie sentía que la cabeza le latía a punto de estallar. '¿Por qué es tan molesta Megan? ¿Por qué tanto drama?'.

Carlos se dio la vuelta y miró los ojos rojos y llorosos de Megan, sus cejas arrugaron profundamente. "Ya estás aquí. No hay necesidad de ir a ningún lado", dijo.

Megan lanzó una mirada intencionada a Debbie y preguntó con voz temblorosa: "¿Entonces la tía Debbie todavía está enojada conmigo?".

Debbie apretó los puños. '¡Dios! ¡No puedo tolerar a esta perra hipócrita ni un segundo más!'.

En un instante, soltó el brazo de Carlos y saltó por las escaleras, corriendo hacia Megan.

Carlos estaba atónito. '¡Oh Dios!'. Y la siguió apresuradamente.

Megan gritó al ver a Debbie corriendo hacia ella. Debbie la agarró por el cuello y la amenazó furiosamente: "¿Atrévete a fingir que eres débil frente a mi esposo otra vez? ¡Hazlo otra vez! ¡Te destrozaré!".

"¡Tío Carlos, ayuda! Tío Carlos...".

"¡Cállate! ¡Carlos no te salvará!", Debbie se volvió para mirar al hombre que la había alcanzado. "No hay sitio para las dos aquí. ¡O ella o yo! ¡Elige!".

Carlos trató de tranquilizarla, "Primero suéltala".

Pero Debbie no aflojó su agarre. En cambio, la empujó contra la pared. "Amas a mi esposo, ¿verdad?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir