ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 212 Una cuestión de confianza

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7971

Actualizado: 2019-08-26 00:12


Carlos agarró la barbilla de Debbie para que lo mirara a los ojos. "¡Todavía tienes el coraje de gritarme después de que te pesqué en los brazos de Hayden! ¿Qué hacían, tarta de crema? Si no hubiera regresado, ya hubieran hecho también el amor, ¿no?".

¡Pam! El sonido de una bofetada retumbó en el auto.

Sobresaltado, Emmett casi pierde el control del auto y se estrella contra un árbol. No creía que su jefe abofetearía a Debbie, así que la bofetada debía haber sido de...

Quizás Carlos había consentido demasiado a Debbie, quien lo había abofeteado, y no tenía miedo de lo que él podría hacer a continuación. A veces, realmente actuaba como una pequeña malcriada. Debbie aún no estaba dispuesta a ceder y continuó: "Pensaste que no te golpearía, ¿verdad? No olvides lo que hiciste hace poco, estabas en la mansión cocinando fideos para Megan en medio de la noche. Si yo no hubiera llamado y te hubiera pedido que volvieras, habrías tenido sexo con ella también. ¿Estoy en lo cierto señor Presidente?", dijo con ironía, indicando que no lo aprobaba y se burlaba de él.

Aunque el rostro de Carlos no quedó marcado, de alguna manera Debbie se sentía incómoda después de golpearlo, deseó poder acariciarlo, pero era demasiado orgullosa para hacerlo. Además eso significaría ceder, y quería que él entendiera cuán enojada estaba.

La mirada de Carlos era tan fría y tan penetrante que Debbie pensó que si las miradas mataran, ya estaría muerta. "¿Por qué me miras así? Estoy diciendo la verdad, No digas que no, no me quedaré de brazos cruzados...", su voz se apagó.

Carlos la tomó en sus brazos con rudeza, sorprendida, Debbie gritó: "¿Qué estás haciendo? Déja... mm... me... ¡suél...!".

Carlos presionó un botón, y el vidrio que los separaba del asiento delantero se levantó. Luego bajó la cabeza y mordió sus labios con ferocidad. En este momento, él estaba más allá de la razón, no era un salvaje, sino un animal brutal e irreflexivo. Ella era su mujer, solo suya, y necesitaba darle una lección.

El automóvil se detuvo en la entrada del hospital propiedad del Grupo ZL y después de un par de minutos, dos personas salieron de él.

Los labios de Debbie estaban rojos e hinchados, y en los de Carlos había una marca de dientes.

'¡Guau! Vaya locura', pensó Emmet.

Carlos llevó a Debbie al sector de obstetricia y ginecología. Cuando vio el letrero, ella pensó q

rompí con Hayden hace años, y...".

Carlos retiró su mano y la interrumpió. "Ni siquiera dije a quién me refería pero...". La decepción estaba escrita en su rostro.

Debbie se quedó sin palabras.

Carlos se fue del hospital, pero Debbie insistió en hacerse otra prueba.

Los resultados estuvieron rápido, pero cuando Debbie vio los papeles, ya hacía media hora que se había ido Carlos.

El doctor señaló un gráfico y le dijo: "Señora Huo, este índice sugiere que ha estado tomando muchas píldoras anticonceptivas, no solo una vez o dos... ¿Cómo puede usted no saberlo?". Era evidente que no creía lo que Debbie había dicho.

'¿Muchas?', Debbie estaba aturdida, se sentó en el banco del pasillo durante un largo rato con los papeles en la mano, realmente no podía entenderlo. '¿Podrá ser que la comida que comí tuviera algunos de los mismos ingredientes?', pensó.

Entonces se acercó al médico y se lo preguntó. El médico dijo: "Incluso si algunos vendedores inescrupulosos rociaran las píldoras pulverizadas sobre vegetales y frutas para que crecieran más rápido, y usted las hubiera comido, el índice tampoco sería tan alto. Solo podemos concluir que ha estado tomando las píldoras con mucha frecuencia".

Cuando Debbie, triste y abatida, salió del hospital, Emmett la estaba esperando.

Al verla, se acercó rápido y dijo, "Señora Huo, ¿está bien?".

En lugar de responder, ella preguntó a su vez: "¿Dónde está Carlos?".

Con una sonrisa avergonzada, Emmett tartamudeó, "El señor Huo... tenía algunos asuntos que atender, me pidió que la llevara de vuelta a su casa".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir