ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 238 Las condiciones de la disculpa

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7266

Actualizado: 2019-09-01 00:38


"Oh, no estoy hablando de mí. ¿Cómo iba a atreverme a adularme así a mí misma? Solo Megan merece que le presten atención exclusiva. Todo lo que tiene que ver con ella es de la máxima importancia. ¡Con Megan, ustedes dos son unos ángeles de la guarda intachables!", se burló Debbie.

Carlos y Wesley cruzaron una mirada mientras caminaban detrás de ella en silencio y aceleraban el paso para alcanzarla.

Cuando llegaron a la sala, Damon estaba hablando y riendo con Megan, que no parecía en absoluto una persona enferma, ni tampoco alguien que acabara de caer al río.

"Tía Debbie". Megan parecía asustada al verla. Agarró las mantas nerviosamente y se movió hacia una esquina de la cama.

Debbie se burló. 'Hace que parezca que estoy a punto de matarla. ¡Bravo, Megan! Te deben un Oscar por esta actuación'.

La verdad era que sí quería matarla, pero Debbie tenía claro que no merecía la pena pasar el resto de su vida en prisión solo por una zorra malvada e insignificante como Megan.

Damon se dio cuenta de lo asustada que estaba Megan y se interpuso entre ella y Debbie mirando a esta última con hostilidad.

Debbie se echó a reír. Ignorándolo, le dijo a Megan: "¿No querías que viniera a disculparme? Ahora que estoy aquí, ¿por qué te escondes de mí? ¿Qué sucede, Damon?".

Damon casi nunca había hablado en serio, pero en ese momento tensó la mandíbula y dijo: "No parece que estés aquí para disculparte".

Debbie le respondió, "¿En qué momento he dicho que vine a disculparme?". '¿Pedir yo disculpas a Megan? ¡Eso no sucederá ni en mi próxima vida!'.

"Entonces, ¿a qué ha venido?", preguntó Damon a Carlos y a Wesley, que estaban de pie detrás de ella.

Debbie ignoró a Damon y trató de llegar al otro lado de la cama, pero Wesley se adelantó y se puso delante de Megan.

Aquellos dos hombres bloqueaban el camino de Debbie a ambos lados como si ella fuera una especie de bestia.

Resultaba divertido contemplar su miedo. Dirigiéndose a Carlos, que estaba de pie en silencio, le preguntó: "Cariño, ¿vas a saltar hacia aquí para protegerla si hago otro movimiento?". Mientras decía aquello, señaló el otro extremo de la cama.

"¡Apártense, uste

a.

Wesley agarró el brazo de Debbie y la empujó a un lado con fuerza. Afortunadamente, Carlos la siguió y la atrapó rápidamente. Debbie chocó contra su pecho. Carlos la abrazó, mientras miraba a Wesley furiosamente y declaró en voz alta: "Wesley, ¡no te atrevas a tocar a mi esposa otra vez!".

'¡Y ahora me protege! ¿No es él quien acaba de pedirme hace un momento que me disculpe ante Megan? ¡Huh!'.

Una vez más, Debbie salió retorciéndose de los brazos de Carlos y le gritó: "¡Guárdate tu hipocresía!". Luego señaló a Damon y a Wesley. "¡Tú y tú! Están los dos confabulados con él. Ustedes dos son los policías malos y él es el bueno, y así intentan que le pida disculpas a ella. Pero ¿saben una cosa? No soy tan crédula como ustedes tres. Damon Han, Carlos Huo, Wesley Li, ustedes tres son unos títeres idiotas a merced de esta zorra manipuladora y venenosa, ¡y ni siquiera se dan cuenta! Me pregunto cómo pudieron convertirse en coronel y CEO. Damon, si yo fuera Adriana, ya te habría dejado".

Las caras de los tres hombres se habían vuelto negras como el carbón. Nunca, en toda su vida, una mujer les había soltado semejante reprimenda.

Debbie respiró hondo y bajó la voz. "¿Pedir disculpas? ¡No hay problema!". Caminó hacia Carlos, agarró su mano e intentó quitarle el anillo del dedo. "Me disculparé ahora mismo. Pero después de eso, tendrás que enviarme al extranjero para estudiar lo antes posible. O eso, o nos divorciamos".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir