ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 242 Malas noticias

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7272

Actualizado: 2019-09-02 00:12


Tabitha gritó, corrió hacia Carlos y trató de detenerlo. "¡Carlos! Carlos, ¿de qué se trata esto? Escúchame, hijo, cálmate".

Carlos miró a su madre con frialdad y le preguntó: "¿Cómo pudiste hacerle esto a mi esposa?". Apretó los dientes furioso y agregó: "Debbie siempre te ha respetado, ¿es esto lo que se merecía de mis padres?".

Sin embargo, James no creía haber hecho nada malo. "Nunca la acepté como mi nuera, no permitiré que dé a luz a tu hijo".

"¿Y entonces le dijiste a los sirvientes que pusieran píldoras anticonceptivas molidas en su comida?", preguntó Carlos, apretando los dientes para reprimir su creciente enojo. Sus ojos ardían y parecían mirar profundamente en el alma negra y podrida de su padre.

James intentó liberarse, pero era demasiado débil en comparación con su hijo. Fingiendo compostura, dijo: "¡Eran solo píldoras anticonceptivas, no veneno! ¿Tenías que volar desde la Ciudad Y para esto?".

'¿Solo píldoras anticonceptivas?'. En el corazón de Carlos, la imagen de su padre se hundió aún más. "Sí, eran veneno, ¡La han alimentado con un veneno acumulativo!".

Dicho eso, lanzó otro puñetazo a la cara de James.

Solo Tabitha y James estaban en la casa en ese momento, Tabitha no tenía tiempo de bajar a pedir ayuda a los sirvientes, tenía que pararse delante de James para evitar que Carlos volviera a golpearlo. "Esta familia nunca tuvo paz mientras ella estuvo aquí, incluso trató de matar a Megan en la Ciudad Y. ¿Por qué la proteges todavía? ¿No te das cuenta de lo perversa que es? Divórciate de ella ya".

Carlos cerró los ojos para ocultar la pena que le producían estas palabras, Soltó a James y se acomodó la ropa, recuperando la compostura, les dijo a sus padres: "A partir de hoy no volveré a entrar en esta casa a menos que el abuelo se despierte o ustedes acepten a Debbie como miembro de esta familia".

Tabitha entró en pánico, no había señales de que Douglas se fuera a despertar, ¿significaba esto que Carlos nunca volvería si su abuelo no se despertaba? ¡No! Tabitha no podía aceptarlo. "Carlos, escúchame...".

Carlos miró con frialdad a la mujer que lloraba y dijo: "No hay nada más que decir aquí, si mi esp

retados de rabia.

En el Club Privado Orquídea

Después de entrar en el reservado, los cuatro hombres se sentaron frente a una mesa de mahong automático con las mujeres a su lado.

Megan estaba al lado de Carlos. Karina lo miró con una ceja levantada. "Señor Huo, ¿dónde está mi buena amiga Debbie?". Se suponía que esta era una reunión de Carlos con sus amigos más cercanos, pero Carlos había traído a Megan en vez de a Debbie. Karina estaba enojada.

Carlos encendió un cigarrillo y dio una pitada, después de exhalar el humo, dijo: "Está en casa".

Karina sabía que Carlos y Debbie habían tenido una gran pelea después de que Debbie empujó a Megan al río. Las cosas entre la pareja estaban complicadas en este momento, así que Karina ya no necesitaba fingir ser amable con Megan. "Señor Huo, tengo que decir que estás equivocado, esta reunión es para las personas más cercanas a ti, entonces, ¿por qué no trajiste a Debbie? Deberías aprender de Wesley que trajo a su novia. En cuanto a Damon, tiene pase libre, siempre ha sido un playboy. Incluso cuando su esposa está a punto de dar a luz a su bebé, está aquí jugando en lugar de quedarse en casa a cuidarla. Quien mala cama hace, en ella yace".

Damon resopló y respondió a la defensiva: "No me malinterpretes, Tu hombre dijo que íbamos a tener una reunión, así que mi esposa me dio permiso para divertirme un poco. Todos traían una mujer con ellos, ¿así que cómo iba a venir solo?".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir