ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 243 ¿Cuál de ustedes se apellida Huo

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9222

Actualizado: 2019-09-02 00:16


Con los ojos fijos en Karina, y con una mano apoyada contra su barbilla, la chica sentada al lado de Wesley explicó en voz baja: "No nos malinterpretes, no soy la novia Wesley".

Exigiendo una explicación, Karina estaba irritada por el silencio de Wesley y la forma cómo evitaba su mirada fija. Por fin y obviamente sin paciencia, preguntó: "¿Cómo puede ser eso posible? Sabes, eres la primera chica a la que Wesley ha traído...".

"Karina", finalmente Wesley la interrumpió. "¿No preguntaste por Debbie?", espetó, ansioso por cambiar de tema.

"Bueno, ¡claro! Señor Huo, todavía no has respondido a mi pregunta". Con la indirecta de Wesley, Karina fingió darse cuenta de que estaba fuera del tema. Inmediatamente, volteó la mirada impecable hacia Carlos, esperando que él respondiera la pregunta anterior.

"Está en casa, esperando que todos los papeles estén listos, para poder irse al extranjero", dijo Carlos, decidido a mantener todo lo más discreto posible.

Y mientras hablaba, Curtis pudo ver la pesadumbre en su rostro. Por supuesto, sabía que Carlos y Debbie aún no se habían reconciliado. Entonces, en un intento de abordar el tema con precaución, dijo: "He oído que el negocio del Grupo ZL ha estado en auge últimamente y los empleados han estado trabajando horas extra. Espero que no hayas estado durmiendo en tu oficina". Añadió esa última parte con un ligero énfasis. La esencia de su pregunta era para descubrir por qué Carlos no había estado durmiendo en casa. Luego le dio su consejo: "No te mates trabajando horas extras, hombre, si es por dinero, ¿crees que es sabio de tu parte trabajar tanto que ni siquiera tienes tiempo para volver a casa?".

Al escuchar su pregunta, los demás intercambiaron una mirada.

Damon movió una ficha y la puso hoscamente sobre la mesa: "¿Carlos Huo haciendo horas extras por dinero? ¡Esto es lo ridículo que he escuchado en mi vida! Obviamente lo estará haciendo por su mujer, ya saben lo difíciles que pueden ser algunas damas". La forma irónica en que expresó sus palabras dejó a todos perplejos, pero Damon ignoró las risitas y continuó. "Solo ella puede enviarlo a un vórtice de emociones".

Aunque Damon era bastante bromista, Curtis lo tomó en serio con lo que acababa de decir. Descartó dos fichas a la mesa y con una mirada curiosa hacia Carlos, preguntó: "¿Qué hizo Debbie para sacarte de quicio esta vez?".

Carlos fumó su cigarrillo y sopló el humo con fuerza, traicionando su tensión interna. En medio del humo, abrió la boca como para decir algo, pero no le salieron las palabras.

Al darse cuenta del estado de ánimo en el lugar, Megan, algo avergonzada, se excusó. "Tío Carlos, tal vez debería irme a casa, diviértense ustedes", dijo con voz temblorosa.

Dentro de sus bolsillos

de con qué y con quién te estás metiendo?".

"Sé quién es él, pero alguien denunció que organizó la apuesta ilegal, además, hay una prostituta con él...".

"¡Cierra la maldita boca! ¿Tengo que explicarte todo? ¿Sabes con quién está el señor Huo?. ¿Eres lo suficientemente estúpido como para entrar en acción sin siquiera confirmar las denuncias que recibes? ¿A quién demonios se le ocurrió la idea de promover a tal imbécil a tu posición? ¡Sal de ahí ahora!".

Ahora, con una mezcla de pánico y vergüenza, el joven policía miró a los cuatro hombres en la sala y con resignación, guardó su arma y respondió por teléfono: "Sí, jefe Li".

Antes de irse con sus hombres, miró a Wesley. La confusión estaba escrita sobre su cara bronceada. "Usted me parece muy familiar. ¿Conoce al Coronel Li, el legendario militar?".

Blair se echó a reír y dijo, "Guapo, este es el mismo Coronel Li".

'¿Acaba de llamar a otro hombre "guapo" delante de mi cara?', la cara de Wesley se oscureció.

Los ojos del joven policía brillaron de emoción en el momento en que se dio cuenta de que había conocido al legendario Coronel Li. Al instante, tomó posición e hizo un saludo militar a Wesley. "Es un gran honor conocerlo, Coronel Li".

Wesley asintió en respuesta.

El joven policía emocionado quería obtener un autógrafo, pero temiendo que pudiera causar más problemas, dos de sus compañeros lo sacaron de allí rápidamente.

La sala finalmente recuperó su silencio y Carlos arrojó las fichas sobre la mesa, se levantó y dijo: "Damon, tendrás que llevar a Megan a casa más tarde".

Damon miró al hombre que se estaba poniendo el abrigo. "¿Cómo? Pero si acabamos de empezar, ¿a dónde vas?".

Después de mirarlo, Carlos respondió rotundamente: "Parece que mi esposa se ha vuelto loca, me voy a casa de inmediato para enseñarle una lección".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir