ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 259 Una relación de amor y odio

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7406

Actualizado: 2019-09-05 00:20


"No. Sólo reserva un boleto para mí. Y no le digas a Carlos", dijo Debbie en su teléfono. Ahora estaba de muy mal humor, su mente recorría las escenas con dolorosos recuerdos de ella y Carlos discutiendo por Megan. Estas escenas se repetían una y otra vez en su cerebro, y todas colapsaban en una sola mujer. Y eso no era todo. Hayden la había estado molestando, prácticamente la acechaba, y los miembros de la familia Huo la odiaban más que a nada. Necesitaba un descanso del odio, las peleas, los malos sentimientos... De todo eso. Sólo quería volar a Inglaterra sola.

Emmett se quedó sin palabras. Sabía que Carlos lo destrozaría si la obedecía.

Carlos casi siempre estaba ocupado en el trabajo, pero iba a tomarse la mañana libre para llevar a Debbie al aeropuerto. Se suponía que debía irse pasado mañana.

Pero a Emmett se le dificultaba rechazar a Debbie. Ella siempre era amable con él, y a él le agradaba. Entonces, decidió obedecerla.

Cuando Carlos llegó a casa por la noche, Debbie no estaba. La llamó, pero lo atendió Karen. Cuando le pidió que le pasara a su esposa, ella respondió: "No puedo, señor Huo. Debbie está en el sanitario".

"Está bien. ¿Dónde están?".

"Estamos... en el restaurante. Como sabe, Debbie se irá pronto. Le organizamos una cena de despedida", respondió Karen con delicadeza.

"¿En qué restaurante?".

"Uno que está de moda, se encuentra en la calle Décima", dijo honestamente.

Después de colgar, Carlos bajó las escaleras, subió a su automóvil y condujo hacia allá. Sentía que algo no estaba bien, algo le molestaba. Sentía un cosquilleo en la parte posterior del cerebro.

Cuando Debbie regresó al salón privado, Karen acababa de colgar con Carlos. "¡Hola, Jefa! Tu esposo acaba de llamar. ¿Por qué no le llamas?". Le acercó el teléfono a Debbie. Debbie lo tomó y desbloqueó la pantalla.

'¿Carlos llamó?'. Revisó la hora en su teléfono. 'Apenas son las 7 de la noche. ¿Por qué llegó tan temprano a casa?'.

Se recostó en su asiento y conversó con sus amigos, pero su mente estaba muy lejos. Estaba intrigada por la llamada de Carlos. Lo estuvo pensando durante media hora, y finalmente no pudo controlarse. Lo llamó. Él respondió con bastante rapidez; ap

ntras que Dixon irá a Estados Unidos".

Dixon asintió y les contó todo. Carlos vio mucho potencial en él, por lo que decidió enviarlo a una universidad de Estados Unidos. Como su patrocinador, tuvo mucha influencia.

Pero Carlos era un inteligente hombre de negocios, y no apostaría por un prospecto perdedor.

Entonces, le ofreció a Dixon un contrato a largo plazo. Una vez que se graduara, trabajaría para Grupo ZL. El sucursal de trabajo lo fijarían una vez que empiece. Su contrato era por quince años y así, al menos, no tendría que buscar trabajo después de la universidad.

Karen miró a Debbie con la boca abierta. "¿Quince años? Eso es mucho tiempo, Jefa. Tu esposo le hizo firmar un contrato de esclavos".

Después de considerarlo un momento, Debbie le preguntó a Dixon: "¿Qué tal el salario?".

'Si no se pusieron de acuerdo en el salario, Dixon podría salir perdiendo. Después de todo, Carlos era un hombre de negocios astuto', pensó.

Como si pudiera leer la mente de Debbie, Dixon le sonrió y asintió, "Ya lo discutimos. Si mi desempeño es bueno, el señor Huo me hará su asistente personal. Eso es gracias a nuestra amistad". Tomó un trago y continuó: "Si no lo hago bien, comenzaré desde abajo e intentaré ir subiendo. Entonces, mi salario será el mismo que el de todos los demás".

No era fácil seguirle el paso a Grupo ZL. Sus salarios iniciales eran del doble de los de cualquier otro lugar. Para Dixon, Carlos le estaba haciendo un gran favor.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir