ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 276 Ella es tu primer amor

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8115

Actualizado: 2019-09-09 00:02


Damon miró a Carlos y se burló: "Hombre, ¡mírate! Pareces un adolescente que acaba de probar por primera vez las delicias del amor". Hizo una pausa y luego se dio cuenta de algo. Miró a Carlos, cuya cara aún estaba pálida por la pérdida de sangre, y preguntó con incredulidad: "¡Espera! Es tu primer amor, ¿verdad?". '¡Carlos Huo, el CEO de un grupo multinacional, se enamoró por primera vez a los 28 años!', pensó, sorprendido.

"¡Eres demasiado molesto! ¡Vete!", Carlos le exigió con frialdad.

"¿Qué? Te enojaste porque acerté, ¿cierto? De acuerdo. ¡Me voy! ¡Eh! No te avisaré cuando comencemos la acción esta tarde". Damon se levantó y caminó hacia la puerta. "Por cierto, estaré muy ocupado durante los próximos días y no tendré tiempo para venir a verte. Así que mejor pórtate bien ahora que todavía estoy aquí".

Carlos lo ignoró por completo. Desbloqueó su teléfono y revisó la lista de contactos.

Damon se molestó por su fría actitud y se dio la vuelta para mirarlo con odio antes de abandonar la habitación.

Después de salir del hospital con Debbie, Curtis la llevó a la Plaza Internacional Shining.

Ella estaba demasiado preocupada por Carlos, así que no prestó atención a dónde iban. Cuando volvió a la realidad, vio que habían llegado a la entrada de la plaza.

"Compra lo que quieras y lo cargas a la cuenta de Damon. Él está forrado de dinero. Es como quitarle un pelo a un gato", Curtis dijo suavemente con una sonrisa.

Debbie sacudió la cabeza. "No, realmente no hay necesidad de eso. Carlos me ha comprado mucha ropa y zapatos, y algunos de ellos todavía están nuevos. Ahora Damon tiene una familia que mantener".

Sólo había bromeado cuando aceptó ir de compras sólo para dejar que Damon pagara la cuenta.

"No quieres ir de compras sola, ¿verdad? Yo puedo hacerte compañía", ofreció Curtis. Fingió no saber la verdadera razón por la que ella no quería divertirse.

'¿Por qué insiste en que vaya de compras?', Debbie pensó. "No tengo ganas de comprar en este momento", le dijo a Curtis con franqueza. Su esposo estaba gravemente herido. Sólo quería regresar a la mansión para prepararle comida nutritiva.

"¿Por qué no le compras algo a Carlos? Zelda ya no es la encargada, ahora te corresponde comprarle ropa, ¿verdad?".

'¿En serio? Sabe todo lo que sucede entre Carlos y yo', suspiró Debbie por dentro. "También tiene mucha ropa nueva. No creo que requiera más".

Curtis se rió en

ntre ellos.

Lo había hecho en un ataque de ira. No había pensado que Carlos descubriría la verdad de inmediato.

Sus ojos se llenaron de lágrimas y le gritó a Hayden: "¿Por qué Carlos Huo tenía que enamorarse de la mujer que abandonaste? Pensé que un CEO como él tendría un mejor gusto en mujeres. ¿Está ciego? ¿Qué tiene ella? ¡Quizá lo sedujo con su falsa inocencia!". Ella no podía aceptar la realidad. Odiaba admitir que Carlos prefería a Debbie.

Hayden le sirvió un vaso de agua y dijo con indiferencia: "Deb es una buena chica, estás cegada por el odio". Realmente sentía pena por Debbie; su hermana y su madre la habían tratado mal siempre.

"¿Es una buena chica? ¡Hayden, soy tu hermana! Una vez cortó mi precioso cabello y me abofeteó ante una multitud. ¡Nadie se había atrevido a hacerme algo así! Ella solía ir detrás de mí. Y ahora, es tan arrogante sólo porque es la señora Huo. Juro que yo le quitaré ese título. Hayden, todavía la amas, ¿no? ¿Qué tal si hacemos esto? Vamos a crear un plan para destruir su matrimonio". Portia tomó del brazo a Hayden y lo miró con una expresión de esperanza, tenía los ojos húmedos.

Hayden se apartó y le dijo con frialdad: "Está casada con Carlos Huo, no con Emmett Zhong. ¿Quieres que luche contra Carlos? ¿Estás loca?". Había intentado robarle a Debbie más de una vez. Pero sin importar lo que hiciera, Carlos siempre lo descubría y se vengaba sin demora.

Portia se arrojó sobre un sofá cercano, frustrada. La sola idea de que Debbie era la esposa de Carlos era una tortura para ella. No tenía apetito y apenas podía conciliar el sueño por las noches.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir